Los alimentos producidos mediante la ingeniería genética podrían ser el salvavidas para los países en desarrollo

Lunes 28 febrero 2000 (hace 16 años 9 meses 10 días)
En el mundo desarrollado, las sociedades disfrutan de dietas abundantes más variadas ahora que en cualquier otro momento en la historia. Esto contrasta severamente con el mundo en desarrollo donde cada día millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria profunda. Una parte de la solución para equilibrar esta situación podría ser algo que está creando cada vez más controversia en el mundo desarrollado: alimentos transgénicos. Susan McCouch, de la Cornell University, profesora asociada del cultivo de plantas, pregunta si es ético que personas bien alimentadas en Estados Unidos, Canadá y Europa ignoren la posibilidad de la biotecnología para mejorar el estado nutritivo de personas hambrientas por todo el mundo, particularmente cuando la misma tecnología se utiliza para extender la esperanza de vida mediante la producción de fármacos. McCough hizo esta observación en su charla, "¿La biotecnología es la respuesta?" durante la reunión anual de la "American Society for the Advancement of Science" que tuvo lugar el 19 febrero en Washington, D.C. Si se utiliza de forma correcta, la biotecnología agrícola puede ayudar a aliviar el hambre y la malnutrición que existe en el mundo, dijo McCouch, dando el ejemplo del arroz modificado genéticamente para producir hierro o la provitamina A (beta caroteno) como un producto que tiene la posibilidad de mejorar la calidad de vida de millones de personas. "A las personas que sufren la malnutrición normalmente les faltan niveles esenciales de micronutrientes porque les falta el poder adquisitivo para obtener la diversidad adecuada en su dieta," dijo McCouch. El impacto de suministrar estos micronutrientes esenciales a través de los alimentos como el arroz amarillo enriquecido es paralelo (en Estados Unidos) a fortelecer la leche con vitamina D, la sal con yodo o el zumo de naranja con calcio." El arroz transgénico, apuntó, ofrece asistencia inmediata como comida principal para personas necesitadas". "Cómo el potencial de la imaginación humana y espíritu creativo deberían ser nutridos, guiados, interpretados y finalmente dirigidos y controlados con respecto a la biotecnología es una questión de dimensiones profundas sociales, económicas y éticas," dijo McCrouch. "Merecen ser discutidos, contemplados y digeridos a todos los niveles de la sociedad."

February 19, 2000 / Cornell University / WASHINGTON, D.C.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags