Lee este artículo en:

Efectos del confinamiento de las cerdas en la lactación durante diferentes periodos de tiempo

El alojamiento en grupo de las cerdas lactantes tras un período en jaula reducido de 7 días después del parto no afectó a su nivel de actividad ni a las lesiones en la piel y tampoco a la mortalidad en paridera. Por lo tanto, se recomienda permitir a las cerdas moverse en cierto espacio al final de la lactación.

Viernes 23 octubre 2015 (hace 1 años 1 meses 18 días)

Las jaulas de parto afectan negativamente al bienestar de las cerdas y, por tanto, son necesarias otras alternativas. Dado el incremento del tamaño de las explotaciones, se necesita experiencia práctica en el alojamiento en grupo para forzar la implementación de estos sistemas a nivel de campo. Junto a los aspectos de eficiencia, la mayor tasa de mortalidad de los lechones durante el primer día postparto (pp) es una de las cuestiones más criticadas. Por lo tanto, el alojamiento en grupo después de un período en jaula limitado a los primeros días pp podría ser una alternativa viable para mejorar el bienestar en la producción intensiva.

El objetivo de este estudio fue investigar el efecto de alojar en jaulas a las cerdas en la lactación durante diferentes períodos de tiempo sobre las alteraciones en la piel y su comportamiento y el rendimiento de los lechones. Se observó a las primerizas de una explotación comercial desde los 5 hasta 26 días pp alojadas en jaulas de parto (1,85 x 2,50 m) que se podían transformar de jaulas a corrales para el alojamiento en grupo. Los animales se dividieron en tres grupos que fueron alojados en jaulas desde el nacimiento hasta el destete (grupo A, n=55), hasta 14 días pp (Grupo B; n=54) o hasta 7 días pp (Grupo C, n=59). El comportamiento de seis primerizas por grupo seleccionadas al azar fue grabado en vídeo desde los 5 a 26 días pp y se analizó mediante la técnica de muestreo de tiempo. Las lesiones en las patas, vértebra lumbar y espalda se anotaron los días 7, 14 y 25 pp. Los lechones se pesaron ​​semanalmente, se anotaron las causas de las pérdidas de peso y también se midieron las pérdidas de peso de las primerizas.

Sin diferencias observadas entre los grupos, los animales estuvieron del 72 al 76% del tiempo tumbados de lado, del 14 al 17% tumbados en posición abdominal o semi-abdominal, del 9 al 10% de pie y del 1 al 3% sentados. Las cerdas del grupo B estuvieron más tiempo tumbadas durante las semanas 3 y 4 de lactación en comparación con las del grupo A y C. La incidencia de lesiones leves en la espalda aumentó del <1% el día 7 hasta el 4% el día 14 y el 14% el día 25 pp. El día 25 pp, el 5% de las primerizas estudiadas mostraron lesiones moderadas en la espalda. La tasas de mortalidad de los lechones fueron del 11,4%, 12,9% y 13,3% para los grupos A, B y C, respectivamente, mientras que casi el 90% de las muertes ocurrieron en la primera semana pp.

En conclusión, el alojamiento en grupo de las cerdas lactantes tras un período en jaula reducido de 7 días después del parto no afectó a su nivel de actividad ni a las lesiones en la piel y tampoco a la mortalidad en paridera. Por lo tanto, se recomienda permitir a las cerdas moverse en cierto espacio al final de la lactación.

C. Lambertza, M. Petig, A. Elkmann and M. Gauly. Confinement of sows for different periods during lactation: effects on behaviour and lesions of sows and performance of piglets. Animal, Volume 9, Issue 08, August 2015, pp 1373-1378.
DOI: http://dx.doi.org/10.1017/S1751731115000889

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags