Efecto del regimen alimentario prepubertal en el desarrollo reproductivo de primerizas

Viernes 11 febrero 2000 (hace 16 años 9 meses 23 días)
Se investigó el efecto del nivel de alimentación prepubertal en el crecimiento y desarrollo reproductivo de primerizas. A las 13 semanas de edad, se alojaron individualmente primerizas híbridas blancas y se les asignaron los siguientes tratamientos: Ad lib, ingesta ad libitum desde la semana 13 hasta la semana 25 de vida (n = 64); Control, ingesta ad libitum desde la semana 13 hasta los 100 kg PC y depués 90% de ingesta ad libitum hasta la semana 25 de vida (n = 65); y restringida, 74% de la ingesta ad libitum desde la semana 13 hasta la semana 25 de vida (n = 64). El pienso se formuló para restringir principalmente la ingesta de energía. El estudio se replicó en dos estaciones. A las 25 semanas de vida, las primerizas se trasladaron a corrales en grupo, aproximadamente 16 primerizas/corral, se les permitieron acceso ad libitum al pienso y se inició la detección de estro. Se cubrieron las primerizas al primer estro y las repetidoras se volvieron a cubrir. Después de la cubrición, las primerizas se trasladaron a jaulas de gestación y alimentadas 1,5x pienso de mantenimiento. A los 30 días de gestación, se recogieron los aparatos reproductivos y se registraron el número de cuerpos luteos (CL) y de embriones vivos. Desde la semana 13 hasta la semana 25 de vida, el consumo de pienso fue de 258 kg para el grupo ad lib, 251kg para el grupo control y 189 kg/primeriza para el grupo restringido, y, desde la semana 13 de vida hasta los 30 días de gestación el consumo total de pienso fue de 367 kg para el grupo ad lib, 356 kg para el grupo control y 299 kg/primeriza para el grupo restringido. La edad a pubertad (196 días) y gestación (200 días) no se vio afectada por el tratamiento. Sin embargo, el ritmo de alcance de la pubertad de las primerizas ( porcentaje pubertal a los 28 días) fue mayor en el grupo ad lib (75) y menor en el grupo de control (61). El número de CL y embriones vivos a los 30 días de gestación/primeriza asignada al estudio no se vio afectado por el tratamiento. La cantidad de pienso consumido desde la semana 13 de vida hasta los 30 días de gestación por embrión vivo en primerizas asignadas al estudio fue de 40,0 kg para el grupo ad lib, 39,8 kg para el grupo control y 30,6 kg/primeriza para el grupo restringido. Estos resultados indican que la restricción moderada de alimentación en primerizas durante el desarrollo prepubertal puede incrementar la eficacia de la producción porcina sin causar un impacto negativo en el rendimiento reproductivo hasta los 30 días de gestación.

Klindt J, Yen JT, Christenson RK. Journal of Animal Science 77(8):1968- 1976, 1999.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags