Detección del HEV en diferentes muestras procedentes de cerdos infectados de forma natural

Lunes 11 junio 2007 (hace 9 años 6 meses)
Un total de 69 cerdos fueron analizados por el Servicio de Diagnóstico de Patología Veterinaria de la Facultad de Veterinaria de Barcelona con el objetivo de correlacionar la presencia del virus de la hepatitis E (HEV) en cerdos mediante RT-PCR en muestras de suero, bilis, heces o tejidos con la presencia de lesiones en el hígado.

El HEV se detectó en como mínimo una muestra en 26 de los 69 cerdos analizados (37,7%) siendo la bilis la muestra analizada que dio lugar a una mayor frecuencia de resultados positivos, seguida por los nódulos linfáticos mesentéricos, hígado, heces y suero. Por edades, el HEV se detectó en 7 animales de 1 mes de edad, 8 animales de 2 meses y 11 animales de 3 meses, lo que demuestra que el virus puede detectase en animales menores a 2 meses de edad, cuando la mayoría de estudios lo sitúan entre los 2 y 4 meses. Del total de cerdos analizados, un 31,9% tenían signos de hepatitis de suaves a moderados caracterizados principalmente por la presencia de infiltración de células inflamatorias mononucleares en las áreas periportal y/o multifocal distribuidas de forma aleatoria por el parénquima del hígado. Sólo 5 de lso 10 cerdos a los que se les detectó HEV en hígado tenían hepatitis. Del total de animales con como mínimo una muestra positiva para HEV mediante RT-PCR, un 57,7% mostraron lesiones de hepatitis mientras que entre los animales RT-PCR negativos, un 16,3% (7/43) mostraron también lesiones microscópicas en el hígado.

Los resultados obtenidos muestran una elevada prevalencia del HEV en la cabaña porcina española en animales de 1 a 3 meses de vida. Por otro lado, el estudio destaca que el análisis mediante RT-PCR de muestras de suero o heces dio lugar a un bajo porcentaje de cerdos infectados (13/26; un 50%) mientras que la mayor sensibilidad se observó al analizar muestras de hígado, nódulos linfáticos mesentéricos y bilis (19/23; un 73,1%) debido probablemente a que estos órganos son puntos de replicación del virus y, por lo tanto, se encuentra presente en mayor cantidad en comparación con suero y heces de forma que se puede concluir que la prevalencia de la infección por el HEV obtenida mediante detección en heces y suero subestima la prevalencia real. Los resultados también mostraron que el HEV se encontraba presente en más de la mitad de casos de hepatitis, aunque no se observó una relación directa del virus con el hígado. Estos resultados apoyarían, de forma indirecta, la idea que las lesiones en hígado asociadas a la infección por HEV pueden no ser un efecto directo de la replicación del virus.

N. De Deus, C. Seminati, S. Pina, E. Mateu, M. Martín, J. Segalés. Detection of hepatitis e virus (HEV) in samples of naturally infected pigs. Proceedings of the 19th IPVS Congress, Copenhagen, Denmark. 2006. Vol. 1.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags