Lee este artículo en:

Detección de Salmonella spp. en fluidos orales porcinos, cubrezapatos y muestras fecales

El objetivo de este estudio fue comparar la precisión de las muestras de fluidos orales y cubrezapatos con el estándar actual de muestreo, el fecal, para la identificación de Salmonella.

Lunes 4 junio 2018 (hace 4 meses 19 días)
me gusta

La salmonelosis en los cerdos, que generalmente se observa durante la fase de destete o engorde, puede resultar en una enfermedad clínica o establecer un estado de portador. En un estado de portador, la Salmonella se elimina de forma intermitente en las heces, creando un problema de salud pública dando lugar a una posible contaminación de la carne de cerdo. La detección precisa y oportuna de la Salmonella es vital para iniciar los protocolos de tratamiento y las estrategias de prevención adecuados. Los veterinarios con frecuencia se preguntan qué tipo de muestra es la mejor para la vigilancia de la Salmonella a nivel de explotación. Las muestras de fluidos orales, actualmente ampliamente utilizadas para la detección de PRRSV y SIV, son rápidas de recoger y económicas. Los cubrezapatos, aunque son muestras fáciles de recoger, no se utilizan con frecuencia para la vigilancia de patógenos en la industria porcina. Las muestras fecales son la muestra más comúnmente utilizada para la detección de muchos virus y bacterias en cerdos, pero su recogida requiere más tiempo que los dos tipos de muestra anteriores. El objetivo de este estudio fue comparar la precisión de las muestras de fluidos orales y cubrezapatos con el estándar actual de muestreo, el fecal, para la identificación de Salmonella utilizando cerdos inoculados experimentalmente con varios serotipos de Salmonella.

Los cerdos, de cinco semanas de vida, fueron infectados de forma experimental con 109 ufc de Salmonella mediante sonda oral y escobillones en tonsilas utilizando aislados obtenidos a partir de muestras clínicas enviadas al Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de la Universidad Estatal de Iowa. Veinte cerdos fueron infectados con Salmonella Typhimurium y 20 con Salmonella I 4, [5], 12: i: - (2 grupos separados con 5 corrales, 4 cerdos en cada corral). Se tomaron las temperaturas rectales de todos los cerdos diariamente hasta 7 días después de la inoculación (PI) y luego cada dos semanas durante las 3 semanas restantes. Las muestras se recogieron los días 2, 4, 7, 14, 21 y 28 después de la inoculación. Los protectores que se colocaron sobre el calzado (cubrezapatos) se recogieron durante el recorrido dentro del corral a cada momento establecido recogiendo un par de cubrezapatos en todos los corrales por serotipo infectante. Se recogieron fluidos orales colgando una cuerda en cada corral durante 30-60 minutos. Las muestras fecales se recogieron mediante palpación digital rectal de cada cerdo. Las muestras se almacenaron a -80 °C desde el momento de la recogida y hasta que se realizó la cuantificación de Salmonella. La cuantificación de Salmonella se completó usando el método de recuento de placa estándar en agar Xilosa-Lisina-Tergitol-4 (XLT4). Todas las muestras fueron también enriquecidas en agua de peptona tamponada durante 18-24 horas y luego se plaquearon en agar Brilliant Green (BG) y agar XLT4. Un subconjunto de colonias para cada muestra característica de Salmonella, negro sobre agar XLT4 y rojo sobre agar BG, se confirmó como Salmonella usando MAL-DI-TOF-MS.

Las temperaturas rectales medias de los cerdos alcanzaron su punto máximo el segundo día después de la inoculación alcanzando los 39,3ºC y volvieron a niveles cercanos a la temperatura basal el día cinco PI (38,5 ºC). Las cantidades promedio de Salmonella en las heces alcanzaron su punto máximo el día 2 PI (8,04 × 104 ufc/ml) y fueron detectables en las heces con el enriquecimiento a los 28 días PI. En los fluidos orales, las cantidades promedio de Salmonella alcanzaron su punto máximo el día 3 PI (5,6 × 102 ufc/ml) y ya no fue detectable más allá del día 7 PI. Para los cubrezapatos, estos se mostraron solo esporádicamente positivos durante todo el período de prueba, con el nivel promedio más alto de detección de Salmonella de solo 100 ufc/ml el día 4 PI y solo fue detectable hasta el día 4 PI. La selección del tipo de muestra más apropiado es importante para una adecuada vigilancia de los patógenos. Los cubrezapatos se mostraron como un tipo de muestra inaceptable para detectar Salmonella, dado que las muestras positivas para Salmonella no reflejaban el nivel de la enfermedad ni eran consistentemente positivas. Los fluidos orales serían un tipo de muestra aceptable para la detección, pero solo durante la fase aguda de un brote de Salmonella cuando los niveles son los más altos. En el caso de las muestras de fluidos orales se recomienda el enriquecimiento de estas para asegurar que haya un nivel adecuado de Salmonella para su detección a través del cultivo.

Aunque la recogida de muestras de heces es la más lenta, debe seguir siendo el método estándar para la detección de Salmonella, ya que las muestras fecales reflejaron el nivel de enfermedad indicado por las temperaturas rectales, además de presentar los niveles más altos de Salmonella durante un mayor periodo post-infección.

S. Naberhaus, A. Krull, B. Arruda, P. Arruda, D. Magstadt, F. Matias Ferreyra, Honorato Gatto, H. Meiroz de Souza Almeida, A. Kreuder. Comparison of pathogenic Salmonella spp. detection from porcine oral fluids, over-the-shoe booties, and fecal samples. 49 th Annual Meeting of the American Association of Swine Veterinarians (March 3-6, 2018)

ver más artículos relacionados con el artículo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags