Lee este artículo en:

Prevalencia de lesiones en matadero según el peso al destete

Pericarditis en un cerdo de matadero.
Pericarditis en un cerdo de matadero.

La prevalencia de neumonía micoplásmica y de lesiones pericárdicas era significativamente mayor en los lechones destetados con pesos bajos, pese a que se les proporcionaba un sistema productivo mejor.

Martes 27 diciembre 2016 (hace 1 años 6 meses 22 días)
Edu ZamPablodelcarmenAnna Ingla

Introducción

Este caso clínico muestra la evolución de lesiones en matadero desde octubre de 2014 hasta abril de 2016 en una granja de 280 cerdas en Irlanda. Durante este periodo, se detectaron notables diferencias en el nivel de lesiones patológicas asociadas a cambios en el régimen de vacunación frente a Mycoplasma hyopneumoniae (M hyo) y a diferentes sistemas de producción.

 

Sistema productivo

La granja consta de dos sitios. Las cerdas están en el sitio 2. Hay cerdos destetados y de engorde tanto en el sitio 1 como en el 2. Cada semana se destetan aproximadamente 160 cerdos con una media de 28 días de vida. El 50% de los cerdos destetados se quedan en la transición del sitio 2 mientras que el otro 50% se trasladan al sitio 1, donde también serán engordados. Al finalizar la transición, 8 de cada 10 lotes del sitio 2 se trasladan al sitio 1, los otros 2 lotes realizan el engorde en el sitio 2. La figura 1 ilustra el flujo de cerdos entre ambos sitios.

Figura 1: Esquema de los dos sitios de producción y del flujo de animales.

Figura 1: Esquema de los dos sitios de producción y del flujo de animales.

Estatus sanitario

La granja está infectada con M. hyo, PRRS, PCV2 e influenza porcina.

 

Plan sanitario: higiene y protocolos vacunales y de medicaciones

Las instalaciones de transición del sitio 1 se lavan y desinfectan entre lotes. Las transición y el engorde del sitio 2 se lavan pero no se desinfectan entre lotes.

Los lechones se vacunan frente a M. hyo (dosis única hasta diciembre de 2014 y dos dosis a partir de ese momento), PRRS y PCV2.

Se proporciona "creep feed" durante los 7-14 primeros días post-destete con amoxicilina y óxido de zinc. El pienso de iniciación (link feed) contiene óxido de zinc. Los piensos de transición y engorde no están medicados.

La tabla 1 describe los programas de higiene, vacunación y medicación utilizados en 2015-2016.

Tabla 1: Programas de higiene, vacunación y medicación utilizados en 2015-2016.

  Sitio 2 cerdas+destete+engorde Sitio 1 destete+engorde
Edad de destete 28 días
Higiene  
Transición 1 Lavar/Desinfectar
Transición 2/Engorde Lavar
Vacunas Mycoplasma (7+28 días)
PRRS (14 días)
PCV2 (28 días)
Medicación en pienso  
Creep Amoxicillina, ZnO
Link feed ZnO

 

Control en matadero 2014-2015

Con motivo de un aumento de las enfermedes respiratorias observadas en la granja, en octubre de 2014 se realizó un control AIMS (Agrihealth Inspection and Monitoring Service) en el matadero. La proporción de cerdos con lesiones de neumonía micoplásmica (50%) y la puntuación media (método Goodwin) por cerdo (4,3) fueron elevadas. Se confirmó la implicación de M. hyo mediante histopatología de lesiones pulmonares fijadas en formalina. La prevalencia de pleuritis fue baja.

Se revisó la vacunación frente a M. hyo. El protocolo existente de una sola dosis se cambió por otro con dos aplicaciones, a los 7 y a los 28 días de vida.

Se fijaron inspecciones semestrales en matadero, siendo la primera en abril de 2015, cuando se sacrificaron los últimos lotes de cerdos vacunados con el antiguo protocolo.

El 56% de los pulmones que se examinaron en abril de 2015 tenían lesiones de neumonía micoplásmica, con una puntuación media de 5,9. Estos hallazgos fueron similares a los resultados de la inspección que se había llevado a cabo en octubre de 2014.

En octubre de 2015 se llevó a cabo la primera inspección de cerdos que habían recibido dos dosis vacunales frente a M hyo. Se observó una reducción significativa del nivel de neumonía por micoplasma (proporción de pulmones con lesiones 35%, puntuación media de neumonía 1,4).

Los niveles de neumonía micoplásmica, pleuritis y pericarditis registrados en el periodo octubre 2014-2015 se presentan en la figura 2. Todos los cerdos inspeccionados en 2014 y 2015 procedían del sitio 1 (en el que no hay cerdas).

Figura 2: Hallazgos en matadero en 2014-2015 de animales mezclados (cebados en el sitio 1, pero que habían pasado la transición bien en el sitio 1 o en el 2).
Figura 2: Hallazgos en matadero en 2014-2015 de animales mezclados (cebados en el sitio 1, pero que habían pasado la transición bien en el sitio 1 o en el 2).

 

Control en matadero en 2016

En abril de 2016 se realizó otra inspección en el matadero. En esta ocasión se examinaron cerdos tanto del sitio 1 (dónde sólo se realizaban transiciones y engordes) como del sitio 2 (el que incluye las cerdas). Los cerdos del sitio 1 habían sido trasladados allí al destete. Se observó una notable diferencia en el nivel de neumonía micoplásmica y pericarditis entre los animales de ambos orígenes: en el sitio 2 los niveles de neumonía eran 50 veces más elevados y los de pericarditis 4 veces. La prevalencia de pleuritis era baja en los cerdos de ambos sitios.

La figura 3 muestra los hallazgos del control en matadero de octubre de 2015 y abril de 2016.

Figura 3: Hallazgos en matadero de animales mezclados (octubre 2015) y sitios 1 y 2 (abril 2016).

Figura 3: Hallazgos en matadero de animales mezclados (octubre 2015) y sitios 1 y 2 (abril 2016).

 

Diferencias entre el sitio 1 y 2

La diferencia significativa entre el nivel de neumonía y pericarditis registrados en cerdos de ambos sistemas de producción fue inesperado. El elevado nivel de enfermedad en cerdos del sitio 2 (el de la reproducción), en comparación con el de los del sitio 1, se produjo pese a que se les proporcionaba una nutrición, alojamiento y atención preferente.

La investigación consiguiente identificó los motivos para esta variación de los niveles de enfermedad. Al destete, los cerdos se separaban en dos grupos según su peso. La selección se hacía visualmente ya que los cerdos no se pesaban con regularidad. El grupo de menos peso se mantenía en el sitio de la reproducción (sitio 2) y los más pesados se trasladaban al sitio 1. El motivo era cuidar mejor a los lechones de menor peso.

La figura 4 muestra los datos de la figura 3, en los que se ha reemplazado las palabras ‘sitio 1’ y ‘sitio 2’ por ‘pesados’ y ‘ligeros’.

Figura 4: Hallazgos en matadero de animales mezclados (octubre 2015) y animales ligeros o pesados (abril 2016).

Figura 4: Hallazgos en matadero de animales mezclados (octubre 2015) y animales ligeros o pesados (abril 2016).

 

Tendencias de los controles

El programa de control AIMS registra, analiza y hace informes sobre los datos obtenidos en las inspecciones de las canales. Puede evaluarse la tendencia de una granja individual en el tiempo o compararla con otras del mismo propietario o de terceros. Los controles AIMS facilitan la monitorización de la salud de la industria porcina a lo largo del tiempo. Se examinaron las tendencias de neumonía micoplásmica, pleuritis y pericarditis de todas las granjas irlandesas inspeccionadas por mi empresa durante el periodo entre enero de 2014 y mayo de 2016. Resultó que el porcentaje de cerdos con pericarditis se dobló durante este periodo, del 4,5% al 9%.

Las tendencias en neumonía, pleuritis y pericarditis se muestran en la figura 5.

Figura 5: Tendencia de la industria porcina irlandesa en lesiones de matadero 2014-2016.

Figura 5: Tendencia de la industria porcina irlandesa en lesiones de matadero 2014-2016.

 

Conclusiones

En esta granja se consiguió mejorar el control de la neumonía micoplásmica tras cambiar el programa vacunal frente a micoplasma de una dosis única a dos dosis.

La prevalencia de neumonía micoplásmica y lesiones de pericarditis era significativamente mayor en cerdos destetados a pesos bajos, pese a proporcionarles un mejor sistema productivo.

Los niveles de pericarditis han aumentado un 100% (4,5 a 9%) en las granjas irlandesas inspeccionadas por el sistema AIMS entre 2014 y 2016.

 

Discusión

La mayor incidencia de neumonía y pericarditis en los lechones de menos peso de esta granja, pese al tratamiento preferente que recibían en el post-destete, provocaron una discusión con el ganadero sobre la mejor manera de manejar a los lechones de poco peso. Acordamos que todas las intervenciones que aumentaran el peso al nacimiento o al destete serían beneficiosas.

En esta granja, el peso medio de una muestra aleatoria de 20 lechones de peso bajo al destete fue de 6 kg. Pese a que la diferencia en el nivel de neumonía (x50) y pericarditis (x4) entre los dos grupos de peso era elevada, el nivel absoluto de neumonía en el grupo de peso bajo todavía era aceptable. Como el peso al destete de los lechones pequeños no era extremadamente bajo y los niveles de enfermedad en el matadero tampoco eran extremos, decidimos que no era esencial hacer ningún ajuste al sistema productivo. En otras granjas con pesos al destete menores y niveles de enfermedad más elevados, estaría justificado intervenir.

En muchos países productores de cerdos, incluyendo Irlanda, se ha registrado un aumento del tamaño de camada en los últimos años. Esto ha comportado el nacimiento de un número cada vez más elevado de lechones pequeños, que tienden a tener un peso de destete subóptimo. En mi opinión, el nacimiento de más lechones con poco peso es la clave que explica el aumento de pericarditis observadas en los mataderos irlandeses desde 2014.

La pericarditis puede estar causada por una gran variedad de bacterias, como Haemophilus parasuis, Streptococcus suis y Mycoplasma hyorhinis, los cuales también pueden causar poliserositis. Sin embargo, en este caso y en Irlanda en general, las granjas con una elevada prevalencia de pericarditis no suelen tener unos niveles de pleuritis ni de peritonitis por encima de la media. Identificar al agente infeccioso responsable de las pericarditis en las granjas afectadas puede ser complicado. Por lo tanto, puede ser más productivo centrarse en las medidas que aumenten el peso al nacimiento y al destete, así como ayudar a los cerdos con bajo peso tras el destete, que centrarse en el control de la pericarditis. Sin embargo, se necesita más investigación sobre las causas de pericarditis, como entidad específica más que como parte del complejo poliserositis.

Casos clínicos

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags