3 comentarios

Lee este artículo en:

Aumento de las repeticiones en verano y baja prolificidad anual

La granja informa de un problema de baja prolificidad (media de nacidos vivos anual de 11,91) y una baja fertilidad en verano, con un notable aumento de repeticiones acíclicas.

Descripción de la granja

La granja está situada en el valle del Po, en el norte de Italia, tiene 1.400 cerdas y vende lechones con 35-40 kg de peso. Está libre de Aujeszky pero es positiva a PRRS, M hyo y App. En las reproductoras se aplica el siguiente programa vacunal:

  • Aujeszky: 3 veces al año (que se administra junto con influenza en 2 de las 3 ocasiones),
  • Coli y rinitis: 2 vacunaciones en las nulíparas en el segundo tercio de gestación,
  • Mal rojo y parvovirus: en paridera la semana anterior al destete,
  • PRRS: se realiza según el programa 6-60 (6 días post-parto y 60 días de gestación).

La reposición se introduce con 30 kg y es negativa a PRRS. Se aloja en unas instalaciones separadas de la granja hasta alrededor de los 50 kg, entonces se trasladan a la granja, pero se siguen manteniendo aisladas y en régimen de TD/TF.

Aparición del caso

La granja informa de un problema de baja prolificidad: la media de los nacidos vivos en 2015 fue de 11,91. Se observa que el número de nacidos vivos es bajo, independientemente del número de parto (tabla 1).

Tabla 1. Número de nacidos en 2015 según el número de parto.

Ciclo nacidos totales nacidos vivos nacidos muertos
1 11,19 10,67 0,52
2 11,96 11,58 0,38
3 12,71 12,31 0,40
4 13,36 12,69 0,67
5 13,42 12,54 0,88
6 13,36 12,35 1,01
7 13,24 11,92 1,32
≥8 12,89 11,64 1,25
12,62 11,91 0,71

Figura 1. Media de nacidos vivos en 2015 según el número de parto.
Figura 1. Media de nacidos vivos en 2015 según el número de parto.

En las primerizas se registra un número de momificados ligeramente superior al normal (3,7%) pero, en general, se puede afirmar que el número de lechones concebidos es extrañamente bajo. El cuadro descrito contrasta con una fertilidad a ecógrafo elevada aunque el índice de partos sufre una caída en verano.

En el periodo estival hay un empeoramiento de los problemas relacionado con la reabsorción que se produce incluso después del diagnóstico ecográfico. En algunos casos se observan abortos tempranos, mientras que en otros se encuentran cerdas vacías en los parques sin haber detectado abortos. En la tabla 2 se muestran los resultados mensuales de fertilidad y de tasa de partos.

Tabla 2: Resultados mensuales de 2015 de fertilidad ecográfica y tasa de partos.

Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic
Fertilidad ecográfica (%) 93,2 92,5 91,5 90,3 91,5 89,5 83,2 82,2 84,4 86,2 92,1 93,4
Tasa de partos (%) 90,1 88,4 87,1 86,4 86,1 85,3 71,1 68,3 70,1 80,8 89,9 91,2

Gráfica 2. Resultados mensuales en 2015 de fertilidad ecográfica y tasa de partos.
Gráfica 2. Resultados mensuales en 2015 de fertilidad ecográfica y tasa de partos.

En la distribución de las repeticiones cíclicas y acíclicas se observa además una desviación hacia las acíclicas, lo que es, obviamente, una señal de alarma pese a que en la granja no hay manifestaciones clínicas que hagan pensar en problemas sanitarios. Evidentemente en verano, cuando la infertilidad es más elevada, el porcentaje de repeticiones acíclicas aumenta considerablemente. Se han realizado analíticas para patologías que puedan interferir con la fertilidad y la prolificidad, pero los resultados han sido negativos. En las figuras 3 y 4 se muestra gráficamente cómo se distribuyen las repeticiones en el periodo favorable (entre octubre y junio) y en los meses de verano (entre julio y septiembre). En general se ve como las repeticiones acíclicas suelen ser más elevadas respecto a las esperadas, con un fuerte empeoramiento en verano de la relación entre las cíclicas y las acíclicas.

Figura 3. Análisis de repeticiones en el periodo favorable (de enero a junio y de octubre a diciembre de 2015).
Figura 3. Análisis de repeticiones en el periodo favorable (de enero a junio y de octubre a diciembre de 2015).

Figura 4. Análisis de repeticiones en el periodo desfavorable (julio - septiembre de 2015).
Figura 4. Análisis de repeticiones en el periodo desfavorable (julio - septiembre de 2015).

Discusión sobre el caso

Lo primero que se decide verificar es la precisión del diagnóstico ecográfico. En esta granja se realizan dos ecografías, ambas llevadas a cabo por el propio personal. La primera se practica entre los 23 y los 29 días de gestación, y la segunda a los 40 días. Como se ha mencionado antes, entre la primera y la segunda ecografía se pierden gestaciones: se observan abortos tempranos o, en algunos casos, la cerda aparece vacía en la segunda ecografía sin detectar el aborto. Después de asegurarnos que se realizan correctamente, se investiga la detección de celos, el momento y la técnica de inseminación, que también son correctas. También se verifica que los operarios de sala anoten correctamente el número de lechones nacidos vivos, muertos, momificados y aplastados en el momento del parto.

En este punto empieza a surgir la idea de que el bajo número de nacidos pueda tener relación con una entrada prematura en parques después de la fecundación. Se sospecha que durante una buena parte del año, cuando hay menos estrés ambiental, las cerdas siguen gestando aunque terminan pariendo un número relativamente bajo de lechones. En otras ocasiones, como el verano, se pierden gestaciones ya instauradas, lo que podría explicar el gran número de repeticiones acíclicas.

Cerdas gestantes en parques.
Cerdas gestantes en parques.

Esta teoría también puede explicar el hecho de que en los periodos más favorables del año se registran unos porcentajes excelentes de fertilidad y tasa de partos, mientras que el número de nacidos es insatisfactorio.

En cada grupo de cerdas hay entre 16-18 animales, aunque pueden llegar hasta 28-30. Las cerdas son alimentadas 2 veces al día, mañana y tarde.

Pruebas realizadas

Antes de considerar la creación de un nuevo espacio donde puedan alojarse todas las cerdas en jaulas durante las 4 primeras semanas de gestación, como ya contempla la normativa de la UE sobre bienestar animal, se decide, junto con los propietarios y la gerencia, cambiar el uso de las jaulas presentes en la explotación. Estas jaulas se usaban para cerdas destetadas hasta la cubrición y después de ese momento los animales ya se trasladaban a los parques para que las nuevas cerdas destetadas pudieran alojarse en las mismas jaulas.

Como consecuencia de las hipótesis hechas, se decide destetar a las cerdas directamente en parques y una banda (semanal) de cada 4 pasa a las jaulas en el momento de la cubrición, donde permanecen durante los primeros 28 días de gestación. Evidentemente las otras bandas son destetadas y cubiertas en parques.

Cerdas en jaulas.
Cerdas en jaulas.

Evolución del caso

A partir de diciembre de 2015 se empiezan a alternar las 3 bandas que hacen toda la gestación en parques con la banda que se mantiene en jaulas desde la fecundación hasta los primeros 28 días de gestación.

El resultado ecográfico y la tasa de partos de las bandas que ya han llegado a término en el momento de escribir este texto, presentan unos porcentajes de fertilidad y de tasa de partos óptimos, los habituales para esta granja fuera del periodo estival (ver figura 5).

Figura 5. Fertilidad ecográfica y tasa de partos entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).
Figura 5. Fertilidad ecográfica y tasa de partos entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).

El aspecto más interesante son los lechones nacidos, tal como se presenta en la figura 6. De hecho, las cerdas que han permanecido en jaulas hasta los 28 días post inseminación han registrado 1 nacido total más que las destetadas y cubiertas en parques (13,84 vs 12,80 nacidos totales).

Figura 6: Nacidos totales, vivos y muertos entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).
Figura 6: Nacidos totales, vivos y muertos entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).

La diferencia todavía es mayor en las primíparas. Pese a que en esta categoría no se reportan diferencias relativas a la fertilidad o a la tasa de partos, se observa una diferencia de 1,55 lechones en los nacidos totales (13,04 vs 11,49) dejando entrever que probablemente las cerdas de reposición son más sensibles al efecto de la entrada precoz al parque (a menudo se mezclaban con las multíparas debido a la gran densidad de los parques). En las figuras 7 y 8 se resumen los datos de las primíparas.

Figura 7. Resultados de las primíparas entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).
Figura 7. Resultados de las primíparas entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).

Figura 8. Resultados de las primíparas comparados entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).
Figura 8. Resultados de las primíparas comparados entre diciembre de 2015 y junio de 2016 (*cerdas en jaulas desde el destete hasta 28 días de gestación).

También son interesantes los datos de los meses de verano: las cerdas que han pasado las 4 primeras semanas en jaulas no han tenido la clásica reducción de la fertilidad y no han manifestado los problemas de reabsorciones y de repeticiones acíclicas. En cambio, las cerdas que han sido cubiertas y han pasado toda la gestación en los parques, si bien han presentado menos repeticiones que en 2015, en alguna semana han superado el 10%.

Tabla 3: Evolución (jaulas vs parques) de la fertilidad a primera y segunda ecografia en los meses de verano.

Semana Posición (jaula/parque) Fertilidad 1ª ecografía Fertilidad 2ª ecografía
28-2016 J 94,61 91,44
29-2016 P 92,12 89,42
30-2016 P 90,1 84,19
31-2016 P 98,28 94,83
32-2016 P 89,56 78,25
33-2016 J 91,35 87,04
34-2016 P 90,67 83,44
35-2016 P 89,61 84,51
36-2016 P 86,34 73,56
37-2016 P 90,23 87,35
38-2016 J 92,77 88,89
39-2016 P 91,6 86,4
40-2016 P 88,43 83,9
41-2016 P 93,45 90,18

Hay que tener en cuenta dos factores: el verano de 2016 no ha sido tan caluroso como el precedente y, además, como consecuencia del análisis de los primeros resultados, se puso un mayor cuidado en la formación de los grupos, tratando de reducir las densidades (por debajo a lo dispuesto en la normativa de bienestar animal) y de agrupar a los animales según peso y tamaño. Por otra parte, para aumentar la tranquilidad de los animales, especialmente en el delicado periodo de la implantación embrionaria, se decide alimentar a las cerdas una vez al día. Evidentemente esta práctica se mantiene durante el resto de la gestación. Para mejorar la sensación de saciedad de las reproductoras durante el primer mes de gestación, también se ha aumentado un 10-15% la cantidad de pienso. A medida que avanza la gestación se reduce progresivamente, de forma que al final reciben más o menos la misma cantidad de pienso.

Conclusión

En el momento de escribir este artículo todavía no se conoce el número de nacidos como resultado de las cubriciones de verano. Como se ha descrito, entre que el verano ha sido más suave y las acciones que se han llevado a cabo sobre los grupos de cerdas que pasaban toda su gestación en patios, se han reducido las repeticiones acíclicas y las reabsorciones respecto al año anterior.

Estamos a la espera del resultado de los lechones nacidos para decidir si vale la pena invertir en la construcción de una nueva sala de gestación con jaulas para mantener a las cerdas durante las primeras 4 semanas (que ha generado una mejora de: + 1 lechón nacido total), o si con las estrategias implementadas se mantendrán en parques durante toda la gestación.

Artículos relacionados

Casos clínicos

Intoxicación por sal tras el transporte14-jun-2016 hace 1 años 10 meses 12 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

MARIO VELASCO05-dic-2016 (hace 1 años 4 meses 21 días)

YO RECOMENDARIA BUSCAR MAS POR INFLUENZA PORCINA TRATAR DE AISLAR PUEDE ESTAR PRESENTE UN TIPO REPRODUCTIVO ASI LO TUVE EN UNA GRANJA SIN PROBLEMAS RESPIRATORIOS SOLO REPRODUCTIVOS SIMILAR

YordasVeterinario05-dic-2016 (hace 1 años 4 meses 21 días)

En nuestro grupo (Optimal Pork Production) desarrollamos hace tiempo el sistema inseminar y soltar en el que las cerdas se liberan a los parques de gestación una vez son inseminadas, en nuestra experiencia y tras varios miles de cerdas manejadas con ese sistema los resultados obtenidos mejoran los obtenidos con el sistema de boxes durante cuatro semanas y después liberación de los animales.
En el caso expuesto considero que lo que está fallando es el diseño de los parques de gestación así como el sistema de alimentación adoptado.
La solución propuesta, aunque correcta y ajustada a normativa UE, considero que no es la mejor opción. El movimiento de cerdas a los 28 días de gestación nos hace asumir un alto riesgo de sufrir perdidas embrionarias y de generar lechones de baja calidad al nacimiento.
Volviendo a la experiencia del grupo OPP, en nuestro modelo optamos por un diseño adecuado de los parques de gestación y el sistema de alimentación es mediante estaciones electrónicas que junto a un software de gestión facilitan el manejo y minimizan el estrés de los animales

Gonzalo 

francescobertacAgrónomo/Zootécnico11-dic-2016 (hace 1 años 4 meses 15 días)

Estoy de acuerdo en que el diseno de los parques hay la mayoria de las responsabilidades
Su experiencia es muy interesante y me gustaria profundizar

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags