Lee este artículo en:

Reportaje sobre el 7th International LEVUCELL® SB Technical meeting de Lallemand Animal Nutrition

Los días 25 y 26 de Mayo, alrededor de 150 profesionales del sector porcino se reunieron en Barcelona, la capital de Catalunya, la principal región española productora de cerdos

lallemand.gifLa industria porcina ha cambiado mucho en los últimos años, y también los retos a los que se enfrentan los productores. Encuentro tras encuentro, hemos visto evolucionar el ámbito de las aplicaciones de S. cerevisiae boulardii I-1079 (LEVUCELL® SB) acompañando estos retos: de la cerda a los lechones, de la digestión del pienso a la inmunidad, etc… Esta edición no fue una excepción, con nuevas ideas sobre los efectos de la levadura probiótica en tres aspectos principales: estrés postdestete en lechones, alternativas a la utilización de antibióticos en pienso y estrés por calor en porcino. Cuanto más aprendemos sobre el papel de la microbiota y los modos de acción de los probióticos, más potencial descubrimos. Como explicó en su introducción el Dr. Castex, Director General de I+D de Lallemand Animal Nutrition, “la investigación que realizamos sobre LEVUCELL® SB es un claro ejemplo de la estrategia I+D de Lallemand, dónde estudios sobre el modo de acción apoyan a los beneficios del producto y facilitan el desarrollo de nuevos beneficios y aplicaciones”. Por ejemplo, el Dr. Labussière del INRA Pegase, en Francia, presentó resultados preliminares de un estudio muy innovador sobre estrés por calor, que abre la puerta a nuevas aplicaciones de nuestro probiótico, mostrando beneficios sobre la resistencia al estrés térmico intenso y el comportamiento alimentario.

Lallemand.jpg

Presente y futuro de los antibióticos en el pienso de lechones: hay alternativas posibles

Miguel Ángel Higuera, de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino, está involucrado en el grupo de trabajo europeo sobre la salud y el bienestar de los cerdos.

Aunque los antibióticos promotores de crecimiento están prohibidos en Europa desde 2006, su uso profiláctico es aún aceptado. En la actualidad, los consumidores se interesan por alimentos libres de antibióticos y se preocupan por el riesgo que representa el desarrollo de resistencias bacterianas sobre la salud humana, y muestran un mayor interés en impulsar estrategias alternativas.

Higuera demostró la realidad del problema a nivel de salud pública humana “cada año, 25.000 personas mueren a causa de la multiresistencia de patógenos”, y dio una clara visión sobre el presente y el futuro de la regulación europea del pienso medicado, que se estima que entrará en vigor a principios de 2017. Sin embargo, en su opinión, es importante tener en cuenta que el pienso, que representa un 38% del uso de antibióticos en el sector, no es la única fuente de problemas y los esfuerzos deberían de ir en todas direcciones. Ilustró su presentación con diferentes iniciativas locales. Por ejemplo, en Dinamarca, que parece liderar el camino en términos de reducción de antibióticos, ha conseguido una reducción de casi el 50% en unas dos décadas y aún siguen trabajando en ello. Higueras llegó a la conclusión de que el mantenimiento de la salud animal es vital para la competitividad de la producción porcina europea. El profesor Savoini, de la Universidad de Milán, en Italia, abordó el tema desde un punto de vista nutricional. Focalizó su presentación en alternativas nutricionales a los antibióticos en piensos de lechones, como los probióticos, prebióticos, ácidos orgánicos, extractos de plantas, etc. De acuerdo a sus estudios, S. cerevisiae boulardii I-1079 es una de las alternativas más prometedoras, gracias a su demostrada capacidad de modular la microbiota intestinal del lechón, promover la salud intestinal, y proteger la estructura gastrointestinal, modos de acción bien demostrados. Presentó algunos datos prometedores que indican que LEVUCELL® SB puede ser una buena herramienta para mantener los rendimientos productivos en la ausencia de antibióticos. Una prueba realizada en 2015también indicó que la levadura viva es compatible con el óxido de zinc y los antibióticos, y es capaz de trabajar en sinergia con el óxido de zinc mejorando los resultados de crecimiento. En conclusión, es necesario abordar esta problemática de forma global, no solo basándose en el alimento en posdestete sino también contemplando toda la alimentación tanto de la cerda como del lechón.

Lallemand-BCN.jpg

 

El destete: un estrés para el lechón y su microbiota

El profesor José Francisco Pérez, de la Universidad de Barcelona, inició la jornada mostrando cómo las primeras etapas tienen un fuerte impacto sobre el rendimiento futuro. El nutricionista en porcino también presentó varias estrategias nutricionales para reducir el impacto del estrés postdestete sobre los rendimientos productivos. Según él, hay muchos factores que afectan a los resultados futuros. 1) con la hiperprolificidad de las cerdas, son más frecuentes los lechones de bajo peso: no van a crecer del mismo modo que los lechones más pesados, y suelen mostrar mortalidades mayores. 2) El destete es una fase crítica para el lechón, una importante fuente de estrés y con gran potencial en cuanto a problemas de salud y de rendimientos, ligados especialmente a la reducción de ingesta de pienso; y como comentó Pérez, deberíamos focalizar nuestros esfuerzos en esta fase posdestete. Esto fue ratificado por el profesor Ken Mellits, de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, quien profundizó en el tracto digestivo del lechón y, utilizando las nuevas tecnologías de secuenciación genética, mostró cómo el destete afecta las comunidades microbianas intestinales del lechón. 3) En los últimos años, el uso excesivo de antibióticos en los piensos de lechones ha sido cuestionado, y el profesor Mellits mostró cómo su uso sistemático tiene un impacto sobre la diversidad de la microbiota digestiva y abre el camino a un riesgo mayor de infecciones. Hoy en día, los esfuerzos se han de centrar en encontrar alternativas. Según el profesor Pérez, no hay una fórmula mágica, y una estrategia exitosa para reducir el impacto del estrés al destete proviene de un equilibrio sutil entre la genética, la nutrición y la gestión de los animales y su entorno. En este contexto, hizo referencia a algunas estrategias nutricionales, tales como ajustar los niveles de calcio y la suplementación de minerales, el uso de óxido de zinc y sus riesgos asociados (resistencias bacterianas emergentes). Pérez concluye, “tenemos que actuar desde un punto de vista multifactorial, tanto a nivel de cerdas como de lechones”. Para ilustrar el efecto beneficioso de los probióticos sobre el equilibrio de la microbiota intestinal y la reducción del estrés del destete, el profesor Mellits mostró los resultados de los estudios más recientes con LEVUCELL® SB, indicando que el probiótico ayuda a mantener la diversidad de la microbiota alrededor del destete así como también después de un tratamiento con antibióticos.

Impacto y modulación del estrés por calor en porcino

Los cambios climáticos y el crecimiento de la producción porcino bajo condiciones de calor (p.ej. España, pero también China, etc.) indica que el estrés térmico va a ser un problema creciente en la producción porcina. El Dr. Etienne Labussière, del INRA Pegase en Saint Gilles, Francia, describió el impacto del estrés térmico sobre los rendimientos de los cerdos: cuanto mayor es el animal, más sensible es al estrés térmico. Se considera estrés térmico alrededor de 26 – 28 ºC. Cuando se reduce la ingesta de pienso, los animales utilizan energía extra para eliminar el calor corporal y el crecimiento se ve afectado. Labussière presentó los métodos y las instalaciones experimentales del INRA que utilizan para estudiar el balance energético y el metabolismo del cerdo bajo temperaturas ambientales fijadas. Este sistema innovador fue utilizado para llevar a cabo un estudio en profundidad de los efectos de la suplementación de LEVUCELL® SB y el balance energético de cerdos de engorde bajo condiciones de estrés térmico. Hasta la fecha, no se han analizado todos los datos obtenidos, pero los resultados preliminares presentados en Barcelona son muy prometedores. Los datos indican que la levadura probiótica tiene un efecto positivo sobre el rendimiento del crecimiento de los cerdos bajo temperatura ambiente termoneutral (22 ºC) y bajo estrés térmico (28 ºC). Así mismo, la suplementación de levadura viva tuvo un gran impacto positivo bajo condiciones de estrés térmico ya que fue capaz de compensar el impacto negativo del calor sobre el crecimiento del cerdo, a través de un efecto positivo sobre el comportamiento alimenticio. El Dr. Labussière explicó que: “la levadura viva ayuda al animal a hacer frente al estrés térmico a través de un mayor número de comidas”. Así pues, otra habilidad de LEVUCELL® SB para reducir los efectos perjudiciales del estrés y su efecto sobre el comportamiento alimenticio. Estos resultados son muy prometedores ya que complementan los estudios de investigación en curso sobre la relación entre la microbiota y el eje intestino-cerebro, llevados a cabo por muchos investigadores, tanto en animales como en humanos.


Una vez más, este evento resultó ser una plataforma ideal para compartir experiencias alrededor de la nutrición del porcino, la investigación y las prácticas de manejo, en un entorno cordial y con unas fantásticas vistas de los tejados de la ciudad de Gaudí! Para completar la experiencia, el centro de investigación IRTA Mas de Bover, dedicado a la nutrición de monogástricos, nos abrió las puertas de sus instalaciones y presentó los programas de investigación que están llevando a cabo en nutrición porcina.

16 de junio de 2016 - Lallemand

Noticias de empresa

Growket es una nueva compañía el Grupo Symaga20-jun-2016 hace 5 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags