Preocupación en la industria cárnica por los nuevos costes de aplicación de la ley de Responsabilidad Medioambiental

La Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE) ha celebrado en Madrid una Jornada Informativa sobre la Ley 26/2007, de Responsabilidad Medioambiental y su aplicación en el sector cárnico, a la que han asistido un elevado número de empresarios y técnicos de industrias cárnicas de toda España.
Lunes 28 septiembre 2009 (hace 7 años 2 meses 5 días)
La Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE) ha celebrado en Madrid una Jornada Informativa sobre la Ley 26/2007, de Responsabilidad Medioambiental y su aplicación en el sector cárnico, a la que han asistido un elevado número de empresarios y técnicos de industrias cárnicas de toda España.

En la jornada se ha realizado un análisis exhaustivo del contenido de la Ley 26/2007, de Responsabilidad Medioambiental, su alcance y las obligaciones que recoge en su articulado y Reglamento para las industrias, así como las nuevas cargas económicas que su aplicación conllevará para las empresas. La ley establece un nuevo régimen jurídico de reparación de daños ambientales, que obliga a las industrias afectadas a correr con los gastos de los posibles daños que pudieran producir al medio ambiente.

En este sentido, el sector cree absolutamente necesario que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) establezca una prórroga para la obligatoriedad de constituir garantías financieras (pólizas de seguro, avales o depósitos) por parte de las empresas, porque se volvería a mermar el delicado equilibrio económico de la industria con una nueva carga administrativa en una situación de crisis profunda.

Si España se convirtiera en uno de los escasos países de la Unión Europea en establecer esta medida, que las industrias de otros países no habrían de soportar, la competitividad de nuestro sector exportador se vería deteriorada de nuevo. No hay que olvidar que las ventas exteriores son hoy por hoy un elemento estratégico para asegurar el futuro de toda la cadena de valor de las carnes.

Por otro lado, se estudiaron las distintas alternativas que pueden ponerse en marcha, a nivel empresarial y sectorial, para facilitar el cumplimiento a las empresas afectadas por esta normativa y reducir los costes de elaboración de los preceptivos informes de riesgos ambientales. Para ello, se planteó desde el sector la elaboración de un “Modelo de Informe de Riesgos Ambientales (MIRAT)”, específico para la industria cárnica. Al contar con este MIRAT sectorial para desarrollar el Informe individual preceptivo de cada instalación, las empresas pueden conseguir ahorros significativos (del orden del 70%) en los costes de evaluación.

La jornada ha contado con las intervenciones de un buen número de especialistas en normativa alimentaria y medioambiental. Empezó con una mesa redonda sobre las “Implicaciones de la Ley de Responsabilidad Medioambiental en la industria alimentaria”, en la que intervinieron Paloma Sánchez, Directora del Departamento Técnico de la Federación Española de Alimentación y Bebidas (FIAB), Joan Grau, Director General de Ecoindustria, y Carlos de Miguel, Socio de Uría Menéndez.

A continuación, Roberto Ortuño, Director de Asistencia Tecnológica de AINIA Centro Tecnológico, centró su intervención en “Cómo cumplir con la Ley de Responsabilidad Medioambiental” y, por último, se abordaron las “Acciones sectoriales en el marco de la Ley de Responsabilidad Medioambiental”, por parte de Manuel Díaz, Director General de G5 Expertos Ambientales.

tags