Resumen de la Allen D. Leman Swine Conference 2019 (3/6): Otras enfermedades

En este artículo, Antonio Palomo resume las ponencias sobre ileítis, Mhyo, gripe, parvovirus, Salmonella y Brachyspira.

Literature reviews for practitioners – Brad Thacker – MSD

Los instrumentos de comunicación para el aprendizaje son múltiples y debemos conocerlos y hacer un uso adecuado de los mismos (verbales, reuniones internas, congresos, reportes a clientes, publicaciones...). La información es necesaria, pero es preciso saber interpretarla y analizar bien los materiales – métodos y resultados (reflect statement checklist), además de conocer bien la fuente para validarlos y conocer su aplicabilidad en las situaciones particulares de cada empresa.

  • PubMed – www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed. Compila 30.000 revistas y 30 millones de citas la mayoría de libre acceso para poder ser descargadas.
  • www.aasv.org Muchos trabajos de congresos no tienen referencias en la web, y si los trabajos publicados en el Journal of Swine Health and Production,
  • www.google.com
  • www.ecphm.org Trabajos de la asociación – colegio europeo de expertos en sanidad porcina que están abiertos y se pueden descargar.
  • www.uspto.gov CRIS – USDA y patentes.

Brachyspira hyodysenteriae detected in a high-health herd. Now what? – Matheus Costa – University of Minnesota

La primera descripción fue en 1921 en Indiana, reduciéndose drásticamente su incidencia a partir de los años 90 y volviendo a aparecer con intensidad en estos momentos tanto en EEUU como Canadá, América latina, Australia y Europa. Es difícil diferenciar clínicamente si el agente causal es Brachyspira hyodisenteriae o Brachyspira hampsoni. Los cuadros por B. suanatina y B. murdochii suelen ser menos severos, al igual que los de B. pilosicoli. No siempre encontramos diarrea sanguinolenta, siendo importante realizar un estudio de lesiones (en colon – colitis catarral mucohemorrágica con elongación, congestión, erosión epitelial y agregados de células linfoides), cambios microscópicos y cultivo de la bacteria. Las espiroquetas son ubicuas en los cerdos.

Un cuadro como ejemplo en una granja de multiplicación de 150 cerdas en un sitio 1 negativa a PRRS- MYC- APP que recientemente había tenido un tratamiento frente a ileítis, donde se realizó un estudio por PCR que dio positivo a pesar de una clínica poco aparente. Considerar el riesgo de presencia de falsos positivos por la dificultad de cuantificar la cantidad de bacteria (DNA Ct = 35) con prudencia en la interpretación de los resultados. Las espiroquetas forman parte de la microbiota saprófita (1-7 %) como Brachyspira (0,001-0,7 %), por lo que pueden dar positivos en animales sanos. Un PCR positivo (presencia de ADN) y dudosa presencia de espiroquetas en colon, no necesariamente significa presencia de enfermedad.

Un segundo ejemplo en una granja de ciclo cerrado de 1200 madres con heces hemorrágicas en los cerdos de engorde, tratamiento con antibióticos (tiamulina + lincomicina), estrictas medidas de limpieza-desinfección y control de roedores donde hay PCR positivo intermitente con alto valor de Cts lo que implica que hay una selección de la presión por la población de Brachyspiras derivado de la emergencia de cepas haemolíticas en momentos concretos y la desaparición de los cuadros agudos de la enfermedad manteniendo la supervivencia de la bacteria en cerdos portadores, ambiente, roedores y alimento. Intensificar las medidas de bioseguridad es esencial. Esto significa que el diagnostico positivo en la misma granja puede ser cambiante tanto en cuadros clínicos como subclínicos de la enfermedad. El PCR más preciso es el basado en el gen específico – NADH oxidasa que no se suele realizar de forma rutinaria. La hemolisis no necesariamente indica la virulencia de la bacteria.

Gastrointestinal diseases: clinical cases – Robert Desrosiers – Boehringer Ingelheim

Un primer caso explica que las cerdas en el parto comen razonablemente bien, sin diarrea, ni disnea, ni fiebre, comenzando de forma abrupta el día 12 con cerdas muertas cuyo origen era una peritonitis producida por úlceras gastroesofágicas. Enumera cinco factores predisponentes de las úlceras como la interrupción de consumo de pienso, pequeño tamaño de partícula de alimento, pienso en granulado, genética o patologías (PRRS, PCV2, neumonía enzoótica). La presencia de partículas de pienso de pequeño tamaño aumentan el contenido en fluidos gástricos, reduce el tiempo de vacío y la pérdida del gradiente de pH (ejemplo de una granja en Dinamarca en 2019) KSU recomienda tamaño de partícula de más de 500 micras en cerdas reproductoras.

Un segundo caso en lechones entrados en cebadero hace 3 semanas que comienzan a tener diarrea no mucoide amarillenta y pérdida excesiva de peso con diagnóstico de Salmonella typhimurium que se puede dar en unos cebaderos y no en otros procedentes del mismo origen. Las medidas de prevención pasan por limpieza-desinfección estricta, pienso en harina vs pellets con elevado tamaño de partículas, incorporación de ácidos orgánicos que benefician la prevalencia de flora saprófita (Daniel Salmon, veterinario, fue el que primero la identificó).

El tercer caso es una granja de madres de 900 cerdas que estaba remodelándose, con diarrea durante 10 días en todas las secciones y de todos los colores, de pastosa a líquida, algunas con mucus, con pérdida de peso y sin mortalidad. Resultó positiva a Brachyspira hampsonii descartando que fuesen las cerdas de renuevo el origen de la bacteria y sospechando que fuesen patos salvajes los posibles portadores de la fuente de infección (contaminando el agua de bebida). Se trató con tiamulina en agua durante 5 días, cesando la clínica y la excreción.

Monitoring Mycoplasma hyopneumoniae in negative sow farms – Laura Bruner – Swine Vet Center

Esta bacteria es uno de los patógenos más significativos que afectan a los cerdos y que cuando se combina con el virus PRRS y/o virus gripe origina graves problemas, reduciendo significativamente los resultados productivos.

En cuadros solo por Mycoplasma hyopneumoniae (MYC) aumenta un 2 % la mortalidad en engorde que, sumado a pérdidas de ganancia media diaria e índice de conversión, suponen 3,61 $/cerdo o 98,72 $/cerda reproductora, a lo que podemos sumar otros 0,6 $/cerdo a matadero en medicaciones.

Plantean dos opciones frente a esta bacteria a nivel de granja, como son tenerla estable o negativa. Las razones para mantenerla estable se basan en que la granja esté en zonas de alta densidad, sin filtros de aire y granjas de ciclo cerrado. Para ello son requisitos importantes los correctos programas de vacunación, una adecuada aclimatación de las nulíparas y mantener la granja estable frente a PRRSv. Las aclimataciones tempranas de 126 días previos a la primera gestación, considerando una edad mínima de 3 meses y una edad mínima a la cubrición de 210 días se toman como bases.

Los programas de erradicación para negativizar la granja incluyen la aclimatación de todos los animales en la propia granja con MYC, cerramiento de granja durante 8 meses y programa de medicaciones en todas las fases. En su experiencia en Swine Vet Center han llevado a cabo programas de erradicación en 200.000 cerdas con resultados positivos. Una vez erradicada la bacteria, para mantener la granja negativa es esencial controlar las dos principales vías de entrada como son la entrada de futuras reproductoras negativas y los aerosoles mediante sistemas de filtración de aire. Las cerditas entradas se deben analizar pormenorizadamente a la semana de llegar y después de tres semanas de aislamiento, tomando 30 hisopos laríngeos y hacer PCR frente a MYC en pools de tres. La serología tiene limitaciones ya que no tenemos resultados positivos hasta las 4-6 semanas post-infección no siendo preciso recoger muestras de sangre en las 3 primeras semanas de aislamiento (tampoco en el momento que tengan un cuadro agudo). Tampoco tiene mucha sensibilidad tomar muestras de saliva en cerdas. Los hisopos laríngeos y los traqueales son las muestras más sensibles, tanto en infecciones recientes como incluso en infecciones agudas. Es importante continuar analizando las granjas de cerdas negativas (test correcto – tiempo correcto – número de muestras correctas).

Field applications of novel Mycoplasma hyopneumoniae sampling – Debora Murray – New Fashion Pork

Mycoplasma hyopneumoniae puede detectarse por PCR en fluidos testiculares, fluidos de colas, y detectarse de forma intermitente en fluidos procesados en granjas infectadas endémicamente (67 % de los casos). Los resultados en granja positivas estables suelen ser inconsistentes mientras que en las inestables los positivos son más fiables y a más bajos cts. En sus granjas han detectado diversas cepas, siendo posible secuenciarlas a partir de fluidos procesados. Hacen un estudio longitudinal de granja conocidas positivas y negativas en lechones al día del destete y en cerdos en el momento del sacrificio (hisopos traqueales y muestras de pulmón en matadero) además de hisopos laríngeos en cerdas reproductoras y suero (PCR en pools de 3 para detectar > 3 % de prevalencia), asociados a signos clínicos en granjas.

Coinciden la alta frecuencia de MYC por PCR en fluidos laríngeos con la presencia de signos clínicos en granja. Puede ser positiva con baja frecuencia y sin signos clínicos, en cuyo caso el resto de pruebas les dan negativas. Secuenciar la cepa les ayuda a conocer el origen del problema.

Mycoplasma status at boar stud: does it matter – Amy Maschhoff – The Maschhoffs

Mycoplasma hyopneumoniae (Mhp) es endémico en su sistema productivo planteando programas de eliminación en 2015 mediante estrategias de exposición y cerramiento de granjas con el objetivo de mejorar los resultados productivos, reducir la mortalidad en engorde y el gasto terapéutico. Tienen sus propias cerdas de reposición (línea genética), valorando por tanto la sanidad en sus pirámides productivas y las vías posibles de transmisión (contacto nariz con nariz, transmisión aérea y semen – Milovanocic 2017). En 2018 uno de los cuatro centros de inseminación se reinfectó y en 2019 todos están libres de Mhp. Afirman que el riesgo de transmisión entre centros de verracos y granjas de reproductoras es razonablemente bajo, no dejando nunca de ser prudentes y diligentes con los nuevos conocimientos.

Parvoviruses. Help! What does it all mean? Life is already complicated – Stephanie Rossow – University of Minnesota

El parvovirus tipo 2 (PPV2) es un virus ADN altamente prevalente en EEUU. La vacunación frente a parvovirus protege frente a la enfermedad pero no previene la infección y la diseminación del virus. Encuentran muestras de tejidos positivos a PCR PPV2 con lesiones vasculares donde el virus se replica.

Provoca toses, inflamación de articulaciones y muerte súbita.

Ileitis elimination. Planting the seed - Nathan Winkelman – Swine Services Unlimited

Lawsonia intracellularis es una bacteria intracelular que afecta a cerdos, équidos y hámsteres con una sola cepa en porcino sin diferencias de virulencia hasta donde conocemos. No crece en condiciones bacteriológicas normales, conociéndose su MIC frente a antibióticos desde hace solo 10 años. Tiene un periodo de incubación que va de 5 a 20 días y se excreta en grandes cantidades entre 4-10 semanas postinfección Los cerdos que han padecido ileítis difícilmente vuelven a padecerla, ya que la inmunidad es duradera. La presencia de diarrea es poco específica siendo la Ileítis subclínica la de mayor prevalencia en EEUU, siendo ubicua y provocando pérdidas económicas también en dicha forma silente. Solemos ser muy complacientes con la enfermedad ya que no la asociamos a un problema de calado productivo y económico evidente, debiendo saber que los programas de control funcionan.

La transmisión es tanto horizontal entre portadores subclínicos (más común) como vertical entre cerdas y lechones (menor nivel). La transmisión por botas, ropa, personas, vehículos … es frecuente (1 gramo de heces contiene 108 bacterias y la dosis infectiva es tan solo 103. Los roedores e insectos son vectores y los programas de control de los mismos son preceptivos.

Dichos planes de control con vacuna y antibióticos son efectivos en el control de la clínica (diarrea, sangre en heces, cerdos retrasados, ganancia media diaria. Después de la vacunación apuntan no dar durante dos semanas antibióticos para proveer una larga duración de la inmunidad con una protección completa a posteriores infecciones. En casos de infecciones subclínicas a partir de las tres semanas de la vacunación, es positivo el uso de antibióticos (tiamulina, tilvalosina, carbadox) en pulsos.

Control of influenza using custom vaccines in sows a two year experiences – Jeremy Pittman – Smithfield

La gripe es una de los Big4 agentes infecciosos prioritarios en el cerdo (PRRS, PCV2, Gripe y Mycoplasma) con un coste por cerdo de entre 3-10 $. Es una enfermedad compleja en sistemas de producción complejos, no del todo bien entendida y sobresimplificada. Tiene transmisión lateral en los flujos de producción, lo que condiciona su control.

La presencia de gripe en lechones antes del destete se correlaciona con un incremento de la mortalidad post-destete.

La prevalencia es estacional, siendo las cerditas de reemplazo y los lechones la principal fuente de mantenimiento del virus en la granja. La vacunación de las cerdas puede reducir la clínica en los lechones destetados, habiéndose identificado diferentes patrones de transmisión a nivel de poblaciones. Los diferentes grados de inmunidad dan lugar a diferencias en los grados de transmisión.

Las estrategias de vacunación pueden ser por estacionalidad (dos dosis al año en primavera (marzo) y otoño (septiembre) o bien 2-3 semanas antes del parto y a cerditas de reposición antes de la inseminación en granjas inestables. Es preciso hacer un seguimiento mensual de exudados nasales por PCR de varias camadas así como identificar el aislamiento para definir la vacuna a utilizar (comercial, autógena). Siguen siendo precisos más estudios para conocer mejor la dinámica del virus y sus estrategias de control.

Pósters

- Gripe: las cerditas de reposición juegan un papel importante en la transmisión y persistencia del virus gripe durante el periodo anterior al destete en condiciones prácticas. De igual manera los lechones jóvenes participan en la circulación del virus en granjas en zonas de alto riesgo. La vacunación de estos animales reduce su diseminación en estos casos.

- Mycoplasma hyopneumoniae: la prevalencia de lesiones de neumonía enzoótica en matadero en Brasil varía entre 7,2 al 16,2 % en un estudio realizado sobre 56.565 pulmones de 587 partidas de cerdos de diferentes estados. La prevalencia de pleuropneumonia por Actinobacillus pleuropneumoniae es muy superior, estando entre el 43,3 y 71,8 %.

- Streptococcus suis: el uso de vacunas inactivadas con el apropiado antígeno y adjuvante se demuestran eficaces.

Antonio Palomo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags