La dinámica de infección de la Influenza Porcina

Martes 16 enero 2001 (hace 15 años 10 meses 19 días)
Los cambios observados en los métodos de producción han estado acompañados por los cambios en las manifestaciones clínicas del virus de la Influenza Porcina (SIV). El SIV ha evolucionado convirtiéndose en una enfermedad crónica que se extiende más despacio y forma parte importante del Complejo de Enfermedades Respiratorias Porcinas. Debido a la naturaleza del virus de la influenza, pueden aparecer en el futuro otras variables dentro de la enfermedad. En una explotación de 1.500 cerdas en ciclo cerrado se detectó el SIV en los pulmones de una primeriza de reposición. El virus infectó a la explotación vía una primeriza de reposición, o las nuevas primerizas se infectaron una vez dentro de la explotación. El productor eligió vacunar contra el SIV dos veces al año para estabilizar la explotación, reducir la infección en cerdos al destete y reducir las interrupciones en producción durante la introducción de primerizas de reposición. En otra explotación de ciclo cerrado de 1.300 cerdas, los análisis serológicos revelaron la presencia de SIV en cerdos mayores que con el tiempo se extendió a los cerdos más jóvenes. El productor decidió vacunar contra SIV dos semanas después del destete y revacunar cuatro semanas después de la salida del destete. El SIV requiere que los veterinarios diagnostiquen correctamente la enfermedad y los patógenos claves involucrados. Sólo se debe vacunar después de que todos los otros tipos de estrés se hayan minimizado y que existan procedimientos de manejo que reduzcan el riesgo de infecciones secundarias. La bioseguridad es básica para evitar la reinfección.

Wilson K: Disease Dynamics After Swine Flu. National Hog Farmer 45 (12): 34, 2000.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags