El aumento de los niveles de triptófano en la dieta de cerdas permite reducir las agresiones

Miércoles 7 abril 2010 (hace 6 años 8 meses)
Teniendo en cuenta que la presencia de agresiones puede ser un problema importante para la producción porcina, ya que repercute negativamente en la salud de los cerdos y el bienestar, investigadores del Servicio de Investigaciones Agrícolas del Departamento de Agricultura estadounidense (ARS-USDA) llevaron a cabo un estudio sobre los efectos del aumento de la ingesta de triptófano (TRP) (para aumentar así los niveles de serotonina (5-HT), compuesto clave para el control de las agresiones) y reducir los niveles de estrés en los cerdos.

Durante las investigaciones, primerizas en fase de crecimiento (3 meses) o engorde (6 meses) fueron alimentadas durante un corto periodo de tiempo (1 semana) con dietas con elevado contenido de TRP 2,5 veces la cantidad normal) mientras que otro grupo de cerdas recibió una dieta normal. Los investigadores midieron la actividad general y la agresividad de las cerdas antes de y después del período de siete días de la suplementación dietética. Para probar la agresividad, los investigadores pusieron una cerda “invasora” en el corral hasta que ocurría una interacción agresiva o bien durante un período máximo de cinco minutos.

Se observó como los las concentraciones de triptófano en la sangre de las cerdas de 3 meses y de 6 meses era del 180% y 85% respectivamente. El resultado fue animales más tranquilos, especialmente entre las cerdas más jóvenes. Las cerdas que recibieron la dieta con niveles altos de triptófano demostraron menos agresividad; un número menor de cerdas atacaron a la cerda invasora y aquellas que lo hicieron fueron más lentas en hacerlo, comparadas con las cerdas que no recibieron el suplemento.

Una dieta enriquecida con triptófano podría ayudar a los productores a evitar estos problemas, especialmente cuando hay grupos diferentes de cerdos mezclados juntos.

R.Poletto, R.L. Meisel, B.T. Richert, H.-W. Cheng, J.N. Marchant-Forde.Aggression in replacement grower and finisher gilts fed a short-term high-tryptophan diet and the effect of long-term human–animal interaction. Applied Animal Behaviour Science. 2010. Vol. 122 (2): 98-110.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags