Mejora de la productividad de una explotación tras su reorganización en bandas cada 5 semanas

La granja viene trabajando desde los últimos 3 años con un sistema tradicional, en bandas semanales, pero el tamaño de los lotes es muy variable.

Lunes 5 mayo 2003 (hace 13 años 6 meses 28 días)

Descripción de la granja

Se trata de una granja que una empresa dedicada a la producción de piensos integra en 1999. La explotación dispone de capacidad para unas 140 cerdas y produce lechón salido de transición que se deberá engordar en alguno de los cebos integrados de la empresa.

La cubicación del espacio de la granja es la siguiente:

  • 30 plazas de maternidad (3 salas de 10 plazas).
  • 4 patios exteriores de 30 m2 para adaptación de primerizas y recela de cerdas.
  • 105 plazas de gestación.
  • 300 plazas de transición (3 salas de 100 plazas).

Las instalaciones son bastante buenas, puesto que la granja se ha reformado hace pocos años. Los patios externos son ideales para realizar una buena recela.

El plan vacunal es el siguiente:

  • Vacuna en sábana de Aujeszky cada 4 meses.
  • Vacuna bivalente Parvo - Mal Rojo después del parto.
  • Vacuna de Coli - Clostridium 1 mes antes del parto. Vacunación extra 2 meses antes del parto en primerizas.
  • Vacuna trivalente (Aujeszky, Parvo y Mal Rojo) de las nulíparas que entran en la explotación. Revacuna a las 3 semanas.

Problemas de la explotación

La granja viene trabajando desde los últimos 3 años con un sistema tradicional, en bandas semanales, pero el tamaño de los lotes es muy variable. El mal diseño de la explotación para el funcionamiento con bandas semanales, sumado al hecho de que los lotes no están bien definidos, provoca los siguientes problemas:

  • Las salas de maternidad y transición no pueden trabajar Todo dentro- Todo fuera, puesto que tan solo se dispone de 3 salas. En una misma sala de maternidad y de transición coinciden animales de distintas edades.
  • Como que los lotes están desajustados, el rendimiento de la maternidad no es óptimo. En ocasiones la ocupación es escasa y en otros momentos el acúmulo de partos fuerza el destete de cerdas lactantes.
  • La producción de lechones salidos de transición es poco homogénea y poco numerosa. Este hecho condiciona el llenado de los engordes, puesto que hace imposible que se pueda llenar un engorde con tan solo esta fuente y obliga a mezclar con otros orígenes para conseguir un lote de engorde más o menos razonable.

Planteamiento del caso

A finales del 2001, la empresa integradora contacta con nosotros para que intentemos mejorar la productividad de la explotación. Realizamos una visita y evaluamos los rendimientos obtenidos hasta el momento.

Comprobamos que la productividad de la granja es baja, pero lo que más nos preocupa es que observamos una cierta tendencia al empeoramiento de los principales parámetros productivos.

Año 1999
Año 2000
Año 2001
Destetados/cerda-año
19,36
20,71
18,5
Partos/cerda-año
2,3
2,49
2,19
Nacidos totales/parto
11
10,34
10,1
Nacidos vivo/parto
9,86
9,41
9,21
Fertilidad (%)
81,62
84,84
77,17
Intervalo destete-1ª cubrición
10,36
7,96
11,37
Intervalo destete-cubrición fecunda
16,6
13,9
20,8
Edad al destete
19,9
18,9
17,9
Nº cerdas granja
136
132
148
Mortalidad en transición
2,1
3,1
5,1

A priori no entendemos por qué están naciendo tan pocos lechones, las cerdas son de una buena genética y el manejo de la recela y cubrición parecen adecuados. Después de la última cubrición, las cerdas son trasladadas de los patios de recela a la nave de gestación. La condición corporal a lo largo del ciclo reproductivo no es mala pero quizás se destetan algo justas de carnes.

Sala de parto

Realizamos serología en cerdas y lechones para comprobar el estado sanitario de la explotación y comprobamos que la granja es negativa a Aujeszky, pero el PRRS recircula a nivel de transición.

Estudio del caso

Estudiamos los principales parámetros reproductivos y en general observamos que desde que ha sido integrada, la explotación muestra una cierta tendencia al empeoramiento.

Durante el último año, ha empeorado la fertilidad, hemos perdido un lechón nacido por parto y se ha duplicado la mortalidad en transición.

Nos sorprende especialmente el bajo número de lechones nacidos (tanto vivos como totales) por cerda de la explotación. El granjero es muy meticuloso y estamos seguros de que esta registrando bien los datos, por lo que realmente están naciendo pocos lechones. Estudiamos la evolución del número de nacidos totales a lo largo del tiempo:

Desde que se ha integrado, el granjero parece que intenta aumentar el número de lechones vendidos a costa de aumentar el censo de su granja. Ha pasado de tener un censo de 130 cerdas a casi 150. Si los lotes de la granja estuvieran bien definidos, esto no representaría ningún problema, puesto que la capacidad óptima rondaría las 160 cerdas (destetando a 21 días). Sin embargo, nos encontramos con lotes mal definidos, con épocas del año donde se concentran los partos y otras épocas donde escasean. La maternidad trabaja muy forzada porque las cerdas que entran fuerzan la salida de las lactantes. Esta situación lleva a una reducción de la edad del destete:

La edad al destete se ha reducido en 2 días desde que se integró la granja. Durante el 2001 se desteta con frecuencia a una media de 17 días y en algunos meses a se llega a los 15 días de media. Esto significa que algunas cerdas están siendo destetadas de forma realmente precoz (incluso a los 13 días post-parto).

Pensamos que un destete tan temprano puede estar afectando a la salida en celo, fertilidad y prolificidad de las cerdas. Además este factor también parece estar afectando a la supervivencia de los lechones en el destete. Pensamos que imponiendo una edad al destete mayor, podemos solucionar gran parte de los problemas.

Sin embargo, tal como esta cubicada la explotación, aún logrando lotes bien definidos, con bandas semanales, nunca podremos realizar un manejo Todo dentro- Todo fuera de las salas de destete y maternidad.

Además el número de lechones salidos cada semana es muy bajo y esto perjudica los intereses de la empresa, que busca llenar engordes externos mezclando el mínimo de orígenes.

Esto hace que nos planteemos hacer funcionar la granja en bandas.

Evolución del caso

a) Elección del tipo de banda más favorable

Disponemos de 3 salas de maternidad de 10 plazas y 3 salas de destete de 100 plazas. La distribución de salas de la granja es muy mala porque no nos permite un manejo Todo dentro - Todo fuera de las salas utilizando bandas semanales, bandas cada 2 semanas o bandas cada 3 semanas.

Tan solo las bandas cada 4 semanas o cada 5 semanas nos permitirían un manejo Todo dentro - Todo fuera en esta explotación. Nos decantamos por la banda cada 5 semanas porque con la banda cada 4 semanas destetamos un lechón muy joven y tan solo podríamos alojarlo en transición durante 3 semanas y media como máximo.

b) Evolución del caso

A principios del año 2002 empezamos a trabajar para establecer las bandas cada 5 semanas. Trabajamos con Regumate, alargando lactaciones y dejando pasar algún celo. Este hecho hace que la edad al destete aumente significativamente y que parámetros como el intervalo destete - 1ª cubrición también se alarguen. Consecuentemente, esperamos que este año 2002 no va a ser demasiado bueno o que incluso vamos a perder producción.

Año 1999
Año 2000
Año 2001
Año 2002
Inicio banda
destetados/cerda-año
19,36
20,71
18,5
19,7
20,05
Partos/cerda-año
2,3
2,49
2,19
2,27
2,07
Nacidos totales/parto
11
10,34
10,1
11
11,20
Nacidos vivo/parto
9,86
9,41
9,21
9,9
10,06
Fertilidad (%)
81,62
84,84
77,17
77,06
83,37
Intervalo destete-1ª cubrición
10,36
7,96
11,37
14,76
10,78
Intervalo destete-cubrición fecunda
16,6
13,9
20,8
24,7
19,87
Edad al destete
19,9
18,9
17,9
22,2
21,87
Nº cerdas granja
136
132
148
145
150
Mortalidad en transición
2,1
3,1
5,1
3
1,054

sin embargo, como vemos en tabla, durante el año en que hemos establecido la banda, no tan solo no perdemos producción, sino que incluso mejoramos.

Desde que forzamos un destete más tardío, el resultado más significativo es la ganancia en lechones nacidos totales. Mientras que durante el año anterior no había prácticamente ningún mes que llegara a los 11 lechones nacidos totales, desde que se ha aumentado la edad al destete, siempre superamos los 11 e incluso llegamos a 12. Al cabo de 4 meses de empezar a alargar la edad al destete, (julio 2002) ya estamos obteniendo un lechón más por parto.

También hemos reducido mucho la mortalidad en transición, donde hemos pasado de un 5% durante el 2001 a un 1% desde que se ha iniciado la banda.

El censo de la granja no se ha visto afectado, es más, al tener los lotes bien organizados podemos aumentar el censo sin comprometer la edad al destete.

Los resultados en otros parámetros desde que se ha iniciado la banda no son espectaculares; sin embargo, es de esperar que aumentado la edad al destete, además de la prolificidad, también mejoremos la fertilidad y la salida en celo de las cerdas. La granja se encuentra muy bien encaminada para mejorar su productividad de forma notable.

Comentarios

Se trata de una explotación de unas 140 cerdas que produce lechón salido de transición y cuya distribución del espacio no permite un buen manejo en bandas semanales. Dispone de 30 plazas de maternidad (3 salas de 10 plazas), 4 patios exteriores de 30 m2 para adaptación de primerizas y recela de cerdas, 105 plazas de gestación y 300 plazas de transición (3 salas de 100 plazas).

1) Elección del tipo de banda más favorable

La distribución de salas de la granja es muy mala porque no nos permite un manejo Todo dentro - Todo fuera de las salas utilizando bandas semanales, bandas cada 2 semanas o bandas cada 3 semanas:

a) Bandas semanales: Necesitaríamos como mínimo 4 salas de maternidad (5 días de adaptación, 19 días de lactación y 4 de vacío sanitario) y 6 de transición (4 días de vacío sanitario y 38 de ocupación) para poder trabajar de forma adecuada. Capacidad productiva: Entre 7 y 8 partos semanales.

b) Bandas cada 2 semanas con destete a 19 días: Destetando a 19 días necesitaríamos 2 salas, puesto que el tiempo de ocupación sería de 4 semanas (5 días de adaptación, 19 días de lactación y 4 de vacío sanitario). En las salas de transición también habrían problemas puesto que destetaríamos unos 150 lechones cada 2 semanas. Capacidad productiva: 15 partos cada 2 semanas.

c) Bandas cada 2 semanas con destete a 28 días: Esta opción podría encajar en la distribución de la granja, pero es mucho menos productiva. Se trata de buscar un tiempo de ocupación de las salas de maternidad de 6 semanas (1 semana de adaptación, 4 semanas de lactación y 1 semana de vacío sanitario). Ocuparíamos una sala de maternidad cada 2 semanas y lo mismo sucedería con la transición. Tendríamos un tiempo de ocupación de transición de 5,5 semanas y media semana de vacío sanitario. Capacidad productiva: 10 partos cada 2 semanas.

d) Bandas cada 3 semanas: En este caso, el tiempo de ocupación de las salas de maternidad y transición también es de 6 semanas, por lo que la capacidad productiva es equivalente a la banda cada 2 semanas con destete a 28 días. Sin embargo, tiene el beneficio de que los lotes de animales son mayores y las cerdas con repeticiones cíclicas se integran en el siguiente lote. Necesitaríamos 2 salas de maternidad y 2 salas de transición, lo que no encaja en esta explotación. Podríamos plantearnos un manejo en bandas cada 3 semanas llenando una sala y media de maternidad cada 3 semanas, pero esto implica que en una sala nunca se practique un manejo Todo dentro - Todo fuera y que esta sala siempre sea la misma. Lo mismo sucedería con la transición. Además, como en el caso de la banda cada 2 semanas con destete a 28 días, representaría reducir el censo de la granja. Capacidad productiva: 15 partos cada 3 semanas.

e) Bandas cada 4 semanas: La banda cada 4 semanas permitiría un manejo Todo dentro - Todo fuera de las salas de maternidad y transición. Sin embargo, se trata de una banda difícilmente practicable en esta granja porque el tiempo de ocupación se reduce a 4 semanas. Destetaríamos un lechón muy joven y tan solo podríamos alojarlo en transición durante 3 semanas y media como máximo. Capacidad productiva: 30 partos cada 4 semanas.

f) Bandas cada 5 semanas: La banda cada 5 semanas es la única que encaja perfectamente en la distribución del espacio de esta granja. Capacidad productiva: 30 partos cada 5 semanas. La distribución del espacio sería la siguiente:

  • Maternidad y transición: Tenemos un tiempo de ocupación de 5 semanas de la maternidad, lo que significa disponer de una semana para entrar cerdas, unos 23 días de media para lactación y unos 5 días para limpiar, desinfectar y realizar un buen vacío sanitario antes de la entrada del siguiente lote. Llenaremos y vaciaremos las 3 salas de maternidad de golpe, lo que significa buscar un objetivo de 30 partos cada 5 semanas. Lo mismo sucederá en transición, donde los lechones podrán estar alojados durante 4 semanas y media aproximadamente.
  • Zona de cubrición y gestación: Funcionando en bandas cada 5 semanas, tendremos 4 lotes de producción de unas 30 cerdas aproximadamente. Sin embargo, necesitamos espacio para 5 lotes de producción, porque necesitamos espacio para "mover ficha" (para poder mover los lotes de cerdas).
    • Un lote de cerdas lo tendremos en maternidad, por lo que nos faltan 4 lotes de gestación para disponer del espacio necesario.
    • El espacio que disponemos en corrales nos puede servir para realizar la función de "mover ficha", además de recelar a las cerdas destetadas. Las 30 cerdas destetadas son trasladadas a 2 de los patios de recela, con lo que disponen de 2 m2 cada una. A medida que van saliendo en celo son trasladadas a la gestación, donde son inseminadas.
    • En los otros 2 patios realizamos la entrada y adaptación de primerizas a la explotación. Entramos 12 nulíparas (la reposición de 2 lotes) cada 10 semanas, con lo que tenemos un tiempo de adaptación de 20 semanas antes de la cubrición.
    • En la gestación disponemos de 105 salas, con lo que tenemos espacio para los 3 lotes que nos faltan, además de 15 plazas extra para posibles repeticiones, cerdas vacías, abortos…

2. Reagrupamiento de los lotes de cerdas cada 5 semanas

Para agrupar cada 5 semanas grupos de cerdas que estaban funcionando en lotes semanales, trabajamos con Regumate, modificando la edad al destete y dejando pasar algún celo.

Para asegurar su buen funcionamiento, el Regumate se empieza a administrar el día anterior al destete. La salida en celo se alarga tanto tiempo como deseamos y al cabo de 4-5 días del cese de su suministro, la cerda sale en celo. Se trata de un tratamiento caro (unos 0.60 Euros diarios), por lo que debemos aplicarlo en las cerdas estrictamente necesarias.

Las cerdas nulíparas que deben entrar en la explotación también se ajustan a los lotes utilizando Regumate. Para ello se les detecta el celo y se les empieza a administrar Regumate al cabo de 10 días después del último día en que la cerda sale en celo. En este caso también se aplica a las cerdas estrictamente necesarias, si dejando pasar celos, las cerdas quedan próximas al lote correspondiente, se evita el uso de Regumate.

Por último, para no perder demasiados días productivos, nos damos un margen de tiempo de 2 ciclos productivos para organizar los distintos lotes.

3. Mejora de rendimientos con el manejo en bandas

Los beneficios que ha aportado el manejo en bandas a esta explotación son:

  • Agrupar lotes de producción: Conseguimos extraer 300 lechones de golpe, lo que permite llenar engordes con un único origen.
  • Estabilizar problemas sanitarios: El funcionamiento en bandas nos ha permitido estabilizar el PRRS de la explotación. Recientemente se ha realizado un seroperfil frente a PRRS y los lechones salen totalmente negativos. Los beneficios en la reducción de la mortalidad en transición son probablemente debidos al hecho de destetar un lechón con más días, sumado al manejo Todo dentro - Todo fuera de las 3 salas de transición.
  • Agrupar y hacer más eficiente el trabajo del granjero: Durante unos días el granjero se centra exclusivamente en las tareas más críticas de la explotación (recela - cubrición, atención de partos, manejo en principio de transición…), con lo que puede incrementar su producción y disponer de mayor tiempo libre.

En este caso hemos conseguido estos 3 propósitos, además de mejorar la producción y lograr un manejo Todo dentro - Todo fuera de maternidad y transición en una granja que no lo permitía. Además el censo de la granja no se ha visto afectado, es más, al tener los lotes bien organizados podemos aumentar el censo sin comprometer la edad al destete.

El caso clínico del mundo

Abortos05-jun-2003 hace 13 años 5 meses 28 días
Balantidiosis09-abr-2003 hace 13 años 7 meses 24 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags