La cantidad extra de fósforo añadida a los piensos aumenta la concentración de este en los purines y plantea un riesgo medioambiental

Jueves 30 noviembre 2000 (hace 16 años 7 días)
Según este artículo, las fábricas de piensos añaden una cantidad extra de fosfóro a los piensos como medida de seguridad. Sin embargo, no todo el fósforo es aprovechado por el animal, en consecuencia aprece también más cantida de fosfóro excretado en el estiércol, y este, al aplicarlo a la tierra, puede causar problemas medioambientales a largo plazo. Los productores, sin embargo, pueden reducir la cantidad de fosfóro excretado al cambiar sus programas de alimentación. Después de estudiar un gran número de muestras de pienso obtenidas en Carolina del Norte, el Dr. Jerry Spears, miembro de la American Association of Swine Practitioners, descubrió que el contenido de fosfóro fue normalmente un 50% por encima de la cantidad necesaria para el animal. El fosfóro, que tiene varios papeles, produce diferentes respuestas según el parámetro evaluado, según Spears. Por ejemplo, la necesidad de fosfóro para maximizar la fortaleza de los huesos es normalmente un 0,1% más alta que la necesidad para el crecimiento máximo. Pueden existir preocupaciones éticas acerca de alimentar para maximizar el crecimiento en lugar de la fortaleza de los huesos, ya que esto potencialement afecta al bienestar animal pudiendo provocar fracturas, etc. Pero desde el punto de vista medioambiental, es posible reducir la excrección del fosfóro en un 30% simplemente al alimentar para maximar el crecimiento en lugar de la fortaleza de los huesos, dice Spears. Al intentar ajustar al máximo posible el nivel de fosfóro en la dieta con las necesidades del animal, es vital formular los piensos en base al contenido del fosfóro disponible o digestible de los ingredientes, y no del contenido total, advertió Spears. La disponibilidad de fosfóro en diferentes ingredientes varía desde nada, como por ejemplo en el caso de la harina de semilla de algodón, a una disponibilidad muy alta en el fosfato mono-cálcico. Esta variación en la disponibilidad también ofrece la oportunidad de reducir la excrección del fosfóro, según señaló Spears, y al final, evitar posibles riesgos medioambientales. Las fuentes con una disponibilidad baja conducen a una excrección alta de fosfóro y, por lo tanto, es importante la selección de sólo fuentes de fosfóro de alta disponibilidad, dijo Spears. Fuente: AgWeb.com

9 de octubre de 2000 / Kristin Danley-Greiner / AgWeb.com

Abstracts

Manejo de cerdas para SIV04-dic-2000 hace 16 años 3 días
Entender y manejar la variabilidad29-nov-2000 hace 16 años 8 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags