El uso del olfato y otras señales en el reconocimiento social entre cerdos jóvenes

Miércoles 19 septiembre 2001 (hace 15 años 2 meses 17 días)
El reconocimiento social es esencial para el mantenimiento de la estructura estable del grupo. El hecho de que los animales con relación de parentesco no puedan reconocerse entre ellos puede provocar un encuentro agonístico y comprometer el bienestar y la productividad del grupo.

Las instalaciones actuales cubiertas pueden permitir la acumulación del amoníaco atmosférico que puede llegar a interferir con el sistema olfativo de los animales. En el siguiente estudio, 16 cerdos jóvenes fueron alojados con aire fresco mientras que otros 16 cerdos fueron mantenidos en una atmósfera rica en amoniaco (aproximadamente 36ppm) durante una semana antes de la prueba y otra semana durante la prueba. Se evaluó el papel del olfato en el reconocimiento social y se determinó si la exposición crónica al amoníaco afectaba a la discriminación basada en la percepción a través del olfato. Para ello se compararon las respuestas de los cerdos a las señales seleccionadas de un cerdo de la misma familia y un cerdo desconocido alojados simultáneamente en compartimientos separados para dos situaciones diferentes (cerca, lejos).

Todas las señales visuales, auditivas, olfativas y táctiles fueron proporcionadas en la prueba "cerca" . Aquí, los cerdos estímulo fueron alojados en dos compartimientos separados y detrás de una pared transparente de plexiglás que contenía una abertura, permitiendo el contacto nariz-a-nariz. Para la prueba "lejos" sólo se proporcionaron señales olfativas pasando el aire de los compartimientos que contenían a los cerdos estímulo al compartimiento de prueba. Cada prueba duró 5 min. y se registró en video el comportamiento de los cerdos. Se midieron los tiempos acumulados y el número de visitas que el animal hizo al familiar y a los cerdos desconocidos así como las transiciones entre ellas.

Los cerdos efectuaron más visitas y pasaron un rato más largo cerca de ambos cerdos estímulo en la prueba "cerca" que en la "lejos" (ANOVA, P<0.001). También hicieron más transiciones entre los cerdos estímulo en la prueba anterior que en la última (P<0.001). Ambos tipo de cerdos, tanto los alojados con aire fresco como los alojados en ambientes con amoníaco atmosférico mostraron discriminación social. Sin embargo, los cerdos que habían estado expuestos de forma crónica al amoníaco visitaron el cerdo familiar más a menudo y pasaron más tiempo cerca de este en comparación con el cerdo estímulo desconocido independientemente de sí la prueba fue "cerca" o "lejos" (P<0.05) mientras que los alojados en aire fresco pasaron más tiempo cerca del animal desconocido (P<0.05).

Estos resultados sugieren que los cerdos de ambos grupos emplearon las señales olfativas para el reconocimiento social y que la exposición crónica al amoníaco no interfirió en esta habilidad. Sin embargo, la exposición crónica al amoníaco parece afectar, aparentemente, a las preferencias sociales.

H.H. Kristensen, R.B. Jones, C.P. Schofield, R.P. White y C.M. Wathes. Applied Animal Behaviour Science, Vol. 72 (4) (2001) pp. 321-333.

Abstracts

Detección y persistencia del PRRSV20-sep-2001 hace 15 años 2 meses 16 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags