Efectos de la castración quirúrgica e inmune sobre el comportamiento social y alimentario

Miércoles 12 marzo 2003 (hace 13 años 8 meses 27 días)
Se realizó un experimento para determinar los efectos de la castración quirúrgica e inmune sobre el comportamiento social y alimentario de los lechones y sobre el rendimiento de éstos durante la fase de engorde.

Los animales fueron sometidos a uno de los siguientes tratamientos: machos enteros, machos inmuno-castrados tratados con Improvac® a las 14 y 18 semanas de vida y machos castrados de forma quirúrgica a los 14 días de vida.

A las 14 semanas de vida se formaron 12 grupos con 15 cerdos por grupo (47,1 ± 5,50 kg PV). Los cerdos tenían acceso ad libitum a pienso granulado a través de dos espacios de comedero por corral. Durante las semanas 17 y 21 de vida se registró en video el comportamiento social y alimentario de los animales durante las 24 horas.

A las 17 semanas de vida los machos enteros y los inmuno-castrados fueron más activos (P<0,05) en comparación con los castrados de forma quirúrgica (21,9, 19,8 y 16.1% de las 24 h) mientras que en las 21 semanas de vida no se observaron diferencias entre tratamientos. A las 17 semanas de vida el comportamiento social fue mayor (P<0,01) en los machos enteros e inmuno-castrados en comparación con los castrados quirúrgicamente (3,8, 1,8 y 0,1% de las 24 h) mientras que a las 21 semanas fue mayor (P<0.01) sólo en los machos enteros (1,8, 0,5 y 0,4% de las 24 h para enteros y castrados de forma inmune o quirúrgica respectivamente). Respecto al tiempo pasado en los comederos, durante la semana 17 no se observaron diferencias (100 min/cerdo/d) mientras que a las 21 semanas los machos enteros pasaron menos tiempo (P<0,05) en comparación con los castrados de forma inmune o quirúrgica (76, 110 y 107 min/cerdo/d, respectivamente). A las 23 semanas se observó una tendencia a una mayor delgadez en los machos enteros (P=0,061) en comparación con los castrados de forma inmune o quirúrgica (102,3, 108,9 y 103,9 kg, respectivamente).

Los resultados del estudio muestran que la castración reduce el comportamiento social y aumenta el comportamiento alimentario en los cerdos de engorde alojados en grupo. A las 21 semanas de vida el comportamiento entre cerdos castrados tanto de forma inmune como quirúrgica es similar.

G. M. Cronin, F. R. Dunshea, K. L. Butler, I. McCauley, J. L.Barnett and P. H. Hemsworth. The effects of immuno- and surgical-castration on the behaviour and consequently growth of group-housed, male finisher pigs. Applied Animal Behaviour Science. Vol. 81 (2). April 2003. Pages 111-126.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags