Lee este artículo en:

Resumen de la 18ª conferencia de la APSA: Bienestar e instalaciones

En esta entrega, Antonio Palomo nos presenta el resumen de las ponencias dedicadas al bienestar porcino y a diferentes sistemas de smart farming que se presentaron en la pasada edición de la 18ª conferencia APSA (Australasian Pig Science Association).

The tale of the Finnish pig tail – how to manage non-docked pigs? Professor Anna Valros, University of Helsinki

Las mordeduras de colas son un problema común incluso en lechones con la cola entera. Es un signo de bienestar reducido que corresponde a causas multifactoriales (alojamiento, alimentación y manejo son factores de riesgo). La adición de material de enriquecimiento no resuelve el problema y el corte de colas es una medida preventiva, que solo reduce los síntomas. Alrededor del 90% en la UE corta el rabo salvo Finlandia y Suecia (EU 2001/93/EEC). Finlandia tiene 5,5 millones de habitantes (16,3 por km2) con clima frío, largas variaciones estacionales, y granjas aisladas (con control automático de temperaturas), situadas sólo en áreas donde hay producción agrícola. Producen 2 millones de cerdos al año con pesos a matadero de 105-115 kg y tienen 850 granjas. Las granjas de engorde tienen una media de 1.200 plazas (65% > 1000 y algunas con 6.000 plazas). La producción de lechones se centra en granjas con una media de 300 cerdas/granja. Los requerimientos de bienestar animal en Finlandia son voluntarios, recomendados por las autoridades competentes, tanto a nivel de granjas como de mataderos. Las alertas por bienestar son un problema serio para las autoridades. Sobre el 90% de las granjas están clasificadas en el sistema de sanidad Sikava, visitadas 4-6 veces al año por un veterinario que estima cualquier lesión de los animales y lo reporta. Los factores de riesgo los clasifican en grado de 1 a 7.

The Five Domains model and promoting positive welfare in pigs. Dr Nikki Kells, Massey University

La autora expone el desarrollo de los cinco dominios en el modelo de bienestar animal y su desarrollo práctico en base a dos áreas fundamentales en la industria porcina: identificar las áreas de principal riesgo potencial de bienestar y las oportunidades para su mejora. El interés de la sociedad y los consumidores con respecto al bienestar animal se ha incrementado en los últimos años. Los productores de cerdos necesitan tener bases robustas, transparentes y con soporte científico para tomar decisiones en la buena dirección sobre el bienestar animal en base a condiciones legales y de producción. La historia de los cinco dominios viene desde que Mellor & Reid las formularon en 1993 y se publicó en 1994 por ANZCCART. Se basan en la consideración de las experiencias negativas y la inclusión de las positivas, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, para incluir desde 2020 la interacción entre animales y humanos. La estructura del modelo de los cinco dominios incluye dominios físicos-funcionales (nutrición, ambiente, salud e interacción comportamental, además del dominio de experiencia afectiva como las experiencias mentales (quinto dominio).

El quinto dominio no está separado de los otros cuatro, ya que el estado físico y las interacciones de comportamiento dan lugar a las experiencias mentales. El dominio 1 incluye la nutrición e hidratación, el 2 el ambiente físico, el tres la salud y estado funcional y el 4 las interacciones de comportamiento, todos ellos ligados al dominio 5 de experiencias mentales tanto positivas como negativas.

Las inferencias en el estado afectivo son subjetivas y no podemos medirlas ni observarlas directamente, por lo que tampoco los animales pueden mostrarnos cómo se sienten. Se deben basar en evidencias disponibles y la valoración del bienestar animal positivo puede ir desde extremadamente positivo a extremadamente negativo, pasando por el estado neutro. El estado positivo requiere aliviar los estados negativos y favorecer los positivos al mismo tiempo, siendo preciso identificar las oportunidades de mejora (ejemplo en dominio 1: oportunidad de un apropiado consumo y calidad de alimento y agua). En el dominio 4, favorecer un ambiente social que permita la interacción, comportamiento y movimiento de los animales genera experiencias positivas de calma, seguridad y motivación, que activa el cerebro y mejora su estado sanitario. Las interacciones entre los animales les dan la oportunidad de jugar y generar vínculos entre ellos, y las interacciones con los humanos generan relaciones positivas táctiles y aumentan las habilidades de los cerdos al tiempo que mejoran su entrenamiento. El coste, tiempo y entrenamiento necesarios para llevar a cabo todas las mejoras son los puntos a tener en cuenta para mejorar el bienestar y proveer nuevas oportunidades de bienestar positivas.

Effects of housing system and human contact on fear in piglets. L.M. Hemsworth, M.E. Hayes, R.Y. Acharya, R.S. Morrison, A.J. Tilbrook, K.L. Butler, J.-L. Rault and P.H. Hemsworth

Realizan un experimento en dos tipos de parideras estando una persona en contacto con los lechones recién nacidos durante 5 minutos diarios. El temor de los animales a las personas y los estímulos de contacto entre personas y animales entre 3 y 6 semanas de vida reducen las interacciones negativas, siendo más intensas en sistemas abiertos que en cerrados.

Maternal contact and human interaction does little to change piglet performance during lactation. K. Tomas*, J. Savaglia, K.J. Plush, D.N. D’Souza, J.N. Fernandes, K.L. Butler, P.H. Hemsworth and A.J. Tilbrook

El estrés es una respuesta biológica a alteraciones tanto internas como externas (reales o percibidas) que alteran la homeostasis de un individuo. Las interacciones al principio de la vida, tanto positivas como negativas se reflejarán posteriormente. El contacto materno tiene fuertes implicaciones, lo que se ha demostrado en numerosas especies animales, incluida el cerdo. Trabajan con la hipótesis de que los lechones que durante la lactación han tenido menor contacto con la cerda y los humanos sufren más procesos de estrés posteriormente. Tomaron 98 cerdas y sus camadas, demostrando que el contacto maternal mejoró el peso al destete (6,1 vs 5,7 kg) pero no tuvo ningún impacto en su supervivencia. El contacto humano no tuvo efecto sobre la ganancia media diaria o, dicho de otra manera, no hubo impacto negativo en los parámetros productivos con el contacto positivo con las personas.

Reduced maternal contact and positive human contact has a limited effect on 18-day old piglet behaviour in a novel arena test. J. Savaglia, K. Tomas, K.J. Plush, J.E. Zemitis, D.N. D’Souza, K.L. Butler, P.H. Hemsworth and A.J. Tilbrook

La resistencia frente al estrés puede ser modulada en base a experiencias tempranas ligadas al contacto con la madre y con las personas. La hipótesis es que reducir el contacto con la madre en edades tempranas puede aumentar el miedo en fases posteriores. En su estudio con cuatro camadas y un test de cuatro minutos con los cerdos alojados en corrales diseñados para valorar éstas interacciones con cuadrículas, determinan que el contacto humano aumenta el movimiento de los lechones en áreas concretas, y una restricción de contacto con la madre reduce el movimiento de lechones que se exponen a diferentes objetos. Ambos factores tuvieron un efecto que duró poco en el tiempo.

Effects of early housing and interactions with humans on the severity of tear staining in pigs. M.E. Hayes, P.H. Hemsworth, L.M. Hemsworth, R.S. Morrison, A.J. Tilbrook, K.L. Butler and J.N. Marchant

La presencia de cromodacriorrea (tear staining), secreción ocular lacrimal de glándula hardeian en el borde del ojo, se estudia como posible causa de factores de estrés ligados a sistemas de alojamiento y contacto con personas, creando una graduación según el porcentaje de lechones con dicha clínica desde la semana 1 a 17 de vida. Valoran como contacto positivo la reducción de los niveles de cortisol, la inactividad, la mordedura de colas y el crecimiento medio diario. Concluyen que la presencia de lagrimeo puede ser un indicador del estado de bienestar, siendo necesarios más estudios de investigación para conocer los mecanismos precisos de estrés que inducen tal problema.

The effect of farrowing crate heat lamps on the skin and rectal temperature of sows. M. Jorquera-Chavez*, J.R. Craig, B.S. Tucker, N.C. Gardiner and R.S. Morrison

El estrés por calor tiene un impacto negativo en el consumo de alimento, crecimiento y gastos terapéuticos. Estudian si las lámparas de calor de los lechones lactantes afectan a las cerdas reproductoras en base a un estudio realizado con 40 cerdas, analizando la temperatura ambiental, la temperatura rectal y cutánea de las cerdas (cámara térmica) durante los 23 días de lactación. Analizando las cerdas que alcanzan la temperatura superior en contacto con la lámpara determinan que su temperatura de piel y rectal son superiores entre 1-4ºC más, por lo que, es preciso que las lámparas estén lo suficientemente separadas de la posición entre los lechones y la cerda.

Weaning stress does not negatively influence the humoral immune response in pigs using the tetanus toxoid vaccine as a model. D.L. Turpin, S.O. Sterndale and J.P. Mansfield

El destete supone cambios tanto fisiológicos como anatómicos importantes en el digestivo de los lechones. El planteamiento es si la vacunación debe hacerse antes o posterior al destete, y su impacto sobre la respuesta inmune. Analizan la aplicación de una vacuna frente al tétanos (Equivac vaccine) en 8 camadas de lechones con dos grupos de 32 lechones, unos vacunados antes y otros después del destete (20 días de vida). Los niveles de cortisol (ng/ml) en ambos casos son más elevados en el momento del destete y un poco más elevados en el momento de la vacunación post destete. Los niveles de anticuerpos (IgG e IgM) por densidad óptica se elevan después de la vacunación y consideran aceptable la vacunación en el momento del destete (24 horas) sin afectar la respuesta inmune humoral.

What have we learned about the effects of heat stress on the pig industry? Dr Fan Liu, Rivalea Australia

Son muchos los efectos fisiológicos derivados del estrés por calor. Los tres mayores impactos en la producción porcina tienen lugar en las cerdas lactantes, en el primer mes de gestación y en los cerdos de engorde. La reducción de la fertilidad va del 5-10% en los meses de verano, además de aumentar los días no productivos con un pico de las repeticiones entre 30-40 días de gestación. No se altera el intervalo entre el celo normal y la ovulación (1,1 días de media), determinando una pérdida embrionaria asociada a la peor calidad de los oocitos y del esperma, derivados de la menor competencia de los oocitos en las cerdas destetadas en verano. El cuerpo lúteo y la producción de progesterona no se afectan por el estrés térmico, pero sí los niveles de estrógenos con comprometen la viabilidad embrionaria al día 24. Las cerdas inseminadas en verano tienen mayores lesiones por el incremento de agresiones, lo que también condiciona la fertilidad. Las soluciones a la infertilidad estival pasan por la adición de antioxidantes al semen, la inclusión de 0,45% de alfa ácido linoleico en cerdas lactantes, suplementación de dextrosa después del destete e inyección de HCG en cerditas jóvenes a 12 días de gestación.

Las canales de los cerdos nacidos de cerdas inseminadas en verano tienen más grasa (15,6 vs 14,3 mm octubre – principio primavera australiana – October fat pigs) y menor precio de la canal, derivado también de un menor peso al nacimiento y una reducción en la densidad de las fibras musculares de los fetos, así como un descenso en el flujo sanguíneo a nivel de placenta con menor transporte de nutrientes. Algunas soluciones pasan por incrementar el consumo de pienso en el primer mes de gestación para mejorar el peso de la camada y reducir el número de lechones de bajo peso al nacimiento.

En los cerdos de engorde, el estrés por calor nos provoca una reducción en la ganancia media diaria y una penalización de las canales, derivados de una reducción del consumo, de comprometer su integridad de la mucosa intestinal y aumentar los procesos proinflamatorios entéricos. Algunas soluciones son incrementar la densidad energética 1 MJED/Kg, aumentando la fuente de grasa, reemplazar parte de la proteína bruta por aminoácidos sintéticos, incorporar cromo (datos contradictorios), incluir ractopamina (aumenta en 2 kg el peso de la canal – no aceptable en muchos mercados). Los nutrientes para mejorar la función de barrera intestinal son la vitamina E (100-200 UI/kg) y selenio (0,5 ppm), así como isoquinolonas y vitamina C. El impacto de los tres principales problemas en Australia supone una pérdida de 22 millones de dólares australianos al año.

Gilts and sows adapt feed intake and feeding behaviour differently when moved into dynamic groups with electronic sow feeders. L. Vargovic and K.L. Bunter

Sobre grupos dinámicos de cerdas gestantes con 300 cerdas/grupo en 2.893 cerdas y 418.751 datos, demuestra que no se reduce el consumo de las cerdas residentes cuando entran nuevas cerdas siempre que el porcentaje de cerdas entradas no supere el 5-10%. En el primer día de entrada sí se reduce un 70% el consumo diario y un 6,15% de las cerdas no visitan la estación, más en primerizas que en multíparas. Se recomienda una monitorización regular para evitar que haya cerdas que no coman y tengan problemas reproductivos.

Reducing group size in electronic sow feeder gestation pens reduced skin injuries and improved reproductive outcomes of sows mated in summer. S. Smith, F. Liu, B.S. Tucker, J.R. Craig, C. Braden, D. Hourigan, M. Webb and R.S. Morrison

Durante los primeros 4 días, las agresiones entre cerdas son más elevadas, y son diferentes según estaciones del año. En una granja de 900 cerdas, analizan grupos de 20, 30 y 40 cerdas a 4,8; 3,2 y 2,4 m2. Las lesiones en la piel aumentan al aumentar el tamaño del grupo, así como las pérdidas de gestación, siendo inferiores en los grupos de 20 cerdas frente a los de 40.

Smart agri-systems for the pig industry. Professor Lisa Collins, University of Leeds

Las granjas intensivas tienen el reto de producir alimento para el aumento de la población humana con el mismo terreno. Aproximadamente el 50% del terreno habitable se usa para la agricultura y, de éste, el 77% se dedica al cultivo y cría de animales. La reducción de antimicrobianos es una necesidad, que se ve favorecida por la mejora en la sanidad y bienestar animal. Lo que necesitamos para una “granja smarter” es disponer de sistemas cercanos a las granjas y a la producción de alimentos, elevada instrumentación de los datos para tomar decisiones precisas en base al análisis de las salidas de datos relativos a su entrada de datos en plataformas digitales integradas dentro de un sistema de economía circular. Algunos de estos sistemas son: aprendizaje automático, drones, manejo automático de luces-temperatura-humedad-agua-nutrientes-CO2, robotizados con captura de datos directamente por RT con una plataforma de análisis y control. En la literatura aparecen 83 sistemas de PLF (Precisión Livestock Farming) que incluyen cámaras, celdas de carga, medidores de flujo, micrófonos, acelerómetros, células fotoeléctricas, de los cuales tan solo el 5% están validados actualmente ya que la integración de la tecnología en la práctica es irregular a causa de factores ambientales (corrosivo, condiciones no estáticas, infraestructuras, insectos, exposición temperaturas), propios de los animales (variación individual, movimiento) y biológicos (bioseguridad, especialización y valor elevado de los equipos). Los próximos pasos en la innovación de la industria porcina se centran en los sistemas de comunicación (loT, 5G), sistemas de datos de procesamiento con múltiples sensores a tiempo real, desarrollo de soporte de decisiones a tiempo real asociado a control de cuadros de mando (gemelos digitales) y ciberseguridad.

La nutrición de precisión es el mejor mecanismo para mejorar la sostenibilidad en la producción porcina ligada a la productividad y salud de los cerdos, aportando los requerimientos nutricionales precisos que pueden reducir el coste de alimentación y reducir el impacto medioambiental. Los sistemas de detección precisa de enfermedad y de bienestar ayudan a mejorar los índices productivos, reducir las pérdidas y reducir el uso de antibióticos. Las tecnologías de aprovechamiento y monitorización de los suelos alrededor de las granjas permiten la economía circular, mejoran la productividad de los suelos y reducir el impacto medioambiental.

National Pork Center- University of Leeds
National Pork Center- University of Leeds

pH/temperature loggers accurately measure muscle pH and temperature decline of pork carcasses. M. Trezona and K.L. Moore

Es difícil correlacionar el pH y la temperatura de las canales después del sacrificio, teniendo unas correlaciones que van de 0,801 en el pH a 0,990 en la temperatura. El estudio está relacionado con un tamaño de muestra de 376 canales.

Variance components estimation for body length and area traits derived from image analysis of live pigs. N.R. Sarker*, B.J. Walmsley and S. Hermesch

La longitud de las canales es esencial, junto al diferente valor de sus partes para hacer su valoración económica. La variación en la conformación corporal está determinada por numerosos factores, entre otros los parámetros genéticos de las diferentes líneas. Miden la longitud y áreas de jamones, paletas, lomo y abdomen (belly). La heredabilidad de dichas medidas indica que la longitud del cerdo tiene un h2=0,21 y que todas las áreas tienen moderada heredabilidad.

Antonio Palomo Yagüe

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados