Lee este artículo en:

¿Qué futuro tienen las larvas de insectos como fuente de proteínas para la alimentación de los cerdos?

Pros, contras y limitaciones actuales del uso de larvas de mosca soldado negra como fuente alternativa de proteínas.

Los piensos para cerdos normalmente requieren un 15-25 % de proteína bruta para proporcionar la ingesta necesaria de aminoácidos limitantes para cerdos en crecimiento. Las alternativas a las fuentes tradicionales de proteínas para piensos, como la soja y la harina de pescado, incluyen las semillas de algodón, perilla, lino y girasol. También se han investigado otras fuentes derivadas de materiales procesados ​​de animales o insectos. El valor comercial o la aceptación de estas fuentes alternativas a gran escala requiere un examen cuidadoso de su modelo comercial, estructura de precios y seguridad. Actualmente, las principales empresas ofrecen productos proteicos a base de larvas de insectos destinados a ser incluidos en la alimentación de los cerdos. Las larvas de la mosca soldado negra (BSF, por sus siglas en inglés) son consumidoras impresionantes de residuos vegetales/animales, convirtiendo del 12 al 25% de la biomasa sólida en larvas que luego pueden recolectarse para ser usadas como proteína para la alimentación. Por lo tanto, la sostenibilidad de las empresas que producen fuentes de proteína, para su entrega a granjas o fábricas de pienso, en base a las larvas de insectos, se ve afectada por los rendimientos larvarios, las fuentes seguras de sustrato para las larvas, las pruebas de seguridad de los productos, los costos comparativos de producción, etc.

Marco normativo

Muchas normativas estatales regulan la venta de productos que contienen materiales derivados de insectos y de los subproductos y residuos que pueden usarse como sustrato donde crecen y se comercializan las larvas, con un riguroso plan de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), obligatorio para comercializar larvas de BSF como ingrediente de piensos. En el caso de piensos para cerdos, es importante restringir el acceso de cualquier larva a residuos que contengan restos de rumiantes o cerdos (intraespecies).

Figura 1. Producción de larvas de mosca soldado negra.

Figura 1. Producción de larvas de mosca soldado negra.

Marco comercial

La producción comercial de larvas de insectos destinadas a la alimentación animal requiere una fuente de sustrato adecuada (por ejemplo, materiales de desecho baratos), métodos de cría y procesado de los insectos controlados por APPCC, análisis de productos y procesos para detectar patógenos conocidos y contenido en metales pesados. El período de crecimiento de la producción de larvas en bandejas a escala comercial suele requerir mucha mano de obra. Hay que determinar las fechas de almacenamiento y caducidad de los productos. Actualmente, la comparación de costes de producción de larvas de insectos respecto a todas las demás fuentes de proteínas sigue siendo desfavorable. La tasa de conversión real de las larvas de BSF, que convierten los materiales del substrato en un producto proteico utilizable, requiere un examen minucioso: asumiendo que el material de desecho usado como sustrato contenga un 80% de agua, entonces 1 t de desechos entregada a una instalación comercial, sólo produciría 50 kg de larvas, en peso seco.

Problemas de seguridad

  1. Patógenos: El sustrato utilizado para la producción de larvas de insectos (por ejemplo, residuos vegetales y animales) puede ser complejo y contener varios patógenos bacterianos, fúngicos y virales. Durante el período de producción, las larvas de BSF pueden retener numerosas bacterias peligrosas en su intestino y tegumento, por ejemplo Salmonella. Por lo tanto, para que el procesado destinado a eliminar estos patógenos tenga éxito, debe excluir cuidadosamente ciertos materiales de producción o personal. La eliminación del riesgo de material priónico presente en los productos larvarios solo puede lograrse mediante la restricción completa de los materiales procedentes de rumiantes o cerdos (intraespecies). Los hongos y parásitos patógenos, como Enterocytozoon y Cryptosporidium y nematodos, pueden representar un riesgo significativo por su capacidad para persistir en los materiales procedentes de larvas de insectos. Es posible que, alimentando a los animales con larvas de insectos, se facilite la transferencia genética de plásmidos desfavorables, como los genes de resistencia a los antibióticos. La historia reciente ha demostrado la capacidad de los ingredientes de pienso contaminados con virus, de viajar por todo el mundo, lo que ha tenido consecuencias devastadoras.
  2. Metales pesados y pesticidas: Las larvas de insectos son muy resistentes, por lo que pueden acumular metales pesados como el cadmio, plomo, mercurio y arsénico, haciendo necesario analizar lotes según un APPCC. Otros estudios, más beneficiosos, han demostrado que las larvas de BSF pueden degradar antibióticos y pesticidas.

Figura 2. El pienso de cerdos debe ser seguro para ellos y para los humanos.

Figura 2. El pienso de cerdos debe ser seguro para ellos y para los humanos.

¿Podemos convertir el estiercol y residuos de alimentacíón humana en proteína para pienso animal?

Es posible si el estiércol (por ejemplo, gallinaza) y los residuos alimentarios se obtienen, procesan y analizan cuidadosamente antes de ser usados como sustrato de las larvas de BSF. De este modo las larvas procesadas podrían usarse como ingrediente del pienso para otras especies, por ejemplo, cerdos o acuacultura. Pero hay una variedad tan grande de patógenos que, siendo realistas, no pueden analizarse todos, y teniendo en cuenta la impredecibilidad, la variabilidad de los estiércoles/restos de comida, el riesgo potencial y la percepción pública, es dudoso que este uso logre la aprobación regulatoria en muchos países. Aunque el estiércol se puede conseguir localmente para reducir la propagación de enfermedades exóticas y se pueden eliminar los patógenos durante el procesado, la transferencia pasiva de las enfermedades por los insectos sigue siendo una gran preocupación. Si las larvas de BSF se alimentan con algo que puede ser clasificado como residuo alimenticio humano, a menos que se lleve a cabo un procesado aprobado, las larvas también se clasificarán como residuo.

Realidades del cultivo de larvas de insectos: algunos pros y contras:

Pros Contras
Mejora la sostenibilidad de la producción de piensos. Principio de circularidad. El cultivo comercial de insectos requiere nuevas habilidades y más complejidad
Las larvas de insecto tienen un índice de conversión elevado Peligros y riesgos desconocidos
Menor dependencia del transporte y la importación de ingredientes para piensos El coste de producción como ingrediente de pienso es muy superior (2-3 x) en comparación con los actuales líderes del mercado, como la harina de soja
Requiere menos tierra y agua que otras fuentes de proteína Los riesgos higiénicos son más complejos y costosos de controlar
El alto coste de producción se puede superar con mayor inversión y escala Los sustratos más abundantes, por ejemplo el estiércol, no disponen de aprobación reglamentaria y son difíciles de transportar
Crea innovación y conocimiento que puede usarse para mejorar la resiliencia de la alimentación animal en el futuro La producción de insectos a escala comercial puede requerir mayores costes de capital y mano de obra

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados