Lee este artículo en:

Destetar sin óxido de zinc (1/3): un buen destete empieza en la maternidad

Hablamos con Alberto García (Inga Food SA, España) y Chretien Gielen (De Varkenspraktijk, Países Bajos), para abordar los aspectos que tienen que ver con el manejo y condiciones del destete.

La importancia de lo que hacemos antes de destetar

El uso de óxido de zinc a dosis “terapéuticas” ha sido durante muchos años una de las medidas principales para prevenir la aparición de diarreas, principalmente colibacilares en el postdestete. A estas alturas ya no queda productor ni técnico que no sepa que este uso quedará prohibido en Europa a finales de junio de 2022.

No existen productos o materias primas sustitutivas que por sí solos puedan tener el mismo efecto que el óxido de zinc. Así pues, las estrategias pasan por cambios nutricionales y mejoras relacionadas con la calidad de los lechones, el manejo adecuado, la reducción del estrés del destete, etc.

Contamos aquí con dos profesionales, Alberto García, técnico en Inga Food SA España, y Chretien Gielen, veterinario de De Varkenspraktijk, uno de los mayores grupos de consultoría en producción porcina en los Países Bajos, para abordar los aspectos que tienen que ver con el manejo y condiciones del destete.

Ambos autores coinciden en que lo que hagamos en maternidad tiene una influencia directa en la fase de destete y, específicamente, en la reducción de problemas de diarreas tras el destete.

A modo de ejemplo García, nos cuenta que en Inga Food SA han desarrollado un checklist de 90 puntos muy completo, que utilizan para revisar todos los aspectos que tienen que ver con el éxito del destete. De esos puntos, un 35% tienen que ver con la fase de maternidad en relación al manejo, patología o instalaciones de esa fase.

En concreto hacen hincapié en todo lo que tiene influencia en el peso a destete: encalostramiento, patologías digestivas en maternidad, etc.

Insiste en que el objetivo en maternidad es destetar un lechón de peso y edad adecuado. Como en las granjas se utilizan mayoritariamente genéticas hiperprolíficas, y con el fin de evitar animales de poco peso al destete, se va a 4 semanas de lactación de forma estricta. El objetivo son 26,5 días de media, con pesos de 6-6,5 kg de PV. Cuando las granjas no tienen espacio, se ha optado por reducir censo o pasar a manejo en bandas a 3 o 5 semanas.

Respecto al peso, es evidente la importancia del manejo e instalaciones adecuadas, pero a su vez está muy correlacionado con el estado sanitario, no solo digestivo sino general, como PRRS u otras enfermedades. También se hace mucho hincapié en controlar la patología digestiva neonatal, especialmente el rotavirus (figura 1). García considera que el rotavirus tiene un papel tanto en fase neonatal como en fase post destete.

Figura 1. Para obtener un lechón apto para un destete sin problemas, es necesario controlar la patología digestiva en la fase de maternidad.
Figura 1. Para obtener un lechón apto para un destete sin problemas, es necesario controlar la patología digestiva en la fase de maternidad.

Gielen, da mucha importancia al peso al nacimiento del lechón (aunque admite que es un aspecto poco influenciable, especialmente con las cerdas hiperprolíficas) y a la producción lechera de la cerda.

Los otros puntos clave son la edad al destete y al consumo de alimento del lechón en maternidad. Respecto a la edad al destete, apunta que lo ideal es que tengan un mínimo de 24 días, y coincide con García en la importancia de controlar las diarreas víricas. Pues afectan al peso y a las lesiones en las microvellosidades y dejan al lechón menos preparado para el destete.

Consumo de alimento en maternidad

Gielen considera que conseguir que los lechones tengan un buen consumo de alimento en maternidad es uno de los factores más determinantes (figura 2). Lo resume así: “Pequeñas porciones de alimento fresco tantas veces al día como se pueda. Hay que empezar el 4º-5º día. Al principio no hay que buscar un consumo, sino un aprendizaje. Se debe conseguir que el lechón tenga curiosidad por el alimento y eso se consigue con las múltiples pequeñas raciones.” Añade, “hay que evitar alimentos de excesiva calidad (con elevados porcentajes de azucares o leche) que son demasiado distintos de lo que el lechón encontrará en el postdestete y no lo preparan”.

Figura 2. Aportar crep feed a partir del 4-5ª día tiene durante esos primeros días una función de estimular la curiosidad del lechón hacia el pienso, por eso la pauta de muy poca cantidad, tantas veces al día como se pueda.
Figura 2. Aportar crep feed a partir del 4-5ª día tiene durante esos primeros días una función de estimular la curiosidad del lechón hacia el pienso, por eso la pauta de muy poca cantidad, tantas veces al día como se pueda.

García nos cuenta su protocolo. Empezar entre el quinto y el séptimo día. El primer alimento, es de tipo lactoreemplazante, normalmente en harina, muy aromático, para iniciar consumo. Se debe hacer mucha renovación de alimento esos primeros días.

A partir de 18-20 días, un tipo prestarter, ya en gránulo fino, de alta digestibilidad, palatabilidad y aroma, pero que sea el mismo alimento con el que se destetará y se mantendrá en los primeros días de transición.

García nos cuenta también su buena experiencia con el aporte de agua en platos en maternidad a partir de los 2-3 días de vida, que le permiten conseguir 200-300 gramos más de peso y estar más entrenado para la fase de destete. Aunque eso sí, es un manejo reservado para productores cuidadosos, que lo van a hacer de forma adecuada y limpia. Gielen es más escéptico con este manejo ya que cree que es poco higiénico. Prefiere centrarse en que las cazoletas o chupetes de maternidad funcionen correctamente.

El proceso del destete

Destetar es un proceso que implica muchas acciones, sacar las madres de maternidad, sacar los lechones, cuánto tiempo pasa desde que se empieza hasta que el lechón está en una sala de destete con la densidad y temperatura adecuadas y con opciones de comer, etc.

Los autores enfatizan la importancia de conocer cómo se realiza este proceso en cada granja. Gielen cuenta que no existe una forma única de destetar puesto que cada granja tiene condiciones distintas. En su grupo trabajan realizando auditorias en granja del proceso de destete con el objetivo de proponer mejoras a sus clientes: observando los manejos, las condiciones de las salas de destete al recibir los animales, etc.

Para García, cómo se hace en cada granja estará muy determinado por la logística, horarios de transporte, etc. Pero su proceso ideal es el siguiente: que las cerdas coman la primera toma de la mañana y dar tiempo a que los lechones se amamanten después. Esto le da al lechón un “colchón” para lo que vendrá después. Esto se facilita mucho con los sistemas de alimentación automáticos para cerdas en maternidad. Se puede dar de comer a las 5 de la mañana y a las 8 estar cargando lechones que ya han realizado una toma de leche ese día.
También expone que prefiere sacar primero a las cerdas de maternidad. Intentar sacar a los lechones primero pone muy nerviosas a las cerdas, hay mucho ruido en la sala y es un proceso muy estresante.

En las granjas que tienen destete en la propia granja es preferible hacerlo con calma a media mañana, una vez los lechones han realizado 2 o 3 tomas de leche.
Cómo se trabaja para conseguir un buen peso al destete y hacer un proceso de destete lo menos estresante posible, es un requerimiento indispensable para llegar al destete con altas opciones de éxito. En el próximo artículo nos adentramos propiamente en el manejo y las condiciones adecuadas en la fase de destete.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados