Lee este artículo en:

Fallo reproductivo: causas frecuentes de aborto, momificación y mortalidad perinatal en cerdos, una perspectiva sencilla de diagnóstico

Sólo existen unas 7 enfermedades infecciosas relacionadas con los problemas reproductivos

Por lo general, un ganadero querrá echar la culpa de los problemas reproductivos a las enfermedades infecciosas, pero sólo existen unas 7 enfermedades infecciosas reconocidas relacionadas con el problema. La mayoría de éstas pueden provocar un problema agudo mientras que en muchos casos el problema es crónico y ha permanecido durante mucho tiempo sin ser detectado.

Aborto/nacido muerto/lechones débiles y placentas

La enfermedad infecciosa a menudo provoca los mismos signos clínicos que se observarían si la causa estuviera relacionada con otros sistemas o con una infección generalizada, como temperatura elevada, inapetencia continuada, abortos, retornos anómalos al celo, lechones débiles o una mayor incidencia de lechones nacidos muertos, momificados o débiles. Si no se observan estos signos, es probable que el problema esté relacionado con el manejo, causas fisiológicas o nutricionales. Cuando un análisis sanguíneo simple no aporta información serán necesarias pruebas de serología comparada para hacer un diagnóstico útil.

A continuación se mencionan las siete enfermedades principales por orden de probabilidad, con la excepción de las tres primeras que, en regiones indemnes deben descartarse siempre en primer lugar.

1) Pestes porcinas (PPA y PPC)

Indistinguibles sobre el terreno, ambas pueden producir todos los síntomas de una diátesis hemorrágica pero en las formas crónicas sólo producirán algunos efectos teratogénicos o reproductivos como cerdos con temblores. En las formas agudas con temperatura elevada pueden producirse abortos, momificación y mortinatalidad. Existen varias técnicas antigénicas (PCR, RT-PCR, inmunohistoquímica, hibridación in situ) y también pruebas ELISA con captación de antígeno y Fab (fragmento de unión al antígeno) para antígeno. También existen muchas pruebas serológicas para los animales recuperados.

050530-4

Camada muerta por PPC

2) Virus de la enfermedad de Aujeszky



Pueden producirse abortos 10-20 días después de la enfermedad clínica en cualquier momento, especialmente durante los 2 primeros meses de gestación. Las cerdas pueden presentar todos los síntomas de una infección: pirexia, anorexia, depresión, etc. Las pruebas de mayor utilidad son la histología con inclusiones y la inmunohistoquímica. Existen varias pruebas ELISA.

3) Brucelosis

(B. suis)

Se difunde habitualmente por el verraco, por lo que se produce un aborto precoz y, por lo general, puede darse orquitis en los verracos. Se puede hacer cultivo de los ganglios linfáticos. Aparecerán títulos positivos en las piaras, pero produce una reacción cruzada con Yersinia y, en muchos casos los falsos positivos son más numerosos que los afectados por B. suis.

La leptospirosis probablemente deberá considerarse a continuación dados los riesgos zoonóticos.

4) Leptospirosis

(L. interrogans variedad serológica pomona y posiblemente también muenchen y bratislava)

Tras la introducción de animales afectados se producen abortos en las 2-3 últimas semanas de gestación y puede ir acompañado de secreciones vulvares y en ocasiones de lechones débiles. Se puede aislar el agente infeccioso de los tejidos fetales y de la orina de la cerda. Se encontrarán anticuerpos en los fluidos torácicos de lechones nacidos muertos. Las muestras comparativas de suero mostrarán aumentos de los títulos en las cerdas abortadas.

5) PRRS

Posibles epidemias de fallos reproductivos con abortos, mortinatalidad, momificación y aumento de la mortalidad previa al destete. El aislamiento del virus del pulmón, amígdalas suero o ganglios linfáticos es de utilidad, como lo son los métodos de detección del antígeno (hibridación in situ y PCR). También existe una gran variedad de técnicas serológicas.

6) Parvovirus porcino

A menudo se trata de un problema esporádico debido a la inmunidad variable de la piara y, con frecuencia, sólo afecta a las cerdas primíparas. Se observan principalmente casos de momificación y mortinatalidad más que abortos. Los problemas de parto pueden ser característicos. Se puede detectar el virus en fetos de menos de 16 cm, o hacer PCR para antígeno en fetos y pruebas ELISA para anticuerpos fetales. Se detectarán títulos elevados de anticuerpos en fetos (de más de 16 cm) y en las cerdas (varias pruebas).

Diseminación intrauterina de la infección

7) SMEDI

Está mal definida y es semejante al parvovirus. Es esporádica, afecta principalmente a cerdas primíparas y produce camadas de pequeño tamaño, nacidos muertos, momificados, muerte embrionariae infertilidad. El virus es difícil de aislar siendo el pulmón fetal el que ofrece mayores posibilidades. Se pueden encontrar anticuerpos en el feto (de más de 16 cm).

Diferencia entre un pulmón de nacido muerto, izquierda, y uno que sí ha respirado

La mayor parte de las granjas porcinas presenta un índice ‘normal’ de abortos de aproximadamente el 1%. La mayoría de los animales presentarán títulos de influenza, PRRS, parvovirus y leptospirosis porque están presentes los agentes causantes de la enfermedad pero sin provocar trastornos.

Los seis factores que provocan problemas no infecciosos son factores de manejo, factores ambientales, factores de alimentación y nutrición y, los más importantes, los factores del verraco, los de la cerda y el magnífico “popurrí” conocido como infertilidad estacional.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados

Caso clínico: Episodio de abortos

Se trata de un ciclo cerrado con 280 cerdas. El manejo se realiza en 7 bandas con destete a 28 días. Las cerdas se reemplazo se adquieren en el exterior y entran cada 6 semanas. Las dosis de inseminación se compran. El alimento también se adquiere fuera de la explotación y el agua de bebida procede de un pozo tratado con cloro y con peróxidos.

Descargas vulvares e infertilidad

Las descargas vulvares pueden tener su origen en los riñones, vejiga urinaria, uretra, útero, cervix, vagina o en la propia vulva. Las decargas que se originan en el tracto urinario normalmente no tienen un efecto directo sobre el rendimiento reproductivo.