Lee este artículo en:

Reproductoras PIC. Puntos clave de manejo

En este artículo nos centramos en los aspectos claves de manejo para un óptimo rendimiento de las cerdas de esta genética. Para ello conversamos con Pablo Magallón, veterinario del Servicio Técnico de PIC Sur Europa.

Manejo óptimo de la nulípara

Pablo Magallón destaca la importancia de empezar con una primeriza bien trabajada. Enfatiza que “durante la recría es muy importante asegurar el acceso adecuado de todos los animales al alimento. Un bebedero por cada 10 animales, mínimo de 1m2 por animal en la fase final de recría y alimentación ad-libitum desde el nacimiento a la inseminación”.

Es importante ser sistemático y comenzar a recelar en torno a las 24-26 semanas para conseguir que las cerdas empiecen a ciclar lo antes posible. Hacerlo más tarde conlleva inseminar animales demasiado pesados, con todas las consecuencias sobre producción, longevidad, eficiencia nutricional que comporta.

En condiciones normales, el 70% de los animales debe tener celo detectado tras unos 20-25 días desde el inicio de la recela. Esta pauta permite trabajar con edades de inseminación de 220-230 días y una horquilla de pesos entre 135 kg y 160 kg. Lo ideal es registrar 2 celos antes de la inseminación.

En este punto Magallón es categórico: es básico que en las 3 semanas anteriores a la cubrición la nulípara no tenga ningún evento (vacunación, adaptación a jaulas) que pueda causarle una reducción de la ingesta. Este manejo busca tener el máximo de los folículos posibles en tamaño preovulatorio.

En una situación ideal, o en el diseño de una granja nueva, PIC recomienda 9 semanas de espacio en jaulas para las nulíparas para una adecuada adaptación, control de celos y flushing. En estas granjas se trabaja con 250 lux, buen pasillo para el verraco y dosificadores tipo feeding ball que permiten alimentación ad libitum.

Cuando no hay jaulas suficientes preferieren dejar las primerizas en corral sin ningún tipo de estrés y moverlas a jaula cuando salgan en celo para inseminarlas allí.

La alimentación de la nulípara

Durante toda la entrevista Magallón hace hincapié en la importancia de la condición corporal, para ello recomiendan el uso de unas cintas que miden el diámetro de flanco a flanco y permiten estimar el peso de la nulípara a la primera inseminación.

En 2022, PIC ha presentado nuevas recomendaciones de alimentación basadas en sus estudios. Las recomendaciones se realizan en Mcal de energía neta o metabólica (Mcal EN/EM).

Para una nulípara inseminada por primera vez entre 220 y 230 días de vida, se recomienda una curva plana en toda la gestación de 4,4 Mcal EN diarias.

En el preparto, se debe alimentar a la cerda con la misma cantidad de alimento que estaba comiendo en gestación, pero con alimento de lactación o periparto. Repartido en, al menos, 2 tomas para acostumbrarla a comer en varias tomas y que no haya mucho tiempo desde la última ingesta al momento del parto (reducción de nacidos muertos y de duración del parto).

Tras el parto, la alimentación debe ser ad-libitum, aunque Magallón matiza: “preferimos pautarle un aumento rápido y progresivo de consumo, pero no un ad libitum, justo después del parto.”

Magallón insiste en la medición de la condición corporal: “Somos firmes defensores del uso del caliper, nos permite obtener una medida objetiva de la condición corporal. Se puede enseñar a los granjeros con una formación de 30 minutos, es repetible y permite generar mucha información en tiempo real”. Y prosigue “lo realmente interesante es realizar mediciones al parto y al destete, ya que la medición al parto permite valorar cuán ajustada está la curva de alimentación que se está llevando en gestación a las necesidades de los animales, y la doble valoración parto - destete conocer qué pérdida de condición corporal se ocasiona durante la lactación”.

Al parto, el rango de puntuación caliper para la cerda Camborough debe estar entre 12-15 y la pérdida normal en lactación es de 1,5 puntos para multíparas y 2,5 para nulíparas, aunque lógicamente estos datos deben valorarse en función de lechones destetados, días de lactación etc.

La alimentación de la cerda multípara

En la figura se muestra de una forma detallada las recomendaciones de alimentación para la cerda destetada.

Alimentación y nutrición en gestación. Cerdas multíparas. Actualizado abril 2022. Se asume una ingesta mínima de 11 gramos de lisina digestible por día en base al rebaño. *Estimación realizada en base a una cerda con un peso corporal de 200kg. **Gran parte de las cerdas P2+ tendrán un peso corporal >200 kg. Durante el periodo tardio de la gestación tendrán un peso corporal mayor y por lo tanto requerirán de un nivel de alimentación superior para cubrir sus necesidades de mantenimiento. ***Es muy difícil de reajustar la condición corporal de una cerda gorda durante el periodo de gestación.

Alimentación y nutrición en gestación. Cerdas multíparas. Actualizado abril 2022. Se asume una ingesta mínima de 11 gramos de lisina digestible por día en base al rebaño. *Estimación realizada en base a una cerda con un peso corporal de 200kg. **Gran parte de las cerdas P2+ tendrán un peso corporal >200 kg. Durante el periodo tardio de la gestación tendrán un peso corporal mayor y por lo tanto requerirán de un nivel de alimentación superior para cubrir sus necesidades de mantenimiento. ***Es muy difícil de reajustar la condición corporal de una cerda gorda durante el periodo de gestación.

Los puntos principales a retener son:

  • Las cerdas con estado corporal óptimo debe comer 4,4 Mcal EN/día.
  • Las cerdas delgadas, 6,1 Mcal EN/día. Estas cerdas deben identificarse para recuperarlas cuanto antes y revisarlas semanalmente para moverlas a la curva óptima una vez recuperadas.
  • Las cerdas gordas comen igual que las de condición óptima durante el primer mes de gestación. En caso de que el sistema de alimentación en gestación confirmada lo permita, se pueden restringir entre 30-90 días de gestación a 3,7 Mcal EN.

Para las cerdas de tercera gestación o más, se recomienda aumentar 0,55 Mcal EN (unos 250 gr aliemento) durante el último tercio de gestación, por sus mayores necesidades de mantenimiento.

Otra medida recomendable es dar 300 gramos más de alimento o paja granulada durante los primeros 5 días tras pasarlas a corrales de gestación confirmada para conseguir una mayor saciedad y que, por tanto, estén más tranquilas en los primeros días de agrupamiento.

Lactación

Las recomendaciones generales en lactación son las estándares hoy en día: garantizar buen ambiente a los lechones, un encalostramiento adecuado, etc., pero sí que Magallón quiere hacer énfasis en 2 aspectos concretos:

  • Mucha atención a la nulípara al inicio de la lactación: que se adapte bien a las salas de maternidad y que arranque bien a comer, centrarse en la recuperación postparto y realizar el aumento progresivo de alimentación. Hay que tener en cuenta que la mayoría de nulíparas no conocen el sistema de alimentación que se encuentran en las naves de maternidad y por tanto hay que enseñarles.
  • Como regla general, cargar a las cerdas con 14-15 lechones y realizar el mínimo de movimientos. Esta norma genérica dependerá de las condiciones de manejo, instalaciones, etc. de cada granja, pero la cerda PIC por número de pezones y calidad de lechón al nacimiento está capacitada para trabajar de esta manera.

Control de la mortalidad de las cerdas

La elevada mortalidad de las reproductoras es un problema cada vez más común en todas las granjas y que preocupa al sector porcino. Para terminar este articulo preguntamos a Magallón como se aborda este tema en PIC.

Magallón explica que, según los datos de Benchmarking de la Camborough, la media de mortalidad de las 750 000 cerdas incluidas en Europa está alrededor del 10%. En todo caso, explica, las bases para mantener la mortalidad en números aceptables son:

  • Mantener la condición corporal de las cerdas en el rango adecuado. Sobre todo, evitar las cerdas con demasiada edad y peso.
  • Trabajar muy bien la elegibilidad de la cerda que se insemina. Una buena selección de primerizas es fundamental (aplomos correctos, mínimo 14 tetas, etc). Las tasas de selección del 75-80% son correctas. Aun así, si en el momento de la inseminación nos llega algún animal que no está en condiciones, no debe inseminarse. En el destete debe asegurarse que todas las inseminadas tienen capacidad de llegar a parto. Para él es recomendable trabajar con tasas de reposición del 50% en granjas comerciales.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados