Lee este artículo en:

Explorando los beneficios de la vacunación en sábana frente a PCV-2 en cerdas

Los pesos medios de los lechones al parto en los 3 grupos de cerdas vacunadas fueron estadísticamente superiores a los de las cerdas no vacunadas.

La vacunación en cerdas frente a Circovirus porcino tipo 2 (PCV-2) ha demostrado ser una medida profiláctica exitosa dirigida a combatir las enfermedades asociadas a esta infección que afectan a su descendencia, existiendo abundante bibliografía al respecto. No obstante, pocos son los estudios publicados que describen los beneficios de la vacunación en la propia cerda como consecuencia de la prevención de la enfermedad reproductiva asociada a PCV-2. Así mismo, la vacunación en sábana de cerdas frente a este agente es una estrategia que puede ser de interés en condiciones de campo, aunque no hay bibliografía existente que describa sus efectos. El hecho de que los problemas reproductivos asociados a PCV-2 dependan del momento de infección del feto durante la gestación (tabla 1), enfatiza la relevancia del estado inmunitario de la cerda durante este periodo. En este escenario, se realizó un estudio dirigido a explorar los beneficios de la vacunación en sábana de la cerda frente a PCV2 en sus parámetros reproductivos y en el estado infeccioso e inmunológico de su descendencia.

Tabla 1. Problemas reproductivos asociados a PCV-2 en función del momento de infección del feto durante la gestación (adaptado de Madson and Opriessnig, 2011).

Momento de infección del feto durante la gestación Consecuencia en parámetros reproductivos
1-35 días Muerte embrionaria
Retornos a estro regulares
Pseudogestación
Camadas pequeñas
35-70 días Fetos momificados
Abortos
70-115 días Fetos momificados
Nacidos muertos
Nacidos débiles
Partos retrasados
Abortos

El estudio se realizó en una granja convencional de 1.200 cerdas ubicada en España, positiva frente a Mycoplasma hyopneumoniae, positiva estable al virus del Síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS) y negativa al virus de la enfermedad de Aujeszky. En la granja no existía histórico de vacunación frente a PCV-2 en reposición ni en cerdas. La infección por PCV-2 estaba presente en la granja, detectándose en suero de cerdas y en cordones umbilicales. Se incluyeron en el estudio un total de 288 cerdas que se distribuyeron en 4 grupos experimentales balanceados por paridad, niveles de anticuerpos frente a PCV-2 y semana de inseminación: 73 cerdas se vacunaron previamente a la inseminación artificial (pre-IA) con 1 ml i.m. de una vacuna comercial de PCV-2, 72 se vacunaron a media gestación, 73 se vacunaron al final de la gestación y 70 recibieron solución salina para actuar como control negativo del estudio.

Se registraron los parámetros reproductivos y se tomaron muestras de sangre de cordones umbilicales al parto para la detección de PCV-2 en suero y posteriormente se tomó muestra de sangre de 5 lechones de cada cerda al destete con la intención de medir los niveles de anticuerpos frente a PCV-2.

Tabla 2. Resumen de parámetros reproductivos.

Grupo % Momias Peso lechón al nacimiento (promedio±desviación estándar) % cordones umbilicales positivos a PCR -PCV2
V pre-IA 1.1% 1.63±0.39 Kg 4%
V media gestación 1.3% 1.67±0.38 Kg 11%
V final de gestación 1.8% 1.65±0.39 Kg 12%
NV 2.2% 1.59±0.37 Kg 24%
Grupo Nacidos muertos
V pre-IA o media gestación 4.3%
V final de gestación o NV 5.5%

V: Vacuna; NV: Grupo no vacunado

Los resultados (tabla 2) obtenidos mostraron que:

  • Los pesos medios de los lechones al parto en los 3 grupos de cerdas vacunadas fueron estadísticamente superiores a los de las cerdas no vacunadas.
  • El porcentaje de momias tendió a ser inferior en cerdas vacunadas pre-IA que en cerdas no vacunadas.
  • El porcentaje de lechones nacidos muertos tendió a ser inferior en cerdas vacunadas pre-IA o a media gestación al compararlas con las cerdas vacunadas a final de gestación o no vacunadas.
  • Cuanto más próximo al parto tuvo lugar la vacunación de la cerda, superior era el porcentaje de cordones umbilicales positivos a PCV-2, obteniendo el grupo de cerdas no vacunadas el mayor porcentaje de cordones positivos. Este porcentaje fue estadísticamente inferior entre el grupo vacunado pre-IA comparado con el grupo no vacunado, y tendió a ser inferior en el grupo vacunado a media gestación comparado con el grupo no vacunado. Este resultado sugiere que la vacunación podría reducir la transmisión transplacentaria de la infección por PCV-2 de la cerda a los fetos. Además, este efecto es superior cuanto más temprano tiene lugar la vacunación en la gestación.
  • Por último, los niveles de anticuerpos frente a PCV-2 de los lechones al destete procedentes de cerdas vacunadas fueron superiores a los de cerdas no vacunadas. Este resultado junto con el anterior son de especial relevancia para los lechones en crecimiento ya que la vacunación de las cerdas reduce en su descendencia la presión de infección por PCV-2 desde edades muy tempranas (lactación), así como incrementa su inmunidad pasiva.

Estos resultados indican que la vacunación frente a PCV-2 en sábana a cerdas es una herramienta con potencial para la mejora de sus parámetros reproductivos, así como para reducir la transmisión transplacentaria de la infección por PCV-2 a los fetos e incrementar la transmisión de anticuerpos maternales frente a PCV-2 a su descendencia.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados

20 años de Circovirus porcino tipo 2

En estos últimos años desde que apareció la vacuna frente a PCV-2 para solucionar la enorme problemática generada por la Circovirosis, ¿qué crees que ha cambiado y cómo afecta a las granjas? ¿ha cambiado algo en la presentación del PCV-2 en los últimos años?