Desarrollo y gestión del programa genético de una granja

TwitterLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
En este artículo te contaremos como diseñar y planificar un programa genético, el cual es un punto crítico para el desarrollo de un proceso productivo.

Autor: Hernán Barrales 

Dentro de un programa de mejora continua debemos desarrollar los procesos productivos que componen el flujo de animales en una granja: alimentación, trabajo, salud, bienestar, reproducción y genética. Podemos diferenciar dos grandes grupos, los que tienen impacto a corto plazo, y los que forman parte estructural del programa de producción o de largo plazo. De estos últimos, el más importante es el diseño y planificación del programa genético.

El desarrollo del programa genético de una granja cuenta con puntos críticos de control bien definidos:

  1. Planificación del programa genético
  2. Implementación y trazabilidad de los procesos
  3. Monitoreo de la expresión del progreso genético (PG)

Lo primero que debemos conocer es cómo ingresa el PG a nuestra granja. En el siguiente esquema se muestra el flujo de genes, desde la casa de genética hasta las granjas comerciales.

Siempre habrá una diferencia de PG entre nuestra granja y las granjas núcleo de la empresa proveedora. Esa diferencia se denomina “Lag Genético” y está dado por los tiempos de crianza de las diferentes generaciones que componen la pirámide genética.

“Si no planificamos la reposición de genes esta brecha se hará más grande y nuestro potencial de mejora decrecerá año a año”.

                          

Los puntos clave para mantener el PG son:

  • Selección de un proveedor de genética que asegure la actualización constante de sus granjas multiplicadoras
  • En caso de reposición con cachorras F1: mantener una tasa de reposición del 45-50%
  • En el caso de reposición propia con abuelas en nuestra granja:
    • Reemplazar si o si anualmente el 50% de nuestras abuelas (actualización de genes)
    • Inseminar dichas abuelas con semen de los CIA de las casas genéticas (ingreso constante de nuevos genes mejoradores)
    • Planificar junto con los especialistas en genética la cantidad de “servicios de genética” a realizar por banda y la cantidad de familias de machos a utilizar en un año para mantener la variabilidad genética

Al cumplir con estos puntos básicos aseguraremos un flujo de genes constante que es lo que a fin de cuentas nos otorga potencial de mejora.

“El desafío es que los restantes factores del plan de producción (nutrición, salud, reproducción, ambiente y bienestar) estén orientados a lograr la máxima expresión del PG”.

Es clave la capacitación de todo el equipo de trabajo (operarios, asesores, gerentes y dueños) sobre cuál es la importancia de la genética en un plan de mejora continua.

Si no se realiza un correcto trabajo dentro de los galpones los resultados a mediano y largo plazo no serán satisfactorios. En el siguiente esquema se muestran los procesos asociados a un programa de reposición interna.

             

En la granja solemos decir que entre el servicio de una abuela y el servicio de sus hijas hay un “mundo de distancia”. La importancia de la trazabilidad se resume en que se pueda asegurar con la mayor precisión posible que la cerda a inseminar cumpla con las siguientes condiciones:

  • Ser una hembra de línea F1 “real”, en otras palabras, que no este contaminada con genes de líneas terminales
  • Poder realizar una trazabilidad de sus progenitores para tomar decisiones de mejora de determinados caracteres genéticos
  • Poder realizar una correcta presión de selección a partir de un pool suficiente de cachorras F1 propias (cumplimento de la cuota de monta de genética en cantidad y calidad)

El mayor desafío es lograr un PG equilibrado que se adapte a las necesidades productivas y comerciales de la empresa. Las decisiones que tomamos hoy sobre un programa genético deben están fundamentadas pensando en un trabajo con una duración de al menos 4 años. Por este motivo es que tiene un impacto enorme sobre las características del programa de producción; como por ejemplo desde cómo debo alimentar las cerdas, cuestiones de manejo o trabajo, porcentaje de nodrizas, crianzas artificiales, elección de líneas terminales, instalaciones, etc.

Considerando las líneas genéticas actuales los principales desafíos de un programa equilibrado están asociados a las siguientes interacciones:

  • Cantidad de lechones nacidos vivos vs. Cantidad de tetas funcionales
  • Cantidad de lechones destetados por cerda vs. Kilos de camada destetados por cerda
  • Tasa de crecimiento vs. Conversión global de alimento
  • Productividad de las cerdas vs. Longevidad de reproductoras

La elección de uno de los factores por sobre otro debe estar fundamentada en objetivos comerciales y productivos, la calidad/tipo de las instalaciones y el equipo de trabajo.

A continuación, se presenta un caso real de cómo se realiza el control de la relación “Cantidad de vivos / Cantidad de tetas funcionales” en una granja de 1200 madres. A través de un proceso de toma de datos monitoreamos de forma continua la cantidad de tetas disponibles al nacimiento para generar un patrón de selección que nos permita tener la mayor cantidad de “plazas” disponibles para lechones nacidos. El objetivo es lograr un mayor potencial de crianza individual en las cerdas, una reducción en la tasa de nodrizas y un trabajo del personal menos exigente y estable.

Se analizaron las tendencias para evaluar que el indicador genético “tetas funcionales” acompañe el progreso de los nacidos vivos. Como se observa en el Gráfico 1, si bien las F1 presentaron casi una teta menos con respecto a los vivos, se observa que las abuelas están prácticamente igualando los niveles de nacidos. De esta manera se evidencia que el plan de mejoramiento genético viene avanzado y se espera que en la próxima generación de cachorras F1 aumente la cantidad de tetas totales.

Gráfico 1: Evaluación trimestral de la cantidad de tetas al nacimiento por línea genética relacionado con la media de nacidos vivos.

En esta misma granja, evaluamos el “cuidado” de estas tetas durante todo el proceso de crianza de las futuras reproductoras. Podemos observar en el Gráfico 2 que desde el nacimiento hasta la selección se perdieron un 3.3% de las tetas. Este número evidencia que las tareas de cuidado como tapar las tetas con cinta al nacimiento, el estado de los pisos en maternidad y recría, y el control de enfermedades como las micotoxinas, fueron correctos.

“Es importante que el proceso de crianza no trunque todo lo logrado a través del ingreso de genes”.

Gráfico 2: Evaluación de la cantidad de tetas en diferentes momentos en la vida de las cachorras de reposición

  1. No existe posibilidad de mejora continua sin un programa genético innovador, ordenado y trazable.
  2. Todos los procesos productivos (nutrición, reproducción, salud, ambiente y bienestar) deben estar enfocados en expresar al máximo el potencial genético.
  3. Invertir en genética siempre es rentable.
TwitterLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
3 me gustacomentaMis favoritos

Bienvenido a 3tres3

Conecta, comparte y relaciónate con la mayor comunidad de profesionales del sector porcino.

¡Ya somos 137713 Usuarios!

Regístrate¿Ya eres miembro?
Cuentas recomendadas
Nutrifarms

Nutrifarms

Veterinario - Argentina
GENOX ARGENTINA SA
Empresa - Argentina
MSD Salud Animal Argentina
Empresa - Argentina
333 Argentina

333 Argentina

Empresa - Argentina
No estás suscrito a la lista La web en 3 minutos

Un resumen semanal de las novedades de 3tres3 Argentina

Accede y apúntate a la lista