Lee este artículo en:

Grupos de 8-14 cerdas con jaula larga

En esta explotación se ha sabido aprovechar perfectamente cada uno de los recursos disponibles, consiguiendo de esta manera disminuir los costes e incrementar así los márgenes de beneficio.

“Campillodos” es una explotación porcina ubicada en la localidad de Chatún (Segovia).

En 2009 se adaptó a la normativa sobre el bienestar animal, pasando de tener 436 cerdas en ciclo cerrado a poseer 1.000 cerdas con lechones de hasta 20 kg. En esta explotación se trabaja en bandas semanales, con el objetivo de alcanzar los 48 partos/semana.

Dentro de las modificaciones realizadas cabe destacar que la nave de cebo se transformó en nave de partos y lechoneras, y que se construyó una nueva nave para la gestación. El material ganadero utilizado (dosificadores, jaulas de gestación, jaulas de partos…) provinieron de otra explotación que fue transformada a cebo, reduciéndose de esta manera la inversión.

Nave de gestación confirmada

Foto 1. Nave de gestación confirmada.

La adaptación a la normativa sobre bienestar animal ha mantenido, y en algunos casos, mejorado algunos parámetros productivos.

Tabla 1. Parámetros productivos 2009-2011

Descripción 2009 2010 2011
Nacidos totales 12,60 12,23 12,88
Nacidos vivos 11,39 11,00 11,28
Destetados por parto 9,60 9,79 10,20
Tasa de partos 82,20 % 82,20 % 86,80 %
Repeticiones 10,00 % 9,00 % 6,90 %
Lechones destetados (cerda/año) 24,12 25,34 26,31

Diseño de la nave de gestación

Se han diseñado parques de 9 cerdas, de las cuales 7 son multíparas (2,25 m2/cerda) y 2 primerizas (1,64 m2/cerda), con unas dimensiones de 5,00 metros (m) de ancho por 3,80 m de fondo. El suelo tiene un tramo de hormigón compacto de 1,8 m en la zona de alimentación, y rejilla de 2,00x0,50 m en el resto. La rejilla tiene 140 mm de tabica y 20 mm en las aberturas de drenaje.

Las jaulas son de 2,00 m de longitud y 0,60 m de anchura. El comedero es corrido, de hormigón y está colocado a nivel del suelo. En el comedero se suministra conjuntamente el pienso y el agua.

Parque de gestación

Imagen 1. Parque de gestación.

La nave consta de dos pasillos laterales de 0,75 m con el fin de permitir el movimiento de los animales y un pasillo central de 0,60 m para la regulación de los dosificadores de alimentación.

Aspectos clave del diseño

Condicionante de partida:

  • Inspección rápida de los animales: gracias al pasillo longitudinal con parques a los dos lados y a los grupos pequeños, que permite de un vistazo el comportamiento de los animales.
  • Minimizar cojeras: la distribución de la zona enrejillada en la zona de movimiento y zona de hormigón en la zona de jaulas evita suciedad y humedades. La rejilla antideslizante es clave.
  • Minimizar enfrentamientos: la instalación de jaulas largas, que protegen a toda la cerda y dificultan el contacto con otras durante la alimentación, reduce la competencia por el alimento.
  • Estado corporal homogéneo: hacer grupos pequeños ha permitido separar a cerdas dentro de un mismo lote por estado de carnes y alimentar de forma diferente parque por parque. La jaula larga reduce la competencia por el alimento garantizando la ración individual. El manejo de los animales, separando los agresivos y las débiles o enfermas es clave para conseguir lotes homogéneos.

Los factores clave de diseño son los siguientes:

  • Zona de descanso: partiendo de que el 95% del día la cerda está tumbada, se ha diseñado asegurando zonas de descanso para todos los animales. Las cerdas se tumban en aquellos lugares donde puedan apoyar todo el cuerpo, contra una pared o en una jaula.
    En esta explotación, la zona fuera de las jaulas (de 5,00 metros de anchura) sólo puede acoger cómodamente a 3-4 cerdas, por lo que el resto deberían quedarse dentro de sus jaulas. Para que esto sea así, las jaulas tendrán una longitud mínima de 1,70 m, ya que por debajo de esta longitud empeoraríamos la comodidad del animal, al no poder apoyar todo el cuerpo y saldrían a buscar espacios más amplios fuera de las mismas, sin dejarnos atrás que esta situación supondría una alteración en el comportamiento de los animales del parque, que no tendrían sitio suficiente zona de descanso para todos, generando más peleas. Por otro lado, las cerdas necesitan todo el espacio disponible para tumbarse, impidiéndoles así realizar la distinción entre zona limpia y zona sucia. La jaula larga reduce considerablemente la competencia por la comida.

Espacio para descanso

Foto 2. Espacio para descanso.

  • Tamaño del grupo: deben ser pequeños (8-14 cerdas), siempre en función del tamaño de la banda. No debemos olvidar que cuanto más pequeño sean los grupos, más podremos dividir a los animales según su estado de carnes. Además, en grupos pequeños se reduce la competencia en las comidas, evitando de esta manera problemas añadidos.
  • Enrejillado: La cerda defeca cuando come y cuando se mueve. En este diseño hay 1,50 m de hormigón en la zona de alimentación y el resto es rejilla, significando que esta última cubre todas las zonas con posibilidad de ser ensuciadas, garantizándose de esta manera que el suelo esté siempre seco.

Las zonas de paso y movimiento de las cerdas (que en estos diseños coinciden con la parte central del parque) deben ser enrejilladas, mientras que las zonas de alimentación y descanso (que coincide con los extremos del parque) deben ser de hormigón compacto, con el fin de poder diferenciar las zonas limpias y sucias. Son aconsejables también los parques completamente enrejillados.

Conclusiones

Adaptar una explotación de cerdas al cumplimiento de la normativa sobre bienestar animal es sencillo con este sistema, sin embargo, los detalles son claves para conseguirlo. No podemos olvidar que cada granja es diferente y que no sirve fotocopiar un diseño válido para un caso y esperar que nos funcione bien en otro, sino que hay que adaptar de manera precisa el diseño a cada granja y a cada granjero.
Para conseguir un correcto comportamiento de los animales lo más importante es dejar bien definidas las zonas de descanso y de movimiento. Si no conseguimos que cada cerda tenga su zona de descanso, el sistema no funcionará. En este caso optamos por la instalación de jaula larga por los siguientes motivos:

  1. Zona de descanso: si el parque no tiene suficiente zona de descanso para todas las cerdas, la jaula larga es una buena opción en la que la cerda está cómoda. La cerda necesita apoyar todo el cuerpo para descansar y por eso es fundamental tener una jaula de más de 1.70 metros de longitud.
  2. Competencia: dentro de una jaula larga las cerdas se sienten protegidas y las compañeras tienen muy difícil acceder al cubículo, siendo el único punto de contacto, la parte trasera del animal, al contrario de lo que ocurre con semibox cortos. La mordedura de vulvas no está siendo un problema en ninguna de las granjas adaptadas con jaula larga.
  3. Manejo: la jaula larga facilita la inspección de los animales al reducirse los movimientos de cerdas. La mayoría mantienen su posición durante toda la comida.

“Campillodos” es un excelente ejemplo de adaptación a las nuevas necesidades del mercado. En esta explotación se ha sabido aprovechar perfectamente cada uno de los recursos disponibles, consiguiendo de esta manera disminuir los costes e incrementar así los márgenes de beneficio. SENCILLEZ Y SENTIDO COMÚN marcan la filosofía de trabajo de esta empresa desde su nacimiento.

Emplazamiento naves

Foto 3. Emplazamiento naves.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.