TwitterLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
0
Lee este artículo en:

Resumen de la Allen D. Leman Swine Conference 2021 - micoplasma y gripe

Antonio Palomo nos ofrece el resumen de las ponencias sobre Mycoplasma hyosynoviae, Mycoplasma hyosynoviae, Senecavirus, APPV y las de gripe presentadas en la pasada edición de la Allen D. Leman.

Mycoplasma elimination: A historical perspective. Paul Yeske, Swine Vet Center

Las pérdidas económicas asociadas al Mycoplasma hyopneumoniae se derivan de un peor crecimiento, pérdida de eficiencia del alimento y aumento del coste de medicación. En EEUU el coste medio en granjas positivas es de 5 $/cerdo, motivo por el cual muchos se plantean su eliminación. Hay muchos métodos de erradicación, como la despoblación y repoblación, destete temprano medicado, método suizo, cierre de granja con medicación en masa, o medicación en masa sin cierre de granja. La combinación de la vacunación con la medicación ha dado buenos resultados, igual que el cierre de la granja.

Diagnostic problems with unexpected positive PCRs. Melissa Hensch, The Maschhoffs

Mycoplasma hyopneumoniae provoca resultados de falsos positivos por PCR, lo que origina retrasos en el traslado de los animales a granjas de destino, costes adicionales de análisis e impacto en la producción. En su estudio demuestran la posibilidad de detección por PCR de antígeno residual de las vacunas en el ambiente y múltiples localizaciones después de la administración de la vacuna muerta, lo que provoca un riesgo de falsos positivos en cerditas de reemplazo que se han monitorizado antes del transporte o movimiento a la granja de reproductoras.

Lab experiences with unexpected positives. Albert Canturri, University of Minnesota

El diagnóstico molecular, y en especial el PCR es la técnica más utilizada para determinar la presencia o ausencia de agentes patógenos específicos en una muestra. No obstante, la interpretación de los resultados, en asociación con los datos clínicos de las granjas, no siempre son fáciles de argumentar, encontrando hechos inesperados como el aislamiento del agente en tejidos impredecibles o clínica no compatible, lo que requiere profundizar en su investigación. El Mycoplasma hyopneumoniae tiene la complejidad intrínseca de crecer con dificultad en medios de cultivo, siendo el PCR la técnica estándar de diagnóstico para la detección de la bacteria. Su detección en fluidos procesados ha dado resultados poco sólidos, ya que se considera que la misma se restringe al tracto respiratorio. Los procedimientos de toma de muestras, su transporte y la degradación del ADN/ARN en el medio ambiente, pueden afectan dramáticamente a los resultados del PCR (contaminaciones ambientales y cruzadas). Es importante tener en consideración que la viabilidad de la bacteria, su infectividad y su transmisibilidad, son difíciles de determinar, especialmente después de un tratamiento antibiótico.

A comprehensive look into swine lameness cases and Mycoplasma hyosynoviae. Beatriz Garcia Morante, University of Minnesota

El aislamiento de Mycoplasma hyosynoviae como agente causal de artritis se ha incrementado en la producción porcina americana. Se ha detectado en articulaciones de cerdos sin ninguna clínica aparente de cojeras. Se ha confirmado la presencia en humanos que sufren artritis en las articulaciones, sugiriendo una correlación potencial con el grado de enfermedad. Recientemente se ha reportado la detección de Mycoplasma hyosynoviae en fluidos orales de lechones y cerdos de engorde por PCR. En su investigación encuentran una pobre correlación entre la detección del agente patógeno por PCR en fluido sinovial y membranas sinoviales con las lesiones histológicas de la membrana sinovial. En paralelo, encuentran abundancia de erisipelas y géneros de la familia Pasteurellaceae, aproximadamente en la mitad de las muestras, lo que demuestra la importancia de considerar coinfecciones en el origen de las artritis. Los análisis metabolómicos sugieren que en diferentes granjas hay variaciones significativas en la composición de los aminoácidos que determinan las diferentes familias en cuanto al grado de cojeras.

Post-epidemic dynamics of PEDV in the U.S.: Current trends and patterns. Dennis Makau, University of Minnesota

El virus de la diarrea epidémica porcina provoca una enfermedad entérica que se documentó por primera vez en EEUU en 2013, desembocando en un problema epidémico, persistiendo en las granjas de reproductoras con baja incidencia durante el periodo postepidémico. Utilizan datos de 1.100 granjas de 27 estados entre julio 2014 y junio 2021, divididas en seis regiones según análisis de regresión y espacio temporal. Durante el estudio se registraron 625 cuadros clínicos en 373 granjas. El número de cuadros se redujo de las 95 granjas anuales en 11 estados entre junio de 2014 y junio de 2015 a las 53 granjas en 9 estados entre julio de 2020 y junio de 2021. Los focos son estacionales, con más incidencia durante el invierno (enero a marzo) y con mayor incidencia en áreas de mayor densidad (2 veces más).

Overview of PDCoV occurrence in the U.S. Catalina Picasso, University of Minnesota

El deltacoronavirus porcino se reportó por primera vez en EEUU en 2014 como causante de diarrea en lechones lactantes, teniendo un repunte de casos en los últimos años y especialmente en áreas de alta densidad porcina. En un estudio sobre 1.300 granjas entre enero de 2015 y julio de 2021, reportaron 163 casos en 15 estados, siendo la mayoría (70%) entre 2019-21 y con una prevalencia 3,43 veces mayor en invierno que en el resto del año (menor en verano). El riesgo también aumenta 1,5 veces cuando la granja está a menos de 5 km de distancia de una granja infectada durante 35 días (transmisión local).

Update on the epidemiology and herd dynamics of Senecavirus A. Guilherme Preis, University of Minnesota

Senecavirus A ha emergido recientemente en la industria porcina como agente causal de enfermedad vesicular, que clínicamente es difícil de distinguir de la fiebre aftosa, con elevada mortalidad de lechones lactantes de forma ocasional. Entre 2018-19 se tomaron muestras de suero de 98 granjas de madres y 95 de cebaderos, que fueron analizadaso por inmunofluorescencia indirecta. En un segundo proyecto, entre 2020-21, se tomaron 10 muestras de fluidos procesados de granjas semanal o bisemanalmente, analizados por rRT-PCR. El 17,3% de las granjas de madres fueron positivas y tan sólo el 7,4% de los engordes. Las granjas de madres con elevadas medidas de bioseguridad tienen un ratio 0,2 menor de seropositivos. El número de semanas consecutivas que dieron negativas después de un positivo fueron de 1 a 10 semanas, por lo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de considerar cuándo se estabiliza la granja.

Emerging Atypical Porcine Pestivirus (APPV) in a Midwestern sow farm. Isaac Goldner, University of Illinois

APPV es un virus ARN con envoltura, emergente, que se aisló por primera vez en España en 1997 y que se ha detectado en Asia, Europa, América del Norte y América del Sur. Este virus es conocido por infectar a futuras reproductoras y cerdas jóvenes, causando daños neurológicos derivados de la desmielinización del cerebro y espina dorsal en sus lechones, provocando temblores congénitos. La prevalencia varía tanto en cada camada como entre camadas, estando en EEUU en el 6% en un reciente estudio realizado por RT-PCR. La diseminación del virus tiene lugar por vía orofecal, vertical y sexual, siendo la principal la vertical entre cerdas jóvenes y sus lechones. Presentan un estudio en una granja de 5.000 cerdas entre julio 2020 y 2021, que tuvo una aparición esporádica en cerdas de primer y segundo parto, de forma que los primeros casos se resolvieron solos después de afectarse varias camadas enteras desde el momento del nacimiento, con una duración variable entre lechones, e incluso en algunos de los mismos no llegó a resolverse. Las medidas que tomaron se basaron en extremar las medidas de bioseguridad y realizar feed back con placentas entre las cerdas más jóvenes.

Evaluation of how false Mhp positive tracheobronchial swabs led to a system-wide Mhp naïve gilt vaccination strategy analysis. Megal Kellen, Iowa State University

Mantener la granja de reproductoras negativa a Mycoplasma hyopneumoniae requiere de análisis regulares frente a la bacteria y no introducir ninguna cerdita de reposición positiva. Testar las cerditas en la cuarentena es la estrategia rutinaria usada para monitorizar el estado sanitario de la granja, al tiempo que se vacunan durante dicho periodo, lo que hace muy complicado el uso de la serología y nos remite a una técnica diagnóstica más compleja como los hisopos traqueobronquiales (TBS). Después de cada falso positivo, los animales se deben retestear dos semanas después, dando lugar a la cancelación de su transporte. Debemos considerar el riesgo de falsos positivos cuando realizamos estrategias vacunales en los locales de cuarentena, ya que son frecuentes.

Diagnostics approaches towards the end of Mycoplasma elimination projects. Amanda Sponheim, Boehringer Ingelheim

Mycoplasma hyopneumoniae es considerada como la bacteria más importante del tracto respiratorio, que afecta a la industria porcina americana, con pérdidas derivadas del retraso de crecimiento, incremento del índice de conversión y aumento en el gasto de antibióticos. El control parcial mediante programas de erradicación está bien descrito. La sensibilidad imperfecta de las técnicas de diagnóstico en animales vivos, los cambios de sensitividad durante el curso de la enfermedad y la esperada baja prevalencia al final de los programas de control, crean dificultades en el escenario diagnóstico. Actualmente, el análisis individual y de pooles durante la fase crónica de la infección se están haciendo usando catéteres intratraqueales y tomando muestras in vivo. Debemos extremar las condiciones sanitarias de toma de muestras, prestando especial atención a la limpieza de los equipos entre muestras, manejo de los catéteres y atendiendo a los posibles falsos positivos por contaminaciones ambientales o contaminaciones cruzadas. El tamaño muestral también es crítico, así como el número de muestras por pool.

Where do we go from here on Myco elimination? Maria Pieters, University of Minnesota

Las infecciones por Mycoplasma hyopneumoniae son altamente prevalentes, endémicas y crónicas en la práctica, y contribuyen al desarrollo de la neumonía enzoótica y al complejo respiratorio porcino. Los métodos de eliminación actuales no son aplicables a gran escala, aunque los nuevos estudios epidemiológicos están abriendo nuevas oportunidades para su control.

Foundational knowledge to consider influenza control and elimination projects. Montse Torremorell, University of Minnesota

El virus influenza causa pérdidas económicas en la producción porcina, suponiendo un potencial riesgo de infecciones zoonóticas y pandémicas. Las infecciones por dicho virus predisponen a otras infecciones bacterianas y a un mayor uso de antibióticos. El virus influenza es altamente transmisible pero su transmisibilidad puede decrecer por la inmunidad tanto cuanti como cualitativa. La inmunidad activa es más efectiva, pero su impacto dependerá en parte en la similitud entre la cepa vacunal y el virus campo, lo que está en contraste con la inmunidad pasiva, en la que la inmunidad va decreciendo con la edad y donde la respuesta de anticuerpos depende de si los cerdos son capaces de replicar el virus a pesar de que aparentemente estén sanos (diseminadores silentes). Los lechones y las futuras reproductoras son las principales subpoblaciones capaces de mantener la infección por influenza endémica (principales replicadores del virus o de entrada de nuevos virus). La excreción del virus se restringe a las secreciones del tracto respiratorio superior (secreciones nasales, secreciones orales y aerosoles) y difiere según tamaño de poblaciones. Uno de los factores que contribuyen a que las infecciones se mantengan más tiempo es la presencia de múltiples cepas dentro de la población. La cocirculación de cepas genética y antigénicamente diferentes es común pero limitada. Los programas de control deben incluir estrategias que vayan directamente a minimizar la transmisión entre poblaciones sensibles, como futuras reproductoras y lechones, así como estrategias que corten el ciclo de transmisión entre estas poblaciones, al tiempo que aumentar su resistencia a la infección (implementar estrategias de manejo y vacunación).

Regional approaches to control influenza. Susan Detmer, University of Saskatchewan

En Canadá han identificado unos 700 virus influenza en porcino y de 500 de ellos tienen la secuencia completa de su genoma, lo que facilita conocer sus patrones de movimiento en diferentes zonas o áreas en los últimos 10 años. En los últimos 3 años han centrado su atención en los clústeres genéticos y subtipos de virus porcinos en las diferentes regiones y sistemas productivos. Usan las relaciones filogenéticas de los virus con las regiones geográficas. Con ello consideran cuántas cepas están presentes en las vacunas y observan que es posible que una o más cepas dominen la respuesta inmune, de forma que el resto de los virus tienen limitada su generación de anticuerpos. Otro paso importante es analizar el suero de cerdos vacunados y lechones de madres vacunadas para determinar los anticuerpos protectores que han producido. Analizando lechones con menos de una semana de vida de madres vacunadas, encuentran que entre 60-100% (75%) tienen inmunidad maternal. Esta información es importante compartirla entre productores y veterinarios de diferentes áreas productivas para establecer programas de control eficientes.

Impact of swine influenza vaccination on virus reassortment and genetic diversity. Chong Li, University of Minnesota

El virus gripe es un patógeno zoonótico crítico. La alta diversidad de los virus encontrados en cerdos demuestra su elevada capacidad de mutación y reorganización, dando lugar a nuevas variantes con características antigénicas que facilitan al virus escapar de los mecanismos inmunitarios del hospedador. Los programas vacunales tratan de reducir la emergencia de nuevas cepas, reducir la duración de los cuadros clínicos y las coinfecciones. Por contra, la vacunación no parece afectar a la diversidad de HA del virus gripe, su grado de evolución y polimorfismo de sus nucleótidos en el tracto respiratorio inferior de los cerdos. En su estudio, la vacunación se explora como medida para mitigar la emergencia de nuevas cepas del virus, siendo necesarios más trabajos de investigación en condiciones de campo.

Pig and people management practices to wean influenza negative pigs. Gustavo Lopez-Moreno, University of Minnesota

La infección por virus gripe en cerdos origina retraso de crecimiento y un incremento en la susceptibilidad a infecciones secundarias. La vacunación se considera como una herramienta principal para controlar infecciones por el virus en granjas de reproductoras, pero no es suficiente para tener lechones negativos en el momento del destete, siendo preciso combinarla junto con medidas de bioseguridad interna a efectos de reducir la prevalencia.

Understanding risks of influenza transmission between pigs and farm Workers. Gustavo Lopez-Moreno, University of Minnesota

La transmisión del virus gripe entre cerdos y personas representa una amenaza tanto para la salud animal como pública. Los trabajadores de granjas son una población importante, ya que ellos pueden ser una fuente de contagio a los cerdos, contribuyendo a la diversidad genética de los virus encontrados en cerdos, al tiempo que ellos pueden infectarse con cepas de origen porcino, resultando en infecciones zoonóticas con potencialidad pandémica. Tomaron muestras nasales de trabajadores de granjas durante un periodo de 8 semanas, dos veces a la semana, antes de entrar a la granja y al final de la jornada laboral, analizándolas por RT-PCR. El 57% de los trabajadores dieron positivos, siendo un 27% antes de entrar en la granja y un 41% al salir. Esto evidencia el riesgo de transmisión entre cerdos y trabajadores, pudiendo ser portadores del RNA del virus en sus fosas nasales temporalmente.

Human-to-swine transmission and subsequent evolution of H1N1 pandemic 2009 lineage influenza A viruses in US swine. Alexey Markin, USDA ARS

El virus gripe A 2009 H1N1 pandémico (pdm09) se volvió endémico y reemplazó el pre-2009 H1N1 estacional en humanos. Este virus tiene la capacidad de atravesar la barrera interespecies causando incursiones y cuadros de gripe en porcino cada año. En su estudio, llevado a cabo entre 2011-12 y 2019-20, establecen una elevada correlación entre el número de detecciones de pdm09 humanos y pdm09 de porcino en base al estudio filogenético, guardando más paralelismo en el primer periodo de estudio que en el segundo, con relativa ausencia de circulación en humanos y persistencia en porcino.

Putting all pieces together to eliminate influenza from sow farms. Cameron Schmitt, Pipestone Veterinary Services

El virus influenza A de porcino tiene tendencia a volverse endémico en nuestras actuales granjas. La mayor circulación del virus tiene lugar tanto en las salas de aclimatación de las futuras reproductoras y en los lechones de 10-21 días de vida. La combinación de vacunaciones homólogas frente a cepas específicas de la granja (dos dosis en sábana en animales reproductores separadas 30 días), la filtración del aire, la prolongación de las cuarentenas de futuras reproductoras (mínimo 65 días) y las medidas de bioseguridad interna (atender salas de partos de recién paridas hacia más días de lactación y minimizar adopciones/cesiones) son esenciales para desarrollar programas de reducción/eliminación.

Antonio Palomo Yagüe

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados