Trouw Nutrition Latam

Teléfono:+50224164450

País:Guatemala

SeguidoresSiguiendo592

Previniendo el desarrollo de úlceras gástricas a través de un manejo adecuado

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
La mejor medida para reducir el riesgo del desarrollo de úlceras gástricas es la prevención.

Escrito por Juan Miguel Peralvo, PhD – Nutricionista Especialista en Cerdos para Sur y Centroamérica en Trouw Nutrition

La granulometría es un factor importante en la eficiencia alimenticia en los cerdos. La evidencia de campo y estudios científicos nos indica que el manejo adecuado del tamaño de partícula en las dietas de cerdos permite mejorar la productividad y evitar el riesgo del desarrollo de ulceras gástricas.

  1. ¿Qué es la granulometría y como se mide?

La granulometría nos indica el tamaño y distribución de las partículas del alimento balanceado. La granulometría se expresa como diámetro geométrico promedio (tamaño de las partículas) y desviación geométrica estándar (distribución de las partículas) expresado en micrones (μ), como se observa en la Figura 1 y Figura 2.

¿Dónde y cuándo se debe medir la granulometría?

Como regla general debemos medir la granulometría en tres puntos críticos de control: 1) después de la molienda; 2) después del mezclado; 3) y en el producto terminado sea este peletizado o en harina. Sin embargo, es importante considerar que la medición en alimentos peletizados es mucho más compleja. La frecuencia con la que se debe medir la granulometría dependerá del criterio del nutricionista. Sin embargo, lo ideal es realizarlo diariamente y tomando en cuenta el nivel de tecnificación de la planta de producción de alimentos. Normalmente, plantas modernas tienen equipos de molienda más estables y con mejor estabilidad de la molienda, mientras que plantas pequeñas, antiguas o de porcicultores que producen su alimento en granja requieren mayor atención debido a una alta variabilidad de la molienda.  

¿Cómo está asociada la granulometría con la eficiencia alimenticia en cerdos?

Debido a una masticación mínima en el comportamiento alimenticio de los cerdos, los cerdos degluten el alimento directamente con una reducción incompleta en el tamaño del alimento consumido. Por lo cual, el alimento suministrado a los cerdos debe tener un tamaño de partícula ideal para compensar por la falta de masticación. Por otro lado, al reducir el tamaño de las partículas del alimento incrementamos la superficie y/o área disponible para el accionar de las enzimas gástricas. Además, una molienda más fina permite una mayor exposición de nutrientes encapsulados en la matriz fibrosa de los cereales. Todo esto significa que, en los cerdos, un menor tamaño de partícula incrementa la digestibilidad y aprovechamiento de los nutrientes, como bien presenta la Tabla 1.  Sin embargo, es importante considerar que la reducción del tamaño de partícula también representa un incremento en los gastos energéticos de molienda y reducción del rendimiento, como es demostrado en la Figura 3.  

¿Cómo está asociada la granulometría con las úlceras gástricas en cerdos?

En los cerdos la granulometría es un factor importante en la viscosidad del contenido gástrico. Una granulometría alta (gruesa) en el alimento terminado (peletizado o harina) reduce la fluidez del contenido gástrico y restringe la movilización de secreciones ácidas desde la región fúndica del estómago a la región esofágica del estómago. Mientras que una baja (fina) granulometría incrementa la fluidez del contenido gástrico y permite que las secreciones acidas del estómago entren en contacto con la pars esofaguea (región esofágica del estómago) lo cual desencadena en la formación de lesiones y posteriormente úlceras, como se puede observar en la Figura 4.

Actualmente, se ha reportado que la prevalencia de úlceras gástrica en cerdos puede llegar al 35% en la recría y engorde, mientras que en las cerdas se ha observado prevalencias del hasta el 24% (Peralvo-Vidal et al., 2021). Por lo cual, el reto del nutricionista es encontrar el punto de equilibrio de la granulometría para alcanzar una buena digestibilidad de nutrientes y prevenir el desarrollo de úlceras gástricas. Caso contrario, si la granulometría no se corrige a tiempo esto puede desencadenar muertes súbitas debido a hemorragias internas, baja ganancia diaria de peso y consecuentemente pérdidas a los productores.

Fisiopatología de las úlceras gástricas

Las úlceras son el resultado de una irritación continua sobre el epitelio escamoso estratificado que cubre la pars esophagea (Lang et al., 1998). Esta irritación es provocada por la exposición prolongada al ácido clorhídrico, la actividad enzimática de la pepsina y los ácidos biliares, lo que produce paraqueratosis (engrosamiento epitelial), erosión, úlceras y estenosis esofágica (Argenzio y Eisemann, 1996; Rivera y Gaafar, 1976), Figura 5.  

¿Como diagnosticamos la presencia de úlceras gástrica en nuestra granja?

Los cerdos afectados por ulceración gástrica muestran poca o ninguna evidencia de signos clínicos en casos leves y moderados. Sus signos clínicos se basan en el tipo de úlcera gástrica (Alan R. Doster, 2000):

Casos sobreagudos: los cerdos presentan síntomas menores y mueren poco después de una ulceración hemorrágica severa, y se puede encontrar sangre coagulada en el estómago durante la necropsia. En algunos casos, también se observa vómitos de sangre antes de la muerte.

Casos agudos: los cerdos desarrollan anemia asociada con la pérdida constante de sangre en el estómago. En los cerdos afectados se puede observar melena debida a sangre parcialmente digerida. Los cerdos afectados con casos agudos presentan algún nivel de depresión y una mayor frecuencia respiratoria. En la necropsia, se puede observar sangre en el estómago.

Casos crónicos: los cerdos afectados por úlceras crónicas se vuelven anémicos, poco productivos y anoréxicos. Al igual que en los casos agudos, se observa melena en los cerdos afectados. Si las úlceras crónicas van acompañadas de estenosis esofágica, los cerdos vomitarán después de comer. La necropsia indica emaciación y anemia grave.

Casos subclínicos: en la mayoría de los casos, las úlceras gástricas tienen un estado subclínico sin síntomas evidentes. A menudo se observan cerdos poco productivos con retraso en el crecimiento a medida que las úlceras se vuelven más graves.

En todos los casos de ulceración, se debe prestar mucha atención para diferenciarla de otras enfermedades que inducen anemia (p. ej., Mycoplasma suis), anorexia (p. ej., Actinobacillus pleuropneumonia) y melena (p. ej., Lawsonia intracellularis) (Hoelzle et al., 2009; McOrist et al., 2006; Thomson y Friendship, 2019).

Factores de riesgos asociados con las úlceras gástricas

La ulceración es un problema multifactorial en los cerdos. Si bien el tamaño de partícula del alimento es uno de los factores preponderantes, otros factores también han sido reportados. Investigaciones recientes indican que ayunos prolongados en transporte incrementan la prevalencia de úlceras en los cerdos faenados (Swaby and Gregory, 2012). Otros autores reportan, que enfermades debilitantes como Porcine circovirus type-2 (PCV-2) o Porcine Reproductive and Respiratory Syndrome Virus (PRRS) incrementan el riesgo del desarrollo de úlceras en cerdos debido a estravación o debilidad para consumir alimento (Corrêa et al., 2008; Quintana et al., 2001; Harms et al., 2001; Proietti et al., 2010).   

¿Como prevenimos las úlceras gástricas?

La mejor medida para reducir el riesgo del desarrollo de úlceras gástricas es la prevención. Por lo cual, dado que las características del contenido gástrico tienen una relevancia significativa para la ulceración gástrica, es importante mantener el tamaño de partícula del alimento > 600 μm, sin embargo, es importante evaluar el costo-beneficio de esta decisión para evitar una pérdida de productividad (Doster, 2000). Sin embargo, es importante ajustar la granulometría de acuerdo con la etapa productiva. Por otro lado, de acuerdo con lo expuesto en los factores de riesgo, es importante evitar el ayuno prolongado y asegurar el consumo de alimento en animales débiles o convalecientes. Siempre debemos recordar que los animales enfermos deben separarse en corrales “enfermería” para evitar el estrés y asegurar un buen consumo de alimento y agua.

Recomendaciones de granulometría en las dietas de cerdos:

Las recomendaciones de granulometrías presentadas en el siguiente resumen se obtuvieron de pruebas en campo y estudios de digestibilidad en laboratorios experimentales.

Referencias:

Las referencias están disponibles a petición.

 

                                                                            

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomentaMis favoritos