Lee este artículo en:

4 factores coyunturales que podrían afectar el desarrollo de la actividad porcícola en 2022

Los efectos económicos negativos que trajo consigo la pandemia y más recientemente el inicio del conflicto armado entre Rusia y Ucrania, gestaron un ambiente de incertidumbre y volatilidad, el cual ha impactado directamente a todos los mercados mundiales.

Hoy en día, la dinámica global del sector porcicultor se ve enfrentada a diferentes variables exógenas que tienden a influir y determinar el desarrollo de nuestra actividad. Es por esto por lo que hemos identificado cuatro aspectos que son fundamentales y de gran relevancia para la porcicultura y que protagonizan la coyuntura actual como son: el aumento de la inflación, los elevados precios de las materias primas, el conflicto Rusia – Ucrania y los posibles brotes de peste porcina africana.

Escenario económico mundial
Variables exógenas. Fuente: Autor
Variables exógenas. Fuente: Autor

Aumento de la inflación

Desde finales de 2021 y en lo corrido de 2022, se han observado niveles récord de inflación en la mayoría de las economías del mundo, los cuales son derivados del surgimiento de diversas presiones inflacionarias como el aumento de los precios del petróleo, el encarecimiento de los cereales y oleaginosas, el incremento del precio de los fertilizantes, entre otras, que corren el riesgo de durar más de lo que se preveía.

Si bien la economía “despegó” nuevamente en 2021 luego de las restricciones impuestas por la pandemia, este despegue se ralentiza ya que la demanda de bienes se topó con cuellos de botella en las cadenas de producción a nivel mundial, que están dando lugar a una escasez de productos y a un aumento generalizado en los niveles de precios, más aún con los nuevos brotes de COVID-19 en algunas ciudades de China, que han generado confinamientos y afectaciones en la actividad productiva de ese país.

Asimismo, las interrupciones en la actividad de los puertos chinos, han aumentado el precio de los fletes marítimos y la disponibilidad de contenedores, lo que se refleja directamente en el incremento del precio de los bienes, ya que en su gran mayoría son transportados por vía marítima.

Por otro lado, el alza en los precios del petróleo ha impactado directamente la producción y el precio de los alimentos, al ser una materia prima fundamental para la fabricación de agroquímicos y fertilizantes como la urea, situación que se agrava con el avance del conflicto Rusia – Ucrania, pues este generó una presión adicional para los precios del hidrocarburo

Además, de acuerdo con Rabobank, los altos precios de la energía y la escasez de combustibles continuarán limitando la fabricación de materiales clave y bienes intermedios, incrementando así el valor de los bienes finales.

Elevados Precios de las Materias Primas

Así como sucedió en 2021, los precios de las materias primas continuarán muy elevados en 2022, con existencias limitadas y una fuerte demanda que da soporte a los precios, manteniendo una tendencia al alza. Igualmente, la disminución en el volumen de las cosechas sudamericanas, que presentan los más recientes datos del USDA, y la incertidumbre por las exportaciones de granos desde la región del Mar Negro, jalonan aún más el incremento de los precios del maíz y la soya, repercutiendo negativamente en los costos de producción.

De otra parte, a raíz del precio elevado de los combustibles fósiles, una mayor demanda de biocombustibles también presionaría los precios del maíz al alza, situación que eventualmente podría contribuir a la disminución de la disponibilidad del grano necesario para abastecer la demanda de alimento balanceado.

Igualmente, los riesgos climáticos ejercen una presión alcista adicional para los precios de las materias primas. De hecho, el clima impredecible y desfavorable, ha sido reportado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) como causa de expectativas reducidas de cosechas y de la disminución de la producción de alimentos, y un caso puntual lo observamos en el bajo rendimiento de la cosecha sudamericana debido al clima adverso que acompañó su desarrollo.

Conflicto Rusia - Ucrania

La materialización del conflicto bélico entre estos dos países y las sanciones económicas impuestas por los países miembros de la OTAN hacia Rusia, han traído consecuencias muy negativas para las cadenas de suministro, los flujos de comercio y las economías a nivel global, principalmente en lo que respecta a hidrocarburos, granos y fertilizantes, cuya escasez y elevados precios disparan los índices de inflación.

Peste Porcina Africana

Inevitablemente, el panorama productivo para la producción mundial de carne de cerdo continuará desarrollándose bajo la amenaza de los brotes de PPA a lo largo de 2022. Sin embargo, gracias al trabajo preventivo y a las estrictas medidas de bioseguridad, se ha logrado mantener a América Continental libre de la enfermedad, y aunque hay poca información respecto a la situación en República Dominicana, al parecer esta se encuentra controlada por el momento. Así las cosas, si se presentasen brotes de PPA en nuestra región, estos impactarían fuertemente tanto las producciones locales, así como el flujo de comercio internacional. .

Consecuencias y retos para el sector

La coyuntura actual está velada por la conjugación de las variables anteriormente expuestas y podrá traer como consecuencias inminentes la contracción en la cabaña porcina a nivel mundial y una menor oferta de carne de cerdo en el mercado, lo cual sería una respuesta racional por parte de los productores ante los elevados costos de producción y los reducidos márgenes de ganancia. Asimismo, ante el aumento de los precios del cerdo y los niveles récord de inflación, también se esperaría una importante disminución en el consumo mundial tanto de carne de cerdo como de los alimentos en general.

Ante este panorama debemos tener presente que, a lo largo de su historia, el sector porcicultor se ha caracterizado por su gran resiliencia al momento de enfrentar los grandes desafíos que traen consigo las diferentes coyunturas. Si bien, el reto actual es quizá uno de los más grandes de sortear, ya que involucra varios sectores clave de la economía a una escala global, las recomendaciones para tratar de paliar los efectos adversos de los elevados costos de producción, la inflación y demás variables exógenas, se basan principalmente en la mejora de los indicadores de eficiencia y productividad al interior de las explotaciones, así como la mesura al momento de efectuar mejoras en las instalaciones o la ampliación del pie de cría.

Si deseas puedes escuchar el artículo aquí:

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.