Recomendaciones para el control efectivo de Enfermedad de Glasser (Glaserella parasuis)

X
XLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
Recomendaciones de uso de Neumotona 50%, como parte de nuestro programa Medisol.

Glaserella parasuis (anteriormente Haemophilus parasuis), es el agente etiológico de la enfermedad de Glässer. Suele provocar poliserositis, pero la infección también puede provocar artritis, meningitis y septicemia. La prevalencia de la enfermedad de Glässer está aumentando hoy en día y afecta gravemente sistemas de alta salud.

G. parasuis es un miembro de la microbiota respiratoria normal y, como tal, es omnipresente en las producciones de cerdos. Es un colonizador temprano del tracto respiratorio superior de lechones, produciéndose dicha colonización a través del contacto con la cerda después del nacimiento.

En un escenario saludable, se desarrolla la colonización por G. parasuis cuando los lechones todavía están protegidos por la inmunidad materna y existe un equilibrio entre colonización e inmunidad, sin embargo, la enfermedad puede surgir cuando este equilibrio es alterado. Diferentes factores pueden desencadenar la aparición de la enfermedad, incluidas las prácticas de manejo como temperatura ambiente inestable, ventilación deficiente, estado inmunológico de los lechones, presencia de otros patógenos y la virulencia de las cepas de G. parasuis presentes en el rebaño o la introducción de una nueva cepa virulenta.

La transmisión de la enfermedad de Glässer se produce a través de contacto de cerdos portadores o enfermos con animales susceptibles. Por lo tanto, mezclar cerdos de diferentes orígenes es un factor de riesgo que debe tenerse en cuenta al controlar la enfermedad. Se pueden usar vacunas y antibióticos para prevenir y controlar las infecciones, pero se hace fundamental poder acompañar este programa de control con medidas de limpieza y desinfección adecuada considerando que esta bacteria es capaz de generar biofilm y permanecer viable en las instalaciones.

Los programas de bioseguridad, deben incorporar procedimientos de limpieza y desinfección de las instalaciones, líneas de agua y superficies en general, utilizando productos desinfectantes de gran poder biocida y de amplio espectro de acción. Un desinfectante adecuado debe ser capaz de demostrar su efectividad contra patógenos determinados, siendo lo más específico posible en su aplicación, es decir, detallando dosis de uso, patógenos a eliminar y la forma más apropiada de proceder, de manera que un productor pueda elegir la mejor opción para tratar una enfermedad.

Así se puede ver en el estudio “Evaluación de la eficiencia de los 5 desinfectantes contra patógenos relevantes de la industria porcina”, realizado por Veterquimica y la Universidad de Concepción, donde se puede apreciar la eficacia bactericida de 5 productos contra los patógenos que producen el síndrome respiratorio porcino: Glaserella parauis, Actinobacillus pleuropneumoniae, Bordetella bronchiseptica, Staphylococcus hyicus y Streptococcus suis. Como se puede apreciar en los gráficos, Singen® Q–10, Bactolim®C–15 y Duplalim® fueron capaces de eliminar completamente la carga bacteriana contra los todos los patógenos utilizados en el estudio. En el caso de Yodigen® 30 y Plus logro ser eficaz contra A. pleuropneumoniae, B. bronchiseptica y S.hyicus , mientras que para el caso de S. suis y G. parasuis, disminuyo la carga bacteriana en 5 y 6 órdenes de magnitud respectivamente. Por su parte VQ-ROD® RED disminuyo la carga bacteriana entre 5 y 6 órdenes de magnitud dependiendo del patógeno y el inoculo inicial utilizado.

En general los productos utilizados como mínimo lograron disminuir entre 4 y 5 órdenes de magnitud dependiendo del patógeno en la dilución menos concentrada propuesta por el fabricante (Tabla1), indicando que los productos desinfectantes utilizados son una herramienta eficaz para el control bacteriano, siempre y cuando existan las medidas de bioseguridad adecuadas y los desinfectantes sean utilizados en los lugares específicos para los cuales fueron diseñados (pediluvios, rodiluvios, arcos de desinfección, etc.).

Recomendaciones de uso de Neumotona 50%, como parte del programa Medisol

Consideraciones para un correcto tratamiento soluble Amoxicilina es una excelente alternativa para cuadros de poliserositis debido a la buena absorción en tejido y la capacidad de traspasar la barrera hematoencefálica ayudando en los casos de meningitis. Si bien, el principio activo es efectivo para el tratamiento, es fundamental que el producto comercial a utilizar cuente con la formulación adecuada para asegurar a estabilidad en diferentes condiciones con el fin de obtener el resultado terapéutico deseado.

El pH, la temperatura, las sales del agua e incluso el material de las líneas de agua, son factores que disminuyen la disponibilidad del principio activo, es por esto que Neumotona 50% se ha formulado para asegurar la biodisponibilidad necesaria para el tratamiento efectivo en cuadros respiratorios.

Indicaciones Neumotona 50%

Para el tratamiento de cuadros respiratorios provocado por bacterias sensibles a amoxicilina.

• 20mg/kg/día de amoxicilina durante 5 a 7 días, equivalente a 40 mg/kg/día de Neumotona 50% durante 5 a 7 días.

Recomendaciones

1. Los antibióticos Beta-lactámicos, familia a la cual pertenece la amoxicilina, son antibióticos tiempo/dependiente, por lo cual es necesario que se asegure la correcta dosificación del producto de manera de asegurar que el total de la masa animal reciba la dosis diaria requerida, manteniendo la concentración plasmática sobre la concentración mínima inhibitoria (MIC) por un tiempo prolongado.

2. La preparación de la solución madre es clave al momento de medicar. Si el producto está muy concentrado, el principio activo precipita y no está disponible para el consumo. Se recomienda una concentración máxima de 4% de Neumotona 50% en solución madre.

Ejemplo:

• 800 grs. de Neumotona 50% en 20 lts. de agua: 4% de concentración.

Para medicar con dosis superiores se necesita aumentar el volumen de agua en el que se diluirá el producto.

• 1,2kg de Neumotona 50% en 30 lts. de agua: 4% de concentración.

3. Se recomienda siempre medicar previa identificación del patógeno, antibiograma y MIC, sin embargo, en casos de serotipos de Glaserrela parasuis altamente virulentos observados en LATAM, hemos visto mejores resultados al usar dosis de 20-40 mg/kg/día de amoxicilina (40-80 mg/kg/día de Neumotona 50%) durante 5 a 7 días.

 

Bibliografía

1. Diseases of Swine 10th Edition

2. Distribution of Actinobacillus pleuropneumoniae (from 2015 to June 2020) and Glaesserella parasuis (from 2017 to June 2020) serotypes isolated from diseased pigs in Quebec. Lacouture y Gottshalk, 2020.

3. Evaluación de la eficiencia de los 5 desinfectantes contra patógenos relevantes de la industria porcina. Veterquimica.

X
XLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
me gustacomentaMis favoritos

Bienvenido a 3tres3

Conecta, comparte y relaciónate con la mayor comunidad de profesionales del sector porcino.

¡Ya somos 138130 Usuarios!

Regístrate¿Ya eres miembro?
Cuentas recomendadas
Elanco Salud Animal
Educación/investigación - Colombia
JORGE ANTONIO  PEREA GAYOSSO
Veterinario - México
Hypor Latinoamérica
Empresa - Canadá
GRUPO NUTEC

GRUPO NUTEC

Empresa - México
VETANCO

VETANCO

Empresa - Argentina