Lee este artículo en:

Pautas de muestreo de la nueva clasificación de PRRS de la Asociación Americana de Veterinarios de Porcinos (AASV)

¿Qué muestras deben tomarse para las nuevas categorías de PRRS según las directrices de la Asociación Americana de Veterinarios de Porcino (AASV)?

Las pautas de la AASV para la clasificación de granjas con síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS) han sido un referente muy útil para el control y eliminación de la enfermedad. La versión anterior de la clasificación de la AASV se basaba en los resultados del monitoreo en suero de lechones, primerizas y cerdas. La industria porcina evoluciona muy rápido y, desde la primera publicación de las directrices del AASV en 2011, se han desarrollado nuevas técnicas de muestreo (por ejemplo, fluidos del procesado y fluidos orales). La última versión de las directrices de la AASV (Holtkamp et al., 2021) se actualiza incorporando el uso de nuevas técnicas diagnósticas, teniendo en cuenta el mejor conocimiento del efecto que el “pooling” y la agregación de muestras tiene sobre el diagnóstico de PRRS. A continuación, se resume la nueva clasificación de la AASV y la evidencia diagnóstica necesaria para pasar de una categoría a otra (infografías).

Categoría I-A. Positiva inestable con alta prevalencia

Esta es la categoría por detecto de las granjas cuando no se poseen evidencias que respalden su incorporación en cualquiera de las otras categorías. Además, esta es la categoría de las granjas que han sufrido un brote recientemente. En esta categoría se espera una prevalencia alta de lechones positivos con niveles altos de viremia del virus del PRRS (PRRSv).

Positiva inestable alta prevalencia (I-A). Categoría predeterminada para granjas que no tienen información preliminar o para granjas que tuvieron un brote. No se necesitan criterios de apoyo.

Positiva inestable alta prevalencia (I-A). Categoría predeterminada para granjas que no tienen información preliminar o para granjas que tuvieron un brote. No se necesitan criterios de apoyo.

Categoría I-B. Positiva inestable con baja prevalencia

Una granja puede clasificarse en esta categoría después de probar que hay excreción intermitente de PRRSv en lechones durante 90 días. Para ello, podemos usar suero de lechones al destete o fluidos del procesado. La pauta de muestreo en suero es la misma que en la versión previa de la guía de la AASV, monitorear 30 lechones cercanos al destete de forma mensual y analizarlos en “pooles” de 5. Una granja pasa a esta categoría si al menos el 75% (3 de 4) de las pruebas mensuales son negativas en un período de 90 días.

Positiva inestable baja prevalencia (I-B). OPCIÓN 1) Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Se requiere que el setenta y cinco por ciento (tres de cada cuatro) de los muestreos sean PRRSv negativos (mediante RT-PCR) durante un período de 90 días para pasar a esta categoría.

Positiva inestable baja prevalencia (I-B). OPCIÓN 1) Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Se requiere que el setenta y cinco por ciento (tres de cada cuatro) de los muestreos sean PRRSv negativos (mediante RT-PCR) durante un período de 90 días para pasar a esta categoría.

De manera similar, analizar semanalmente fluidos de procesado de la mayoría de las camadas, durante un período de 90 días, también proporciona evidencia de apoyo de la baja prevalencia y excreción intermitente. Si el 75% (10 de 13) de los fluidos de procesado semanales son PRRSv negativos por RT-PCR, la granja se puede promocionar a esta categoría.

Positiva inestable baja prevalencia (I-B). OPCIÓN 2) Una muestra agregada de los fluidos del procesado a la semana es testeada mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Se requiere que el setenta y cinco por ciento (10 de 13) de las muestras en un período de 90 días sean negativas para pasar a esta categoría.

Positiva inestable baja prevalencia (I-B). OPCIÓN 2) Una muestra agregada de los fluidos del procesado a la semana es testeada mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Se requiere que el setenta y cinco por ciento (10 de 13) de las muestras en un período de 90 días sean negativas para pasar a esta categoría.

Categoría II. Positiva estable

La principal característica de esta categoría es que la recirculación del virus se ha detenido y la granja produce lechones negativos a PRRSv (RT-PCR) de forma constante al menos durante 90 días. La primera opción de seguimiento para entrar en esta categoría es analizar mensualmente el suero de 60 lechones cercanos al destete en “pooles” de 10. Si los cuatro muestreos mensuales de suero en el período de 90 días son negativos, la granja puede ser promovida en esta categoría

Positiva estable (II). OPCIÓN 1) Suero de 60 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de diez. Todos los lotes en un período de 90 días deben ser negativos a PRRSv mediante RT-PCR para pasar a esta categoría.

Positiva estable (II). OPCIÓN 1) Suero de 60 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de diez. Todos los lotes en un período de 90 días deben ser negativos a PRRSv mediante RT-PCR para pasar a esta categoría.

Una segunda opción de muestreo para demostrar que no hay recirculación del virus es utilizar la combinación de muestras de suero en lechones al destete y fluidos del procesado. En esta segunda opción, se deben monitorear 30 lechones mensualmente al destete y analizarlos en “pooles” de 5. Además, se debe analizar una muestra semanal de fluidos del procesado que contenga la mayoría de las camadas procesadas durante la semana. El paso a esta categoría se consigue si todas las pruebas (suero y fluidos del procesado) son negativas a PRRSv mediante RT-PCR durante un período de 90 días.

Positiva estable (II). OPCIÓN 2) Combinación de suero y fluidos del procesado. Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Una muestra agregada de fluidos del procesado analizados semanalmente mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Todas las muestras deben ser negativas durante un período de 90 días para alcanzar la categoría.

Positiva estable (II). OPCIÓN 2) Combinación de suero y fluidos del procesado. Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Una muestra agregada de fluidos del procesado analizados semanalmente mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Todas las muestras deben ser negativas durante un período de 90 días para alcanzar la categoría.

Categoría IIvx. Positiva estable con vacuna

Esta es una categoría nueva en la última versión de las pautas de la AASV. Al igual que la Categoría positiva estable, su principal característica es la ausencia de recirculación del virus campo en lechones. La única diferencia con la Categoría II es que está permitido el uso de vacuna viva modificada. Las características y requisitos de seguimiento son los mismos que en la categoría II.

Positiva estable con vacuna (IIvx). OPCIÓN 1) Suero de 60 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de diez. Todos los lotes en un período de 90 días deben ser negativos a PRRSv mediante RT-PCR para pasar a esta categoría.

Si una muestra es detectada positiva mediante RT-PCR a más de dos semanas desde que la granja haya sido vacunada, se debe descartar la presencia del virus campo mediante los métodos diagnósticos disponibles, por ejemplo, mediante secuenciación.

Positiva estable con vacuna (IIvx). OPCIÓN 1) Suero de 60 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de diez. Todos los lotes en un período de 90 días deben ser negativos a PRRSv mediante RT-PCR para pasar a esta categoría.

Si una muestra es detectada positiva mediante RT-PCR a más de dos semanas desde que la granja haya sido vacunada, se debe descartar la presencia del virus campo mediante los métodos diagnósticos disponibles, por ejemplo, mediante secuenciación.

Positiva estable con vacuna (IIvx). OPCIÓN 2) Combinación de suero y fluidos del procesado. Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Una muestra agregada de fluidos del procesado analizados semanalmente mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Todas las muestras deben ser negativas durante un período de 90 días para alcanzar la categoría.

Si una muestra es detectada positiva mediante RT-PCR a más de dos semanas desde que la granja haya sido vacunada, se debe descartar la presencia del virus campo mediante los métodos diagnósticos disponibles, por ejemplo, mediante secuenciación.

Positiva estable con vacuna (IIvx). OPCIÓN 2) Combinación de suero y fluidos del procesado. Suero de 30 lechones al destete analizados mensualmente en “pooles” de cinco. Una muestra agregada de fluidos del procesado analizados semanalmente mediante RT-PCR. La mayoría de las camadas procesadas durante la semana deben estar representadas en la muestra. Todas las muestras deben ser negativas durante un período de 90 días para alcanzar la categoría.

Si una muestra es detectada positiva mediante RT-PCR a más de dos semanas desde que la granja haya sido vacunada, se debe descartar la presencia del virus campo mediante los métodos diagnósticos disponibles, por ejemplo, mediante secuenciación.

Aquí, se permite un período de gracia de dos semanas de muestras positivas después de la vacunación de la cerda. Después de esas dos semanas, debe descartarse la presencia de cualquier cepa de campo en las muestras positivas para PRRSv mediante secuenciación u otra metodología.

Categoría III. Provisionalmente negativa

La categoría III permanece igual que en la versión anterior (Holtkamp et al., 2011). Las granjas en esta categoría han eliminado el PRRSv mediante el cierre de la granja o bien por el reemplazo de todas las cerdas. Para demostrar que el virus está ausente de la granja, las cerdas de reemplazo de origen PRRSv negativo deben permanecer negativas en suero mediante ELISA al menos durante 60 días después de su introducción. El muestreo requerido para conseguir esta categoría es suero de 60 cerdas jóvenes que han estado en la granja al menos 60 días. Los sueros serán analizados individualmente en busca de anticuerpos. Todas las muestras deben ser negativas para poder clasificar la granja en esta categoría.

Provisionalmente negativa (III). Testear suero mediante ELISA de 60 cerdas de reemplazo después de 60 días en el interior de la granja. Para estar en esta categoría todos los resultados (test individuales) deben ser negativos.

Provisionalmente negativa (III). Testear suero mediante ELISA de 60 cerdas de reemplazo después de 60 días en el interior de la granja. Para estar en esta categoría todos los resultados (test individuales) deben ser negativos.

Categoría IV. Negativa

Esta categoría también permanece igual que en la versión previa de la clasificación de la AASV (Holtkamp et al., 2011). Las granjas de la categoría IV son negativas, tanto a la exposición como a la excreción del PRRSv. El virus no está presente y todas las cerdas de la granja son ELISA negativas. Esta categoría se alcanza una vez que se ha demostrado que el suero de 60 cerdas adultas después de completar el reemplazo de toda la granja no tiene anticuerpos frente a PRRSv (testeados de forma individual). Alternativamente, se puede lograr la misma categoría analizando individualmente el suero de 60 cerdas adultas un año después del inicio de la categoría III. Todas las muestras deben ser negativas.

Negativa (IV). Testear suero mediante ELISA de 60 cerdas adultas 60 días después de que el reemplazo de toda la granja se haya completado. Todos los resultados a nivel individual deben ser negativos. Alternativamente, la categoría IV se puede alcanzar un año después del inicio de la categoría III si no se han reportado muestras positivas mediante ELISA. Las granjas repobladas con animales negativos caen por defecto en esta categoría siempre que los resultados de las pruebas diagnósticas sean negativas.

Negativa (IV). Testear suero mediante ELISA de 60 cerdas adultas 60 días después de que el reemplazo de toda la granja se haya completado. Todos los resultados a nivel individual deben ser negativos. Alternativamente, la categoría IV se puede alcanzar un año después del inicio de la categoría III si no se han reportado muestras positivas mediante ELISA. Las granjas repobladas con animales negativos caen por defecto en esta categoría siempre que los resultados de las pruebas diagnósticas sean negativas.

Por último, en esta versión se han propuesto requisitos para el mantenimiento de cada una de las categorías. Los requisitos de diagnóstico para mantener la categoría son específicos de cada categoría y se considera el uso de suero, fluidos del procesado y fluidos orales familiares para facilitar el muestreo. Más información en el siguiente enlace al artículo.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados