Lee este artículo en:

Mejores Técnicas Disponibles para disminuir las emisiones en la ganadería porcina

¿Sabes cuáles son las medidas más eficaces, aplicables en la práctica y viables económicamente para disminuir las emisiones de amoniaco? Su adecuada aplicación generalizada sería suficiente para cumplir con los requisitos establecidos en la normativa de ordenación porcina.

La ganadería, como cualquier otra actividad humana, origina una serie de emisiones a la atmósfera, fundamentalmente en forma de gases (tanto contaminantes como de efecto invernadero). La conocida como “Directiva de techos” (Directiva (UE) 2016/2284), establece unos compromisos de reducción para el amoniaco del 16%, que deben alcanzarse antes de 2030. Sin embargo, lejos de disminuir, durante los últimos años se han incrementado en un 33%, por lo que el esfuerzo debe ser mayor, particularmente en el sector porcino, para el que se han establecido requisitos específicos en el correspondiente Real Decreto de ordenación (RD 306/2020). En el caso del metano, como principal gas de efecto invernadero emitido durante el almacenamiento del purín, existen unos compromisos nacionales de reducción incluidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2020-2030.

Para evitar estas emisiones o disminuirlas lo máximo posible, se emplean una serie de técnicas específicas, algunas utilizadas durante milenios, como son la evacuación frecuente de los purines de los alojamientos, la cubrición de los estiércoles o su enterrado inmediato, con el objetivo de mejorar la salud de los animales o de evitar la pérdida de nutrientes durante su almacenamiento y utilización.

Estas técnicas se siguen considerando hoy en día como Mejores Técnicas Disponibles (MTD) en la normativa comunitaria (Decisión de Ejecución (UE) 2017/302) para disminuir las emisiones de amoniaco ya que cumplen con las condiciones de la definición de MTD, es decir, medidas eficaces, aplicables en la práctica y viables económicamente (además de los beneficios añadidos de mejora sanitaria y contribución a la economía circular). En este artículo nos centraremos en estas tres medidas ya que su adecuada aplicación generalizada sería suficiente para cumplir con los requisitos establecidos en la normativa de ordenación porcina.

Evacuación frecuente

La evacuación frecuente de los purines de las fosas de los alojamientos (al menos dos veces por semana), reduce las emisiones de metano y también de amoniaco, lo que sería suficiente para cumplir con la normativa en granjas antiguas. En caso de no poderse realizar la evacuación con esta frecuencia, también se puede optar por acidificar el purín, instalar depuradores en las salidas de aire o cualquiera de las medidas que se proponen en la Decisión comunitaria sobre las MTD o en el Código marco de buenas prácticas agrarias de la CEPE/ONU para reducir las emisiones de amoniaco.

No obstante, este vaciado debe realizarse de forma obligatoria una vez al mes para evitar las emisiones de metano.

En el caso de las granjas de nueva autorización, además de la eliminación dos veces por semana, estas deben contar con un foso reducido y con las paredes inclinadas o con medidas que permitan una reducción equivalente o superior.

Almacenamiento del purín

El siguiente foco de emisión de amoniaco lo constituye el almacenamiento del purín, por lo que habrán de tomarse medidas en la balsa de almacenamiento. El procedimiento más sencillo, y a la vez más eficaz, sigue siendo la cubrición de la superficie, permitiendo la costra natural (siempre que cubra totalmente la superficie) o añadiendo esferas, figuras geométricas o elementos flotantes (lo que no es muy recomendable en lugares donde haya tendencia a formarse costra natural). Una granja antigua cumpliría con la normativa si puede garantizar esta cubrición. Si no es así será necesario recurrir a técnicas que permitan un porcentaje de reducción equivalente o superior, escogiendo entre las que se proponen en la Decisión o el código CEPE/ONU y entre las que se encuentran la cubrición con cubiertas móviles o fijas de diversos materiales o el empleo de otras técnicas como, por ejemplo, la acidificación o la digestión anaeróbica. En caso de utilizar esta última opción, se deberá realizar un aprovechamiento energético del metano producido y retenido.

Uso de los purines como fertilizantes

Finalmente, la utilización de los purines en el campo es una fuente importante de emisiones que habrá que reducir utilizando las técnicas correspondientes, siendo las más comunes la aplicación localizada mediante tubos colgantes o zapatas o su inyección en el terreno mediante inyectores. El enterrado inmediato mediante arado o vertedera es muy eficaz si se realiza antes de las cuatro horas posteriores a su aplicación, menos eficaz si se entierra 12 horas después o prácticamente ineficaz si se realiza a partir de las 24 horas. Como en los casos anteriores, la decisión comunitaria y el código CEPE/ONU incluyen otras medidas con una eficacia similar que serán igualmente aceptables.

Aunque estas técnicas son orientativas y no excluyentes (lo que significa que se pueden utilizar otras que demuestren un nivel de eficacia similar), sí que han sido contrastadas. Así que, en caso de utilizarse otras técnicas diferentes, deberán demostrar esta eficacia equivalente.

Uno de los aspectos quizá más complejo y que es de obligado cumplimiento, es realizar una estimación de las emisiones, tanto de nitrógeno o fósforo como del amoniaco o gases de efecto invernadero que se emiten en el conjunto de la granja. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pondrá a disposición de los ganaderos una herramienta que permita estas estimaciones de una forma lo más simple posible. El ganadero podrá optar por otros sistemas de cálculo siempre y cuando demuestre que los resultados son equivalentes.

No es posible recomendar MTD aplicables para todas las granjas, ya que las condiciones específicas de cada una pueden requerir actuaciones completamente diferentes. Como orientación, el MAPA ha publicado un documento (Guía de las mejores
técnicas disponibles para reducir el impacto ambiental de la ganadería)
en el que se recogen todas aquellas técnicas disponibles recomendadas por los organismos internacionales y en la que se incluyen las ventajas, inconvenientes, costes y aplicabilidad y que se resumen en la siguiente tabla.

Mejores Técnicas Disponibles (MTD) para disminuir las emisiones de amoniaco y % de reducción
Técnicas % Técnicas %
En los alojamientos
(técnica de referencia, emparrillado total y evacuación superior a una semana)

Cerdas gestantes

Cerdas lactantes

Retirada frecuente, sistema de vacío 25 Canales de agua y purín 50
Retirada frecuente, lavado a chorro 40 Colector de estiércol 65
Refrigeración superficie purín 45 Refrigeración superficie purín 45
Fosa con paredes inclinadas 45 Bolas flotantes 25
Bolas flotantes 25 Sistemas depuración aire 70-90
Sistemas depuración de aire 70-90

Lechones destetados

Lechones cebo

Emparrillado parcial, fosa reducida 25-35 Emparrillado parcial, fosa reducida 15-20
Retirada frecuente, sistema de vacío 25 Retirada frecuente, sistema vacío 25
Emparrillado parcial lavado a chorro 65 Emparrillado parcial, canales purín 40
Emparrillado parcial y acidificación 60 Emparrillado parcial, paredes inclinadas 60-65
Emparrillado parcial y refrigeración 75 Retirada frecuente, lavado a chorro 40
Emparrillado parcial, paredes inclinadas 65 Emparrillado parcial y refrigeración 45
Bolas flotantes 25 Bolas flotantes 25
Sistemas depuración de aire 70-90 Sistemas depuración de aire 70-90
Emparrillado parcial y cinta en V 70
En el almacenamiento
(Técnica de referencia, depósito sin cubrir y sin costra)
Piezas geométricas flotantes 60
Cubierta rígida 80 Bolas arcilla flotantes 60
Cubierta flexible 80 Cubiertas neumáticas 60
Costra natural 40 Bolsa de estiércol 100
Materiales ligeros (paja) flotantes 40 Acidificación purín (pH 6) 50
Durante la aplicación
(técnica de referencia; abanico y no enterrado)
Dilución purines y riego baja presión 30 Inyección superficial 70
Tubos colgantes 30-35 Inyección profunda (5-10 cm) 80
Zapatas colgantes 30-60 Inyección profunda (>15 cm) 90
Acidificación purín (pH 6) 50
Tiempo de enterrado (referencia, enterrado posterior a 12 h)
Inmediato (0-4 horas) 45-65 Antes 12 horas <40

Fuente: Guía de las mejores técnicas disponibles para reducir el impacto ambiental de la ganadería. MAPA (2017)

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados