NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo724
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
18-abr-2022 (hace 3 meses 22 días)

Consideraciones sobre las micotoxinas en cerdo

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Cuando encontremos signos de micotoxinas, debemos mantener nuestros silos limpios, así como nuestros comederos y ordenar las cantidades exactas de alimento que requerimos.

Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

Las Micotoxinas han sido un dolor de cabeza para la industria porcina desde hace mucho tiempo y lo siguen siendo ahora, a pesar de que se han escrito innumerables artículos sobre ellas y de existir en el mercado lo último en tecnologías con miles de productos que aseguran ser la solución al problema, la verdad es que no hemos aterrizado los factores necesarios para resolver el problema de una vez por todas.

Aquí mis consideraciones al respecto.

Origen:

Desde su producción en el campo, las plantas que producen granos están diseñadas para retener la mayor cantidad de agua y llevarla hasta los granos para mantenerlos nutridos, ya sea agua de lluvia, rocío o riego.

Pero esta función deja de ser útil cuando los granos están completamente formados y en proceso de desecación

Es entonces que las micotoxinas aparecen, aprovechando el exceso de humedad, el calor y la oscuridad dentro del habitáculo del grano.

Entonces la mayoría de los granos vienen contaminados de origen desde el inicio del proceso.

Los hongos deterioran la calidad del grano, rompiendo la cubierta protectora y consumen los almidones de su interior, y lo seguirán haciendo mientras tengan las condiciones a su favor, dejando sus metabolitos libres. Durante la trilla, la maquinaria rara vez es lavada desinfectada, y habitualmente los equipos de limpieza no funcionan correctamente, arrojando una gran cantidad de basura, que favorece al crecimiento de hongos. Al final el productor de granos vende kilos, no le importa que sean acompañados de material orgánico y polvo.

                                                     

Transporte Campo – Almacenaje:

Durante el transporte, los tráileres no son cerrados, lo que favorece que se expongan a más humedad y contaminación entre otras cosas. Los camiones rara vez son lavados y desinfectados, para eliminar restos de hongos de viajes anteriores.

          

                                          

Almacenaje:

Ya en la Planta, los granos son almacenados a veces hasta por un año, muchas veces en bodegas de cemento, sin ventilación, ni control de temperatura, menos de humedad, lo que propicia el crecimiento desmedido de hongos, y por consiguiente de Micotoxinas.

Es conocido que muchos vendedores de granos mezclan los granos viejos y malos con granos nuevos y sanos, para poder vender lo que, de otra manera, nadie hubiera comprado.

En otras ocasiones el grano es arrojado al piso, muchas veces con tierra, al aire libre, expuestos a la humedad polvo y contaminaciones atacado vorazmente por roedores, perros, gatos y aves.

Aunque también existen almacenajes profesionales, con silos con ventilación interna, con extractores o ventiladores de velocidad variable, sensores de humedad y temperatura, elevadores internos y sistema de inyección de amoniaco, para enfriar el grano, moverlo, rotarlo inyectar aire o extraer aire, según sea necesario.

Procesamiento:

Previo a comenzar el proceso, el grano es enviado a un aspirador de impurezas, que atrapa polvos, basura y restos de materia no deseable. Este proceso es tardado y elimina hasta 5 % del volumen del grano, lo que se traduce en una merma.

Durante la molienda, los granos dañados, son más quebradizos, puesto que perdieron su integridad, lo que origina más finos.

Para añadir nutrientes al alimento, debe agregarse humedad, en forma de agua, aceite o melaza, proporcionando los elementos necesarios para estimular aún mas el crecimiento de hongos.

Finalmente, en el peletizado se añade otro poco de humedad y calor, lo que vuelve a favorecer el crecimiento de más hongos.

Es muy raro que una planta haga limpieza a todo su sistema, por lo que, desde las bodegas, los silos, elevadores, el molino, las mezcladoras y peletizadoras conserven restos de materia orgánica, (regularmente polvos finos) impregnada de hongos que contaminarán paulatinamente, aunque los ingredientes estén más o menos limpios.

Transporte a Granja:

Tampoco los carros Tolva son sometidos a procesos de limpieza interna. Regularmente solo los lavan y desinfectan por fuera. Manteniendo el mismo riesgo latente que la planta de procesamiento.

Muchos de estos carros tolva también están dañados en su estructura, y permiten filtraciones de humedad y agua, en climas lluviosos especialmente.

Los alimentos peletizados regularmente salen calientes o tibios, y en épocas de frio, condensan humedad dentro del carro tolva, lo que una vez mas convierte a los finos presentes en potenciales bombas de tiempo contaminadoras.

Almacenamiento en Granja:

En las granjas, regularmente ordenan alimento de más, puesto que los encargados siempre quieren estar protegidos con su ingrediente más utilizado y más costoso, “El Alimento” lo que ocasiona que los silos nunca estén vacíos, y siempre tengan alimento, normalmente mezclado de varias semanas, ya que en el interior, el alimento se va consumiendo del centro en el interior, dejando el alimento ubicado en las paredes, (que son las más expuestas a humedad) a las temperaturas externas y la humedad, por mal sellado o fracturas de la estructura de las tolvas.

En granjas, también es muy raro que se limpien las tolvas o silos de alimento, y los sistemas de alimentación, lo que origina el mismo problema que en los almacenajes anteriores, y aquí es donde se potencializa el problema.

Los silos, tienen problemas de estructura, en puertas que no cierran bien, agrietados por materiales dañados, rotos, golpeados, con filtraciones de aire, y agua, además que los hay aún de cemento, lámina negra, lámina acanalada de los años 60´s o anteriores.

Comederos:

Por último, en nuestros comederos tenemos también un crecimiento de hongos y una potencial proliferación de micotoxinas. En gestaciones, muchas veces sirven alimento donde NO hay marranas, y ese alimento se humedece, es atacado por insectos, roedores y aves, finalmente se descompone al paso de los días, hasta que hace falta ese espacio, y ponen a una hembra nueva, la cual devora el alimento, intoxicándose rápidamente.

En los sistemas semi- automáticos y automáticos, se llenan las cajas, o contenedores diariamente, y estos siempre guardan finos, ya que tampoco son lavados con regularidad. También van soltando poco a poco micotoxinas en el alimento diario.

En la lactancia, las hembras suelen jugar mucho con los bebederos, tirando mucha agua sobre el alimento. Si el alimento no es retirado, o consumido, al tercer día ya estará fermentándose, y produciendo micotoxinas.

Conclusión:

Parece casi imposible lidiar con las micotoxinas, debido a que son demasiados Factores, (la mayoría fuera de nuestro control) que afectan la calidad de los ingredientes y el producto final de nuestros cerdos.

Pero debemos recordar que si hay luz al final del túnel. No es todo el año, no son todos los ingredientes, ni son todas las granjas, tampoco es la misma intensidad.

Debemos enfocarnos en las cosas que SI podemos hacer en granjas, recalcular el numero de servicios y de partos, para tener las maternidades llenas, aunque operemos con un ligero extra, trabajar con la bioseguridad de mejor manera, para reducir la presión de infección, proporcionar alimento, agua y ambiente adecuadamente a nuestros animales, para mantenerlos en confort todo el tiempo, entrenar y capacitar a nuestros empleados para que se enfoquen en esos pequeños detalles que marcan la diferencia, y así aunque tengamos las micotoxinas que todo el mundo también tiene, podremos mantener una ventaja competitiva.

Debemos detectar, cuando encontremos signos característicos de las micotoxinas, debemos hacer lo posible por mantener nuestros silos limpios, así como nuestros comederos, ordenar las cantidades exactas de alimento que requerimos, y asegurarnos de pasar el mensaje a las personas que pueden hacer algo al respecto.

Pero no nos escudemos en las Micotoxinas, para dejar de hacer lo que nos corresponde.

Las soluciones:

1.- Primero es tener un buen proveedor de grano, que sea consciente desde el origen, almacenaje y transporte.

2.- Tener un buen almacenaje, de acuerdo al tiempo en que se va a procesar el grano, se debe contar con silos especializados que puedan movilizar grano, airear, calentar o enfriar el grano, adicionar protectores o recubiertas, o inhibidores del crecimiento de granos, fumigaciones entre otros.

3.- Adicionar un buen inhibidor del crecimiento de hongos.

4.- Adicionar un buen secuestrante de Micotoxinas, de amplio espectro, y eficacia comprobada in vitro y en vivo.

5.- Mezclar grano de mejor calidad con el grano que ya se sabe dañado, o con elevados indicies de Micotoxinas, para reducir el impacto.

6.- Mantener el alimento el menor tiempo posible en tolvas dentro de granja.

7.- Realizar los bromatológicos semanalmente de los granos y realizar los ajustes pertinentes en las formulaciones de acuerdo al deterioro y la calidad de los ingredientes.

8.- Reforzar las vitaminas y minerales esenciales, que se adhieren a los secuestrantes, para no afectar la conversión alimenticia, ni la inmunidad de los animales.

9.- Incluir el costo de los secuestrantes al proveedor de los granos, ya que debe formar parte de la calidad de los ingredientes.

10.- Eliminar en lo posible, basuras polvos y contaminantes del grano antes de la molienda.

EL TIP: No conviertas a las Micotoxinas en la excusa perfecta para dejar de hacer tu trabajo. Todas las empresas del ramo, padecen de los mismo, ya que consumen los mismos granos, y se rigen bajo el mismo mercado, pero siempre habrá empresas con una visión diferente, dispuesta a hacer las cosas que sean necesarias para revertir los resultados. ¿En cuál estas tú? Saludos.

                                                                            

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
me gustacomenta