Maximus

Teléfono:+52 1 55 3903 3

País:Canadá

SeguidoresSiguiendo83145

Manejo en gestación. Parte III

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
El objetivo en GESTACIÓN tiene que ser: optimizar la tasa de partos, minimizando los días no productivos, de forma que alcancemos siempre nuestro objetivo de partos al menor costo

Autor: Javier Lorente

Para alcanzar estos objetivos, me permití dividir la fase de gestación en tres partes:

  • Antes de la cubrición
  • La cubrición
  • Después de la cubrición

Hasta ahora hemos analizado y repasado con detalle las dos primeras fases " Antes de la cubrición" y "la cubrición" y trabajamos todos los puntos que debemos abordar si queremos conseguir tener a las cerdas, tanto jóvenes como cerdas destetadas, totalmente preparadas para ser inseminadas y además si queremos tener éxito en el propio proceso de inseminación.

Los puntos más importantes recordemos que son:

                        

                           

Zona de gestación en grupos. Fuente: BDporc.IRTA

Por último, pero no menos importante, tenemos que hablar esta vez de la última fase de este proceso que nos permitirá tener éxito en nuestros objetivos reproductivos. Esta fase es la que ocurre después de la cubrición:

                      

1. Minimizar el estrés de los animales

Lo podemos ver desde distintos puntos de vista, pero al final de forma práctica, lo que debemos hacer en todos los casos si queremos mantener la gestación de nuestras cerdas es reducir al máximo el estrés que podemos provocarles.

El estrés puede venir de diferentes maneras pero podríamos resumirlas en tres puntos clave a controlar:

  • Movimientos y mezcla de cerdas
  • Alimentación
  • Instalaciones

                                              

Movimiento de cerdas sin estrés. Fuente: Javier Lorente

Movimientos y mezclas de cerdas

Si tenemos que mover a las cerdas después de la cubrición por el motivo que sea, estos movimientos tendremos que hacerlos:

Además, todos los movimientos que hagamos con nuestras cerdas tendrán que ser hechos con calma y sin agresividad.

Si queremos saber más sobre como proceder en el movimiento y mezcla de animales en gestación confirmada, podemos ver los artículos que en su momento dedicamos exclusivamente al manejo de sistemas de gestaciones grupales.

Alimentación

Ya hablamos en el artículo anterior de la importancia de la alimentación antes de la cubrición. En este caso, después de la cubrición de las cerdas, nuestros objetivos tienen que ser los siguientes:

Es importante que los cambios de alimentación los podamos hacer de la forma menos brusca posible para el animal ya que esto reducirá su estrés alimenticio. De igual manera, es importante poder segregar los niveles de alimentación en función de la edad o de la condición corporal de nuestras cerdas para así dar a cada cerda, lo que necesita en cada momento. Para ello, hoy en día los sistemas electrónicos, ESF, nos permiten hacer curvas progresivas para estos cambios y hacer curvas individualizadas en función de la edad y la condición corporal de cada animal.

                       

Entrada al sistema de alimentación. Fuente: Maxico AG

Instalaciones

Por último y no menos importante, es clave tener unas condiciones ambientales e instalaciones adecuadas que nos ayuden a reducir el estrés de nuestras cerdas durante la gestación.

Para ello y como ya comentamos, hoy en día disponemos de sistemas que nos permiten controlar y medir en tiempo real las condiciones de temperatura, humedad, niveles de gases, consumos de agua y con estas mediciones nos permiten activar y ajustar los sistemas de ventilación, refrigeración, etc.

           

Refrigeración de cerdas en gestación. Fuente: Rafael Pallás (Kubus)

Además de estas condiciones ambientales, tenemos otros condicionantes relacionados con las instalaciones que nos pueden perjudicar nuestros resultados reproductivos como consecuencia de un excesivo estrés en las cerdas:

  • Excesiva densidad de animales.
  • Suelos resbaladizos.
  • Suelos deteriorados.
  • Falta de limpieza.
  • Diseños de comederos y bebederos no adecuados.
  • Malos diseños de gestación grupal

                       

Suelo de gestación más diseñado y excesivamente sucio. Fuente: Rafael Pallás (Kubus)

2. Detectar y analizar donde perdemos a las cerdas

A pesar de tratar de seguir todas las recomendaciones que hemos ido viendo hasta ahora, en una granja y sistema productivo siempre vamos a tener algunos fallos en el momento de la reproducción.

Lo más importante en este caso es que seamos capaces de analizar donde se producen estos fallos, podamos detectarlos lo antes posible y podamos tomar las decisiones correspondientes.

Cuadro de control de gestación por semanas donde podemos ver cuando se producen los fallos.

 Fuente: Javier Lorente. Adaptado de Cloudfarms

En función del tipo de fallo reproductivo que tengamos, lo clasificaremos de una manera o de otra y buscaremos una u otra causa.

Para terminar con esta serie de artículos, trataré de exponer de forma breve, los fallos reproductivos más comunes y las causas que los pueden provocar.

Para profundizar mucho más en este punto, os recomiendo sin duda entrar en el siguiente enlace que os llevará a la herramienta de diagnóstico reproductivo de 3tres3.com:

               

Fallos reproductivos más frecuentes y sus posibles causas:

  • Fallos en la fecundación → Darán lugar generalmente a repeticiones cíclicas (entre 18-24 días y entre 36-48 días). Algunas posibles causas pueden ser:
    • Problemas con el semen
    • Mal momento de inseminación
      • Dependerá de la recela y de la pauta de inseminación
    • Inseminación mal ejecutada
    • Infecciones en el mismo momento de la inseminación
    • Cerdas sucias cíclicas

Las repeticiones que se producen entre 36 y 48 días suelen ser repeticiones que no se detectaron bien entre los 18 y los 24 días.

  • Perdida de embriones → Darán lugar a repetición irregulares (entre 25-38 días). Algunas posibles causas pueden ser:
    • Factores estacionales y malas condiciones ambientales
    • Infecciones uterinas
      • Mala higiene en el proceso de inseminación
    • Estrés
      • Movimientos
      • Mezcla de cerdas
      • Alimentación insuficiente
    • Micotoxinas
  • Pérdida fetal completa → Darán lugar a un aborto (entre 35-110 días). Algunas posibles causas pueden ser:
    • Causas patológicas
    • Mala alimentación (Situación extrema)
    • Problemas físicos à Cojeras, heridas
    • Mal ambiente o ambiente extremo
  • Cerda vacías → Depende de lo tarde que las detectemos, el coste económico puede ser muy grande. Algunas posibles causas pueden ser:
    • Mala detección del celo à No vemos la repetición
    • Diagnóstico de preñez equivocado
    • Aborto no detectado à Puede dar más problemas en cerdas en grupo
  • Cerdas gestantes muertas o sacrificadas Depende también del momento de la gestación en el que esto suceda, la perdida económica puede ser grande. Algunas posibles causas pueden ser de nuevo:
    • Causas patológicas
    • Mala alimentación (Situación extrema)
    • Problemas físicos à Cojeras, heridas

Con esto terminamos una serie de artículos en los que hemos abordado el manejo a lo largo de toda la gestación y hemos intentado enfocar desde un punto de vista muy práctico todos aquellos aspectos que debemos revisar, trabajar y controlar si queremos tener el mayor éxito reproductivo en nuestras granjas.

En próximos artículos, entraremos a revisar la fase de maternidad una vez hemos tenido éxito en la fase de gestación y la cerda ha llegado hasta el momento del parto.

                  

Diagnóstico de gestación en gestaciones grupales. Fuente: Kerbest

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomentaMis favoritos