Alltech Latinoamérica

Teléfono:+52 33 1622 509

País:México

SeguidoresSiguiendo370

Producción de cerdos exitosa sin óxido de zinc: cómo prosperar y sobrevivir

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
El zinc sigue siendo un metal pesado, por lo tanto, es tóxico para muchos organismos vivos, incluidos los cerdos.

Esta es la parte 1 de una serie de 3 partes.

A partir de junio de 2022, entrará en vigor en la Unión Europea (UE) un mandato que prohíbe el uso de dosis terapéuticas de óxido de zinc (ZnO) en la alimentación animal para controlar la diarrea posterior al destete en lechones. Aunque el ZnO todavía se puede usar como aditivo para alimentos balanceados después de esta fecha, solo se lo podría utilizar según la medida de una dosis máxima permitida de 150 ppm de zinc dietético total. Antes de discutir por qué todos los productores de cerdos de la UE deben estar listos para criar a sus cerdos sin niveles farmacológicos de ZnO para 2022, es importante comprender por qué el uso de altos niveles de ZnO en las dietas porcinas ha aumentado dramáticamente en todo el mundo en los últimos años. 

¿Dónde comenzó todo?

En el destete, los lechones están sujetos a una multitud de factores de estrés durante un período muy corto, que contribuyen a las alteraciones del tracto gastrointestinal y del sistema inmunológico. Estos factores pueden ser:

  1. Nutricionales: cambio abrupto de la leche materna de la cerda a una formulación seca, peletizada, predominantemente constituida con ingredientes de origen vegetal.
  2. Medioambientales: moverse a un nuevo corral con condiciones de alojamiento diferentes.
  3. De salud: pérdida en la transmisión de inmunidad pasiva de la madre hacia el lechón.
  4. Fisiológicos: separación materna brusca, el manejo y transporte, mezclarse con cerdos desconocidos de otras camadas.

Debido a que los cerdos están bajo tal estrés, el período posterior al destete generalmente se caracteriza por un bajo crecimiento (por ejemplo, un consumo de alimento reducido) y una mayor susceptibilidad a la diarrea.

Tradicionalmente, los productores de cerdos dependían en gran medida de los antibióticos como promotores de crecimiento en los alimentos preiniciadores y de inicio, para controlar las infecciones patógenas (causadas principalmente por la E.coli enterotoxigénica) y mejorar el crecimiento del cerdo en las primeras semanas después del destete. Era una práctica común hasta que varios organismos gubernamentales prohibieron el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, como el Parlamento Europeo en 2003, debido a las crecientes preocupaciones sobre el aumento de los niveles de resistencia a los antimicrobianos (RAM). La continua propagación de la resistencia antimicrobiana acarrea consecuencias peligrosas no solo para la salud animal, sino también, para la humana.

Después de esta prohibición, los productores de cerdos tuvieron que buscar alternativas para mantener una salud intestinal óptima y reducir esta caída del desempeño posterior al destete. Como resultado, el uso de altos niveles de ZnO en los alimentos de lechones (2000 ppm o más) se generalizó y se lo consideró una práctica común en la industria porcina, ya que se demostró que era una herramienta efectiva y relativamente económica para prevenir y controlar la diarrea posterior al destete, con mejoras posteriores en el rendimiento del crecimiento de los lechones, consumo de alimento y digestibilidad. Aunque el modo preciso de acción del ZnO contra la diarrea en lechones destetados aún no se comprende completamente, se cree que está relacionado con una mejora significativa tanto en la morfología intestinal (es decir, la mejora de la estructura y la función) como en la digestibilidad y absorción de nutrientes. 

¿Por qué la prohibición del uso farmacológico del ZnO?

Aunque hay varios beneficios del uso de ZnO en los alimentos de lechones (prevención de la diarrea posterior al destete, mantenimiento de la salud y del desempeño, etc.), informes recientes han destacado su impacto en el medio ambiente, y además, nos dimos cuenta de su contribución a la propagación de la resistencia antimicrobiana. Por lo tanto, no es una sorpresa el hecho de que las leyes en torno a su uso estén cambiando y por qué la UE decidió prohibir el uso de niveles farmacológicos de ZnO en junio de 2022. Sin embargo, no todo son malas noticias para la industria porcina europea, ya que hay varios beneficios potenciales derivados de la prohibición del ZnO. Algunos de estos beneficios son:

1. Reducción de la contaminación ambiental

Como se mencionó anteriormente, existen preocupaciones sobre el uso continuo de altos niveles de ZnO y su impacto en el medio ambiente. Esto se debe sobre todo a que el zinc se acumula en el suelo después de que el estiércol de cerdo rico en zinc se aplica a la tierra como fertilizante orgánico. Se considera que estos altos niveles de zinc en el suelo y en la superficie del agua constituyen un contaminante ambiental y un riesgo para la salud, y también pueden afectar la absorción de otros minerales traza, como el hierro.

2. Prevención de la resistencia antimicrobiana

Estudios e informes recientes han demostrado la contribución del ZnO al aumento de la resistencia antimicrobiana, ya que los altos niveles de ZnO pueden incrementar la proporción de E. coli resistente a múltiples fármacos en el intestino de los lechones.

3. Evitar la toxicidad del zinc

El zinc sigue siendo un metal pesado, por lo tanto, es tóxico para muchos organismos vivos, incluidos los cerdos. Los estudios muestran que el uso prolongado de los niveles farmacológicos de ZnO puede afectar negativamente la salud y el desempeño de los lechones, como lo demuestra una marcada disminución en el consumo de alimento.

4. Prevención de las interacciones nutricionales

Los altos niveles de ZnO pueden tener un efecto negativo sobre la actividad de la fitasa (una enzima que se incluye en los alimentos de los lechones para mejorar la digestibilidad), por lo que el fósforo no se puede liberar de la fitasa, debido a la formación de un complejo de zinc con el P-fitato. Cuando el ZnO se elimina de los alimentos de los lechones, debería tener un efecto positivo en la eficiencia de la fitasa.

5. Evitar cambios en la composición microbiana intestinal

El uso de dosis farmacológicas de ZnO también puede causar cambios en la composición microbiana intestinal de los lechones durante el período posterior al destete, al suprimir el crecimiento de bacterias beneficiosas, como los lactobacilos. Tales cambios pueden afectar negativamente el desarrollo intestinal y la salud en lechones jóvenes.

¿Qué vendrá para los países productores de cerdos fuera de la Unión Europea?

Canadá: Hasta hace poco, el ZnO se incluía típicamente en los alimentos de lechones a 2,500-5,000 ppm. Sin embargo, Canadá se encuentra ahora en medio de la imposición de restricciones similares a las de la UE, que verá reducido el nivel de ZnO permitido en los alimentos de lechones a niveles nutricionales de 350 ppm.

China: El uso de altos niveles de ZnO también fue objeto de escrutinio en China y, como resultado, ese país ha reducido drásticamente su nivel de suplementos dietéticos autorizados de zinc: ha pasado de 2250 ppm a 1600 ppm en 2018.

Estados Unidos y algunos países asiáticos: Es muy probable que los Estados Unidos y algunos países asiáticos también implementen restricciones similares sobre el uso de niveles farmacológicos de ZnO en las dietas de lechones, en un futuro próximo. Aunque actualmente no existen restricciones en estas regiones, es vital que los productores de cerdos eviten el uso excesivo y comiencen el proceso de trabajar hacia alternativas de ZnO para que estén preparados cuando inevitablemente entre en vigor una prohibición.

Hasta hace poco, el ZnO representaba una de las estrategias nutricionales vitales para prevenir y controlar la diarrea en lechones jóvenes y además, para controlar la disminución en el crecimiento después del destete. Sin embargo, la creciente preocupación por la contaminación ambiental y las contribuciones a la propagación de la resistencia antimicrobiana no deseadas han llevado a que la UE prohibiese el uso de altos niveles de ZnO en las dietas de los lechones. Adoptar una estrategia holística que abarque prácticas óptimas de nutrición, gestión, bioseguridad, salud y bienestar será clave para garantizar que los cerdos puedan prosperar y sobrevivir en una era posterior al ZnO.     

Descubra cómo el programa Sembrar, Alimentar, Eliminar de Alltech puede ayudarlo a eliminar el ZnO de las dietas de sus lechones y comience la conversación sobre cómo puede hacer la transición a la producción de lechones sin ZnO, poniéndose en contacto con el equipo de Manejo de la salud intestinal hoy mismo.

                                                                              

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
me gustacomentaMis favoritos