Lee este artículo en:

Los precios estacionales de verano están al caer, pero a lo mejor llegan a medio gas

Los indicadores bajistas siguen lastrando a la industria y algunos incluso han aumentado.

Jueves 14 abril 2016 (hace 7 meses 27 días)
annacoma44

Si has ido siguiendo esta sección sabrás que hace meses que mantengo que el aumento estacional normal de cada verano podría estar en peligro y no llegar a sus valores habituales debido a varios motivos básicos. Desde mediados de de marzo, los contratos de futuros para junio han caído alrededor del seis por ciento desde su pico. Pese a que el dólar está perdiendo algo de fuerza respecto al euro y al real brasileño, debido a la incapacidad de la Reserva Federal estadounidense para continuar con su aumento gradual del tipo de interés, sigue aguantando frente a las divisas china, canadiense y mexicana. El ligero descenso del valor del dólar es el único signo positivo respecto al precio del cerdo en EEUU y, como mucho, es marginal. Los indicadores bajistas siguen lastrando a la industria y algunos incluso han aumentado.

El USDA acaba de publicar la estimación de que habrá muchos más acres de maíz de los previstos: casi 94 millones de acres más (38 millones de hectáreas). Se informa que será uno de los años con más superficie de maíz desde los años 1940s, cuando las cosechas rendían mucho menos que ahora. Cuando los precios del maíz caen a plomo, casi podemos asegurar que el coste de la alimentación seguirá siendo extremadamente bajo, favoreciendo pesos de mercado elevados. Y, como si el título de mi último artículo fuera una predicción, nuevas estimaciones de esta misma semana sugieren que el coste del pienso estará al nivel del de 2007. Este dato procede de mi analista favorito de mercado porcino norteamericano, ya retirado, que me lo comunica por teléfono, mientras la mayoría de productores probablemente creen que sigue trabajando duro desde el escritorio de su antiguo despacho del medio-oeste. Un merecido final para una carrera muy productiva al servicio de los productores de porcino.

Estos bajos costes de la alimentación compensarán en parte las fuerzas naturales que reducen la ganancia de peso durante el calor del verano. Ya hemos podido demostrar en años anteriores que los productores saben cómo mitigar, aunque no eliminar del todo, la reducción de la ganancia de peso en verano cuando los costes de alimentación son bajos y hay perspectivas de beneficio.

Otros temas incluyen la atonía continuada de las exportaciones netas, alimentada en parte por la estacada final en el corazón del MCOOL, que ha comportado un aumento en las importaciones tanto de carne como de cerdos canadienses. Otro factor son las carnes que compiten en la cesta de la compra. Finalmente la ternera está bajando de precio en los supermercados de EEUU tras varios años con precios dramáticamente elevados a causa de un censo diezmado por varios desastres naturales (una gran sequía seguida de unas tormentas de nieve devastadoras). Ahora que empieza la temporada de barbacoas, es posible que veamos piezas de ternera desplazando a las de cerdo en las parrillas, a menos que los precios del cerdo caigan todavía más.

Desde el último artículo hemos tenido el anuncio de otra gran planta procesadora prevista en el centro-norte de Iowa (Mason City) y ahora ya se necesita un bloc de notas para seguir el aumento en la capacidad de sacrificio que se está planeando para el próximo par de años en EEUU. La mayoría de la capacidad de dichas plantas ya está contratada u ocupada por los grandes inversores en producción. En el caso de esta última planta, se espera que casi la mitad sea ofrecida a productores independientes. Esto significa que retirarán su producción actual de otros mataderos independientes por lo que, aunque parte de estos cambios serán neutrales para el suministro, aparecerán un montón de plazas que podrán ser ocupadas por los que estén dispuestos a construir nuevas granjas. Estamos viendo que algo de esto ya sucede ahora y parece que el aumento de producción llegará antes del aumento de capacidad de las plantas para absorberla, por lo que el exceso de oferta es una realidad que sigue en el horizonte. Si las exportaciones netas no cambian pronto, habrá un montón de tinta roja, además de sangre, en el suelo de las plantas procesadoras e inevitablemente se producirá una reducción de la capacidad.

Recientemente me han pedido que dé mi opinión sobre los riesgos más importantes que deberán afrontar los productores durante los próximos veinte años y voy a escribir más sobre esto en el próximo artículo, pero la situación actual en el sector del procesado cárnico de EEUU me permite destacar uno de estos factores de riesgo.

Casi cualquier país con una industria porcina moderna y desarrollada satisfará cómodamente su demanda interna y requerirá un aumento de las exportaciones netas para ofrecer una oportunidad de crecimiento. Como este es el caso, los productores deberán alinearse con la cadena de procesado, que está muy centrada en las ventas de exportación. Aunque siempre habrá una demanda doméstica que satisfacer, el futuro del crecimiento para la mayoría de los países desarrollados está en la exportación.

Los mercados de exportación, que han sido fiables en el pasado, han evolucionado a medida que la competencia, la capacidad, la estabilidad política y las oportunidades de beneficios emergen y cambian globalmente. La alineación de los productores con la industria procesadora, que sabe cómo moverse en estas aguas turbulentas, será una forma importante de manejar el riesgo-beneficio futuro. No sé cuál va a ser el catalizador que haga que esto empiece a cambiar pero una industria procesadora pequeña y fragmentada a menudo no ofrece las mismas oportunidades de futuro a los productores grandes que a los pequeños. La razón principal es que la transparencia de la información entre el comprador final y los productores es crítica para guiar la futura inversión y es muy opaca en las estructuras de procesado pequeñas y fragmentadas. Más grande no siempre significa mejor pero el libre flujo de información es un requisito crítico para un beneficio a largo plazo, estable y superior a la media. El juego de "esconder la pelotita" al que juegan productores y procesadores limita el futuro de ambos sectores. Si crees que estoy hablando de tu caso, probablemente es así.

Comentarios del mercado porcino

A trompicones pero avanzamos01-abr-2016 hace 8 meses 10 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags