Llueve sobre mojado. La nueva gripe no es gripe porcina

Hace una semana la noticia estalló en todos los medios de difusión: una recombinación de virus gripales infectaba a las personas con gran virulencia en México. Se notificaban varias muertes.

Jueves 30 abril 2009 (hace 7 años 7 meses 5 días)

Hace una semana la noticia estalló en todos los medios de difusión: una recombinación de virus gripales infectaba a las personas con gran virulencia en México. Se notificaban varias muertes.

Súbitamente la expresión "gripe porcina" acaparó los titulares de todos los medios de comunicación arrojando sobre el sector el sambenito de la enfermedad. La OMS alertaba de una posible pandemia y, fatalmente, el porcino se asociaba peyorativamente a un problema sanitario grave.

Desde el miércoles día 29 por la tarde los medios de comunicación (siguiendo instrucciones de la autoridades de la UE.) han rebautizado la enfermedad llamándola nueva gripe. Ya era hora. Creemos que ha faltado sensibilidad política para reaccionar antes y evitar culpabilizar inconscientemente al sector porcino, completamente inocente en el ámbito de la UE.

Las buenas noticias son dos: la gripe es benigna (la mortalidad mexicana cabe achacarla a la incompetencia de su sistema sanitario), los antivirales existentes son efectivos, y hasta ahora no se detecta disminución de consumo achacable a la alarma sanitaria tal y como nos lo atestiguan operadores de primera línea en la distribución de carne fresca de porcino en nuestro mercado.

A expensas de cómo evolucione esta crisis sanitaria, el mercado del cerdo en vivo aparece firme como una roca. Las sucesivas repeticiones muestran que nos encontramos en un compás de espera del alza del verano.

La crisis financiera ha provocado ventas no deseadas por falta de financiación (lo que explica los precios asombrosamente bajos de los lomos hace sólo unas semanas) y, en general, los stocks de piezas nobles no son importantes. No existen stocks de almacenamiento privado -como otros años- que puedan frenar las subidas. Si el consumo -fiel a su cita- acude con su vigor veraniego habitual entonces algunas piezas deberían revalorizarse de forma importante.

Francia titubea (en espera de subir); Alemania ha revalorizado sus precios y parece como si los mercados se interrogasen entre sí a ver quien empieza primero el recorrido alcista.

A pesar de la resistencia a las subidas que el sector de la transformación ha puesto de manifiesto en España en las ultimas semanas, la realidad del mercado impondrá su ley y no habrá más remedio que seguir la estela de los otros países. En pocas palabras, si la carne sube en Europa también lo hará en España.

Para este verano se espera una buena campaña para el ganadero: precios repuntando, oferta comedida y flujos de exportación cómodos. Para el resto de integrantes de la cadena (sacrificio y transformación) se auguran más dificultades.

Más vale al paso andar que correr y tropezar.


Guillem Burset

Comentarios del mercado porcino

Insatisfacción en todos los eslabones de la cadena29-may-2009 hace 7 años 6 meses 6 días
La esperanza se afirma31-mar-2009 hace 7 años 8 meses 4 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags