La esperanza se afirma

España sacrificó en 1989 un total de 29.000.000 cabezas de porcino; en 2003 se sacrificaron 44.000.000. Un crecimiento de este tipo necesariamente origina tensiones: exceso de oferta en el mercado local (ya maduro de por si) con la subsiguiente debilidad de precios en la carne, necesidades perentorias de vender a toda costa y urgencias de todo tipo.

Miércoles 15 diciembre 2004 (hace 11 años 11 meses 25 días)

España sacrificó en 1989 un total de 29.000.000 cabezas de porcino; en 2003 se sacrificaron 44.000.000. Un crecimiento de este tipo necesariamente origina tensiones: exceso de oferta en el mercado local (ya maduro de por si) con la subsiguiente debilidad de precios en la carne, necesidades perentorias de vender a toda costa y urgencias de todo tipo.

Ese crecimiento de más de un 50% en 14 años ha llevado a España a la cuarta posición mundial en producción absoluta, trastocando -a la fuerza- los equilibrios del mercado europeo.

En nuestra opinión, cualquier lectura del mercado español debe hacerse en relación a nuestro entorno inmediato: el Mercado Común. La UE es el gran Mercado Único regido por las mismas normas: aranceles, restituciones,... Al ser España un país excedentario en más de un 20% lo que acontece allende nuestras fronteras nos afecta con total inmediatez.

En 2003 nuestras exportaciones rebasaron la cifra de 460.000 toneladas (considerando 60 kilos "exportables" por canal, esta cifra representa más de 7.500.000 cabezas) con destinos comunitarios en más de un 95%; este masivo aporte de carne al mercado comunitario tiene sus consecuencias: Francia recibe más de un 38% del total (175.000 toneladas en 2003), lo que constituye un poderoso lastre que afecta directamente a la cotización de sus canales.

En el año que acaba hemos comprobado lo profundo de nuestra dependencia del exterior: hasta la primera semana de julio disfrutamos de un precio español mucho mejor que el promedio europeo; este precio elevado -por comparación- provocó enormes dificultades en los mataderos que se vieron forzados a reducir actividad al entrar en pérdidas. A partir del 10 de julio el precio descendió en cascada -nada que ver con la estabilidad europea- hasta unos niveles exageradamente bajos.

En noviembre, constatado un nivel de cotización "desconectado por lo bajo" de Europa, el mercado Español emprendió enérgicas medidas correctoras: algunos mataderos sacrificaron seis días por semana, se exportaron canales de forma masiva y bastantes cerdos vivos pasados de peso para Italia. Finalmente se ha conseguido desatascar y el precio español se recupera lenta y firmemente.

Parece claro que la cotización continuará progresando pausada y constantemente. El primer trimestre de 2005 señala mejores precios en todos los pronósticos: esperemos que así sea.

Como corolario: España tiene un peso cada vez más importante en Europa y el comportamiento del precio español se observa con lupa allende nuestras fronteras: parece lógico esperar que la fijación del precio español se haga con más visión a medio plazo que hasta ahora. Quizá ha llegado el momento de sustituir el “aquí te pillo, aquí te mato” por un comportamiento más prudente.

Siempre es correcto no confundir deseos con realidades. Felices Navidades.


Guillem Burset
Grup Unexporc

Comentarios del mercado porcino

Nuevo escenario para el año que empieza 14-ene-2005 hace 11 años 10 meses 26 días
Si eres un líder, compórtate como tal08-nov-2004 hace 12 años 1 meses 2 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags