Junio: cuando no se cumple la tradición

Contra la opinión contrastada de muchos operadores, en junio la cotización del cerdo en España no ha podido remontar. La necesidad de vender para generar liquidez ha pasado por encima de toda otra consideración. Los cerdos existen, se ofrecen (y se sacrifican) mucho más ligeros de lo esperable y esta situación no ha permitido ninguna alegría estacional. Cerdos, haberlos haylos y, si la oferta no se reduce, no es esperable que la cotización aumente.

Viernes 1 julio 2011 (hace 5 años 5 meses 2 días)

Contra la opinión contrastada de muchos operadores, en junio la cotización del cerdo en España no ha podido remontar. La necesidad de vender para generar liquidez ha pasado por encima de toda otra consideración. Los cerdos existen, se ofrecen (y se sacrifican) mucho más ligeros de lo esperable y esta situación no ha permitido ninguna alegría estacional. Cerdos, haberlos haylos y, si la oferta no se reduce, no es esperable que la cotización aumente.

Es conocido que en años anteriores el mes de junio ha demostrado muchas veces de forma fehaciente la excepcionalidad española: los precios en la Península Ibérica se podían situar en diferenciales positivos importantes respecto de nuestros vecinos del norte por la demanda coyuntural ligada al turismo, la oferta limitada por el calor, la especulación del ganadero, ... Este año no ha sido así y ya no será así.

Imagen 1. Evolución de precios en Mercolleida (30-jun-2011) categoría vivo normal.

Evolución de precios en Mercolleida

De hecho, este año 2011 es excepcional en todos los sentidos: la curva del precio no tiene nada que ver con la tradicional de todos los años y la dependencia de nuestro mercado respecto a las exportaciones sigue aumentando lo que reduce la capacidad de nuestros atípicos movimientos de precio.

Afortunadamente las previsiones mundiales en las cosechas de cereales son muy optimistas, todo parece indicar que los costes de las primeras materias flexionarán a la baja y los margenes de la ganadería mejorarán. Parece garantizado que la presión económica sobre las explotaciones porcinas se relajará.

Hace unas horas Alemania ha repetido contra la previsión de aumentar 3 ó 4 céntimos. Interpretamos que es una señal de fatiga, lógica en julio en aquel país, que corrobora la debilidad del mercado de consumo en fresco. Aquí y ahora los datos de los que disponemos no nos permiten pensar que exista recorrido alcista para nuestra cotización (la realidad es tozuda y las buenas expectativas que expresamos hace un mes no se han concretado).

A excepción del jamón (esta noble pieza merecería un artículo aparte, su consumo está bajo mínimos y los industriales jamoneros son extremadamente pesimistas respecto a su recuperación) el resto del despiece se vende de forma relativamente cómoda aunque es mejor no preguntar a qué precios se comercia (o se “coloca”, en propiedad). El margen del matadero es ligeramente negativo y la situación comercial en general ofrece una especie de reino del “stand by” en espera de acontecimientos.

No es esperable que existan situaciones de reducción corporativa de matanzas como las vividas en otros años; todo parece indicar que la oferta sigue abundante aunque en pesos ligeros y habrá que ver en septiembre cómo se gestiona el mercado que históricamente ha descendido. No es descartable que la excepcionalidad de 2011 se manifieste también en otoño (manteniendo mejor que otros años el precio).

Quedémonos con la idea que las cosechas mundiales de cereal parecen abundantes.

Deseando bienes y aguantando males pasan su vida los mortales.

burset

Guillem Burset

Comentarios del mercado porcino

Las repeticiones de julio llegan a su fin01-ago-2011 hace 5 años 4 meses 2 días
Asombroso mayo: centroeuropa impone su ley01-jun-2011 hace 5 años 6 meses 2 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags