Lee este artículo en:

El plomo alemán lastra Europa entera

Cerramos el ejercicio en el nivel mínimo del año, en un entorno turbulento que necesitará tres o cuatro semanas para clarificarse.

Lunes 30 diciembre 2013 (hace 2 años 11 meses 10 días)

En el comentario anterior apuntábamos que el precio parecía haber llegado a su suelo. Es bien sabido que el hombre propone y Dios dispone… o lo que es lo mismo en este caso: Alemania no compartía esta opinión y sus tres bajadas consecutivas (¡menos seis, menos seis y menos ocho céntimos por kilo canal!) así lo han confirmado.

El mensaje del líder es claro: tengo muchos cerdos y quiero vender su carne antes que los demás… El resto de países no va a poder hacer otra cosa que intentar ajustar sus mercados a esta nueva realidad.

Cerramos el ejercicio en el nivel mínimo del año, en un entorno turbulento que necesitará tres o cuatro semanas para clarificarse. Saldremos de fiestas con abundante ganado retrasado y se necesitarán unas cuantas semanas de plena actividad para absorber la sobreabundancia. Habrá que pasar estas semanas como se pueda, siempre mirando de reojo a Alemania.

Esperemos que a fines de enero la situación se haya normalizado y que la incipiente recuperación económica aderezada con alguna noticia favorable (¿apertura del mercado ruso?) permita recuperar la cotización hacia cotas más atractivas.

2013 ha sido, en general, un buen año para el ganadero; la integral del precio ha sido bastante mejor que la del año anterior –sobretodo en la primera mitad- y ya quisiéramos que los balances finales de los ejercicios futuros fueran como el actual.

Globalización, liderazgo alemán, competencia mundial, interconexión de mercados, interdependencia... son conceptos que a menudo hemos mencionado. El concepto de Aldea Global ha llegado para quedarse.

Fin de año siempre es momento de hacer balance: creemos que es momento para reflexionar acerca de la eficiencia y la competitividad como autenticas claves de pervivencia. Los errores siempre son caros y los errores de concepto suelen ser fatales.

Deseamos a todos nuestros lectores y a quienes colaboran con 3tres3 un Feliz y Próspero Año Nuevo.

Hagamos en parte nuestra la sentencia de Charles Dickens: “Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla todo el año”.

Guillem Burset

Guillem Burset

Comentarios del mercado porcino

¿Quién quiere un lechón destetado por $100?15-ene-2014 hace 2 años 10 meses 25 días
IFIP : la calma antes de la bajada23-dic-2013 hace 2 años 11 meses 17 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags