Ejercicio 2.006, la recompensa para quien supo sufrir

No parece que pueda sintetizarse más clara y escuetamente la realidad del mercado europeo del porcino este año que con la afirmación del encabezamiento.

Jueves 31 agosto 2006 (hace 10 años 3 meses 10 días)

No parece que pueda sintetizarse más clara y escuetamente la realidad del mercado europeo del porcino este año que con la afirmación del encabezamiento.

En efecto, si bien nuestro precio de mercado evoluciona en claves distintas a las del resto de Europa, es bien cierto que formamos parte de un Mercado Común sujeto a la inexorable ley de la oferta y la demanda. Aunque, a través de varios filtros, las circunstancias europeas llegan a la península influenciando, inexorablemente, la situación local.

Los penosos resultados de los años precedentes han provocado la lógica retracción de la cabaña porcina europea. Esta es una afirmación fácilmente constatable: en agosto de este año se han sacrificado cada semana bastantes miles de cerdos menos que el año anterior: en Francia unos 25.000, en Dinamarca unos 40.000, en Alemania otros tantos,…….Bélgica y Holanda se hallan inmersos en una profunda reestructuración con producciones también a la baja (presiones medioambientales y abandono de las pequeñas explotaciones).

La “ausencia” de estos centenares de miles de cerdos se deja sentir: el mercado de la carne es extremadamente fluido y los precios muy firmes. La excepcionalidad de la situación se confirma mediante signos muy claros: los productos estrella de las barbacoas en Alemania (cuellos y lomos) mantienen fortísimos precios estando completamente fuera de temporada, el jamón aguanta contra pronóstico a un nivel inusualmente bueno.

Se confirma además que los últimos países incorporados a la UE (Hungría, Polonia, Chequia, …) presentan un aumento de demanda muy significativo. Por razones geográficas, Alemania (tradicional motor europeo) es el proveedor más solicitado, lo que contribuye a su firmeza.

A pesar de lo antedicho (escenario europeo súper favorable a los ganaderos), España manifestará una vez más su especificidad bien particular ligada profundamente a su distinto régimen climático.

Ha terminado el verano con la subsiguiente moderación de las temperaturas: la oferta de ganado se agiganta y las concesiones de precio se impondrán. Nos aventuramos a creer que el precio descenderá (como cada año en esta época) hasta encontrar un plafón de resistencia a partir del momento en que la exportación de canales sea posible.

Exportar canales ha sido el recurso histórico (¿la última defensa?) del mercado español para resolver problemas de sobreabundancia: si se confirma que la oferta de ganado vivo se desborda no cabe ninguna duda que nuestro mercado exportará canales para evitar males mayores.

La firmeza europea parece augurar que el suelo del precio del cerdo en este otoño no estará por debajo de los 1,16 €/kilo vivo. De confirmarse, la media anual española marcaría un verdadero hito.

¿Podría la euforia actual provocar una sobreproducción a medio plazo con los riesgos consiguientes? Depende, la clave estará en la evolución de la cabaña en el resto de la UE. Habrá que estar atentos a ese dato.

El trabajo duro siempre obtiene su recompensa: si se tiene paciencia a la larga se obtiene ciencia.


Guillem Burset

Comentarios del mercado porcino

La otra cara de la moneda29-sep-2006 hace 10 años 2 meses 12 días
Statu quo de lujo28-jul-2006 hace 10 años 4 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags