Lee este artículo en:

¿Los países importadores de carne de cerdo están acumulando en previsión del impacto futuro de las políticas comerciales de Trump?

Existe el temor de que la imagen pública del Presidente Trump en México y China pueda resultar en menores exportaciones para el próximo año.

Martes 7 marzo 2017 (hace 16 días)
xavier.salamorpujoljose luis marti

Están sucediendo cosas en la industria estadounidense que van en contra del pensamiento convencional y de patrones anteriores. Cuando esto sucede, normalmente hay algún elemento de fondo, invisible para los observadores del mercado, que está abriéndose camino. Con el tiempo y nuevos datos se clarificará la situación y los mercados volverán a los patrones tradicionales.

Hay que tener en cuenta que los EEUU están produciendo más carne roja, en todas las categorías, que en cualquier otro momento de su historia. En este contexto, en el informe de cierre de 2016, el USDA predijo un aumento del 2-3% de la producción de carne de cerdo para 2017. Una gran parte de ese aumento vendrá dado simplemente por el progreso genético y la tendencia constante de la producción hacia granjas más grandes, sofisticadas y sistematizadas. Hasta la fecha, esa previsión se está mostrando acertada.

Después de la caída del precio del cerdo en diciembre de 2016, el mercado registró una recuperación inusual de la rentabilidad y continúa trazando un camino ascendente más rápido que la tendencia de los últimos cinco años para esta época del año (que generalmente sube hasta el pico estacional de verano). Ha surgido recientemente una pausa y retroceso sobre las nuevas expectativas de altos precios en verano. ¿Qué ha causado este cambio inusual en los precios? Casi seguramente ha venido del incremento de la actividad exportadora.

Este hecho está llevando al gran temor, ahora expresado abiertamente por los representantes de la industria porcina en los EEUU de que la imagen pública del Presidente Trump en México y China pueda resultar en menores exportaciones para el próximo año. ¿Podría ser que el cambio de tendencia visto en los precios a principios del año se debiera al almacenamiento realizado por países preocupados por las nuevas políticas comerciales del nuevo presidente de los Estados Unidos, especialmente México? Trump ha sido crítico con China principalmente por restringir la libre tasación de divisas. Se la acusa de permitir sólo ajustes dentro de un pequeño rango, causando casi constantemente incentivos para importar productos de China pero no para exportar allí.

México, el mayor comprador de carne de cerdo de los Estados Unidos a nivel mundial está en una especie de confusion en cuanto a cómo tratar con el Presidente de los Estados Unidos. La mayoría de las plantas de despiece estadounidenses y un gran porcentaje de producción a nivel de granja se lleva a cabo con mano de obra mexicana y centroamericana. Si se iniciara una ola de pánico en relación con la aplicación de las leyes de inmigración, podría causar una alteración significativa de la cadena de producción porcina de EE.UU. El peso mexicano ha estado perdiendo valor frente al dólar durante 2016, moviéndose entre los 16 a 21,3 el dólar. El día siguiente a las elecciones experimentó una caída precipitada, pero en las semanas posteriores, la caída del peso se detuvo y está recuperando algunas de esas pérdidas cerrando recientemente en 19,6 por dólar.

Parte de la respuesta al por qué esta tendencia al alza en los precios continúa a pesar de la producción récord se puede observar al ver la brecha entre los cortes primarios clásicos (lomo y jamón) y el bacon (o panceta) más los recortes magros. Tanto la panceta como los recortes magros han aumentado hasta los dos dígitos en comparación con el año pasado, mientras que el lomo y jamón permanecen estancados.

Ahora el precio de la panceta en el mercado al por mayor es el doble que el del lomo y el triple que el del jamón. Además, la reserva de panceta en cámaras frigoríficas alcanzó un mínimo histórico esta semana causando titulares tentadores pero poco probables de que los EEUU se quedará sin panceta y/o hubiese una escasez nacional. Los precios en el comercio minorista en algunos casos casi se han duplicado para la panceta fileteada en paquetes de una libra (0,45kg) en las últimas semanas por lo que podemos contar con los mecanismos de precios para distribuir la oferta y evitar un corte en el suministro. El bacon se ha vuelto tan común en hoteles, restaurantes y mercados institucionales de alimentos que ahora tiene una demanda anual muy fuerte y constante en comparación con el claro patrón estacional de hace años,con el pico de consumo en los meses de verano. Un montón de cambios, algunos entre bastidores y algunos ya previstos que están manteniendo la industria porcina de EEUU en un momento de confusión.

Comentarios del mercado porcino

Cabalgando un poderoso motor diesel28-feb-2017 hace 23 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags