Lee este artículo en:

Volver a empezar...

Los fondos influyen en nuestro mercado, sobretodo a corto y medio plazo. Por ello los fundamentales (producciones, consumos...) son importantes a medio y largo plazo, y también a nivel de mercados más locales, pero pueden no justificar los movimientos de corto plazo, de uno o dos meses.

Empecemos hablando de cifras. Como no me canso de repetir, nunca había existido tal cantidad de dinero dando vueltas por el mundo y con tanta rapidez, con único objetivo: la rentabilidad.
Actualmente estas son unas cifras aproximadas:

  • 20 billones de euros en fondos de inversión.
  • 12 billones de euros en fondos de pensiones o planes de jubilación.
  • 3 billones en fondos soberanos.
  • 3 billones de euros, los hedge funds.

Además se ha de tener presente que los fondos especulativos, al moverse con posiciones apalancadas, opciones, warrants y otras virguerías financieras, se calcula que a pesar de representar “solamente” 3 billones de euros, pueden tener posiciones futuras por valor de 40/60 billones de euros.

Toda esta masa de dinero está jugando constantemente al “monopoly”: ahora compro un edificio, ahora vendo una calle….pero su juego es real, y nos afecta a todos.

Invierten en todos los sectores, desde deuda soberana a empresas, proyectos a medio y largo plazo, mercados de materias primas,…

Hasta hace relativamente poco todos estos fondos no han cogido realmente protagonismo, esto se debe básicamente a 3 razones:

  • La bonanza económica, que todo lo tapaba, se ha acabado.
  • El negocio desde hace unos años se ha vuelto global y los avances tecnológicos han abierto las puertas a nuevas maneras de hacer negocios.
  • La paulatina desregularización de los mercados financieros en Estados Unidos (desde la época de los 90 con Clinton y luego con Bush hijo) y en el mundo en general.

¿Y todo esto a que viene? Pues a nada y a todo, porque una parte de esta masa de dinero está operando en el mercado de materias primas (trigo, maíz…), y en divisas (euros, dólares) y por supuesto afecta, y mucho, a nuestro mercado:

  • Por un lado, las posiciones de futuros no se han de cubrir al 100%, dependiendo del producto sólo requiere una inversión del 10 o del 15%, lo que permite especular con grandes cantidades de mercancía haciendo una inversión relativamente pequeña, lo que aumenta las posibilidades de conseguir la rentabilidad deseada.
  • Hasta el día de hoy, la liquidez en los mercados de futuros es total, lo que aumenta su atractivo y es una inversión refugio.

Todo ello quiere decir que los fondos influyen en nuestro mercado, sobretodo a corto y medio plazo. Por ello los fundamentales (producciones, consumos...) son importantes a medio y largo plazo, y también a nivel de mercados más locales, pero pueden no justificar los movimientos de corto plazo (uno o dos meses).

Y ahora, antes que se termine el espacio, y aun a riesgo de extenderme más de lo normal, quería hacer una pequeña mención sobre el día a día del mercado. Los consumos de trigo han sido muy altos, como ya había comentado, lo que ha favorecido que el precio haya aumentado progresivamente. El maíz en cambio, como venía de precios prohibitivos, ha ido cediendo y poco a poco se supone que debe ceder algo más.

El problema sigue siendo el mismo: la incertidumbre hace que no se tome posiciones, lo que sigue provocando que las coberturas sean a corto plazo.

Los puertos en el mar Negro siguen colapsados, debido a la demanda de carga de barcos, trigo que tiene que estar en destino (España por ejemplo) antes del 30 de septiembre, si no quiere estar penalizado con 30 €/Tm.

Entiendo que, para tomar posiciones de octubre en adelante, lo prudente sería esperar, y ver como reacciona el mercado con la presión de los cereales y el inicio de la presión del maíz.

Estoy convencido que el mercado en un futuro no lejano volverá a darnos oportunidades de compra.

Por otro lado, y hablando de soja, otra vez mas hemos visto bajar el precio hasta los 283-285€/Tm para la soja 44%. Cada vez que ha llegado a esos niveles ha rebotado, como también lo ha hecho esta vez. Ya se que alguna vez romperá estos niveles, pero en tanto y cuanto no lo haga, cada vez que se acerca a esos niveles aconsejaría comprar y cubrirse un mes por lo menos.

La colza y el girasol se están moviendo a la baja, ante la llegada de la cosecha y la necesidad de colocar el subproducto (que es la harina, aunque a veces no lo parezca). Es un factor importante a tener en cuenta para no tener que depender tanto de la soja. Por último se está hablando de bases de enero a mayo/2012 de harina de soja, a -13 €/Tm, esto demuestra la necesidad de vender que hay por parte de las plantas extractoras, pero debemos tener presente que hace muchos años que no veíamos precios tan baratos para estas posiciones.

Dentro de 3 o 4 semanas analizaremos de nuevo y más detenidamente el mercado.

7 de septiembre de 2011

Artículos relacionados

Comentario de materias primas

El otoño empieza con oportunidades de compra17-oct-2011 hace 5 años 1 meses 23 días
Filosofía veraniega08-ago-2011 hace 5 años 4 meses 2 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags