Vamos hacia un mercado pesado y desconfiado

Se me pide que comente los mercados de cereales, suerte que no debo hablar de precios….sino de tendencias. Hace un año el panorama era el siguiente: malas cosechas, previsión de stocks de final de campaña históricamente bajos, consumos récord vía piensos, biodiesel, etanol; sensación de riqueza infinita y especuladores y fondos desbocados y con liquidez para invertir.

Se me pide que comente los mercados de cereales, suerte que no debo hablar de precios….sino de tendencias.

Hace un año el panorama era el siguiente: malas cosechas, previsión de stocks de final de campaña históricamente bajos, consumos récord vía piensos, biodiesel, etanol; sensación de riqueza infinita y especuladores y fondos desbocados y con liquidez para invertir.

Un año después el panorama es el siguiente: cosechas récord, o por lo menos buenas en todo el mundo, stocks de final de campaña normales, consumos en descenso tanto en pienso como en nuevas energías, sensación de riqueza desaparecida, y especulaciones y fondos escondidos debajo de las piedras, y además con una crisis financiera sin precedentes, la cual provoca recelos, desconfianza y sobre todo falta de liquidez. Y como decía un amigo mío… para especular lo primero que hace falta es tener dinero.

¿Todo ello a dónde nos lleva? Básicamente a un mercado pesado, y desconfiado. Por un lado todo lo que se ha comprado desde cosecha ha resultado caro, o en algunos casos carísimo, con diferenciales de hasta 50 ó 60 €/Tm, según qué cereal, por otro lado sabemos que hasta nueva cosecha habrá cereales suficientes y la tendencia en el consumo no es de aumento, todo ello hace que el comprador tenga la sensación de que aunque se equivoque no comprando, el error será relativamente pequeño, en definitiva un mercado muy al día y con coberturas cortas y a corto plazo, lo que puede provocar un aumento de pesadez en el mismo.

Y ahora la pregunta del millón de dólares: ¿qué va a hacer el mercado en los próximos meses? Según mi criterio, los cereales en general y al menos hasta marzo o abril estarán más o menos estables, presupongo que mucho más no pueden bajar, pero comparto el sentimiento de que subir mucho será muy complicado. A partir de marzo/abril las perspectivas de nueva cosecha pueden marcar nuevas sensaciones y hacer variar los precios de manera significativa. En cuanto al complejo de la soja, teniendo en cuenta la bajada de fletes y la bajada de consumos, mi sensación es que el precio final puede seguir bajando, independientemente del dólar o de los futuros y más si tenemos en cuenta que la soja es el producto que menos ha bajado y se mantiene anormalmente alta, haciendo que su consumo se reduzca más por el aporte de otras proteínas más rentables.

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

Jordi Beascoechea

Comentario de materias primas

Como decíamos ayer?16-dic-2008 hace 7 años 11 meses 23 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags