Un verano caluroso y el mercado al rojo vivo

Siempre he creído que los mercados de las materias primas en general, y el de los cereales en particular, se mueven según la ley del péndulo, nunca están en el precio justo. O valen su precio en oro o no valen nada de nada. Esto viene a cuento por la reacción que han sufrido los cereales en el último mes y medio.

Siempre he creído que los mercados de las materias primas en general, y el de los cereales en particular, se mueven según la ley del péndulo, nunca están en el precio justo. O valen su precio en oro o no valen nada de nada. Esto viene a cuento por la reacción que han sufrido los cereales en el último mes y medio.

Habíamos dicho que los precios no eran caros y por tanto existía la posibilidad de que aumentasen. Habíamos comentado que la cosecha, sobretodo en Europa del Este, no estaba clara. Y por último también mencionamos que nos preocupaba la indiferencia por parte del comprador en lo que a productos en el puerto se refiere, cegados como estaban con los precios anormalmente baratos de la cosecha nacional. Bien, hemos acertado, pero nos hemos quedado cortos.

Los precios han rebotado….y de que manera! El trigo se ha disparado 50 €/Tm, el maíz unos 35 €/Tm y la cebada unos 60 €/Tm.

El porqué de esa reacción tan fuerte, aparte de la ley del péndulo comentada antes, se debe a que ha fallado de manera importante la cosecha en Europa del Este, con un descenso de la producción de cebada y trigo de 10 y 20 millones de Tm respectivamente, y eso ha tenido un efecto devastador. Por una parte Rusia ha prohibido las exportaciones de cereales hasta diciembre de 2010 (pero revisará la prohibición en octubre), hasta saber exactamente la producción de las cosechas. Ucrania no ha prohibido las exportaciones, pero quiere reducirlas, por lo que pone todas las trabas posibles para la exportación de cereales lo que, a efectos prácticos, es lo mismo. Esto ha motivado que los operadores con posiciones en estas zonas hayan tenido que salir a cubrir sus ventas en otros mercados, creando una espiral alcista hoy por hoy imparable. Todo ello sin olvidar que el granero de Europa y el norte de África (en cuanto a precios baratos se refiere) es Europa del Este.

¿Y ahora qué va a pasar? A mi entender hasta octubre seguiremos igual o peor, y a partir de entonces dependerá de las cantidades de cereales (sobretodo trigo y cebada) que se liberen a la exportación, tanto en Rusia como en Ucrania.

Hay factores para pensar que no llegaremos, ni mucho menos, a los niveles de precios de la campaña 2007/2008, entre ellos cabe destacar tres:

- Las divisas están a precios mucho más favorables respecto al euro.

- Los fletes siguen estando baratos.

- Las cosechas a nivel mundial no han sido malas, por lo que la previsión de stock final de campaña es muy aceptable.

Otro cantar es que el descenso en las previsiones se ha concentrado en la misma zona con el consiguiente desbarajuste que ya hemos comentado. Todo ello me hace pensar que a partir de octubre/noviembre los precios podrían estabilizarse, e incluso descender, aunque no bruscamente. No hemos de olvidar que la cabaña en Europa está disminuyendo con la bajada de consumo que esto conlleva. Espero que esta previsión no cumpla un dicho castellano que dice “el que tiene hambre sueña con el pan” y por lo tanto esté confundiendo los deseos con la realidad.

Ahora cambio de tercio y hablemos de la proteína. Hace muchos años conocí a un técnico especialista en soja, hoy jubilado, que siempre me decía lo mismo “de cereales no entiendo nada, pero de soja, menos” y a fe que tenía razón.

Tenemos los stocks mundiales más altos de los últimos años, una previsión de cosechas excelente, aumento de las superficies sembradas significativo….y a pesar de todo esto seguimos instalados en un precio caro. La soja sigue su senda nada bajista los motivos pueden ser básicamente estos dos:

- Como ya he reiterado en varias ocasiones, las coberturas a nivel mundial son anormalmente cortas, se supone que porqué todos estamos esperando la bajada significativa de los precios.

- Los fondos, a pesar de saber que al final la apuesta les va a costar dinero, aprovechando la escasez de coberturas, siguen aguantando las posiciones y provocando unos precios anormalmente altos. Llevan así un año y medio y hemos de reconocer que en general no les ha ido nada mal.

¿Hasta cuándo esta situación? Ya no se sabe, pero la verdad es que las nuevas cosechas están cada vez más cerca y eso, junto con lo stocks ya mencionados, debería provocar movimiento significativo a dos o tres meses vista.

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

Escrito el 2 de septiembre de 2010

Comentario de materias primas

Cambio de tercio13-oct-2010 hace 6 años 1 meses 25 días
Intentando descifrar el precio de la soja06-ago-2010 hace 6 años 4 meses 2 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags