Lee este artículo en:

Pequeñas oportunidades de compra

La oferta y la demanda son importantes pero no suficientes para determinar el precio de las materia primas, en los últimos años el petróleo y los fondos de inversión les han ganado terreno.

Lunes 16 abril 2012 (hace 4 años 7 meses 25 días)

Parece mentira pero de un tiempo a esta parte,dos o tres años aproximadamente, que tengamos buenas cosechas a nivel mundial es importante pero no suficiente y que haya más o menos consumo es importante pero no suficiente. Entonces, preguntarán ustedes, ¿ qué es “lo importante”?.Principalmente son dos factores: el petróleo y los fondos de inversión.

Empecemos a hablar del primer factor: el petróleo o más concreta mente, el precio del petróleo. La curva del precio del petróleo va estrechamente ligada a la curva de los precios de los cereales y la soja. Me imagino que hoy por hoy la producción de etanol y la de biodiesel es lo que desequilibra la balanza y le da la fuerza al petróleo (o por lo menso eso deben pensar los fondos de inversión).

El segundo factor: los fondos de inversión. Todos aquellos que, como se decía antes, operan “en papel”, que no en físico, aunque a veces sean los mismos, cada vez tienen más peso específico y no hemos de olvidar que para ellos sólo existen dos principios. El primero es conseguir beneficios a corto plazo y el segundo es que es más facil hacer subir los mercados que no bajarlos en base a las coberturas existentes y a la situación de los mercados a nivel mundial.

Todo este preámbulo es para contar lo que ha pasado este último mes: más de lo mismo. En el comentario anterior hablé del veranillo de San José, que sé existió pero duró un suspiro y con bajadas menores de las previstas debido a varios motivos. Los principales: la falta de lluvias y las perspectivas más bien pesimistas de la nueva cosecha en España y la poca oferta habitual en este periodo de febrero/marzo en cuanto a mercancía nacional. Si a esto le añadimos que las coberturas eran cortas, como no me canso de repetir mes a mes, obligó a los compradores a salir a comprar antes de tiempo, con lo que la bajada se frenó rápidamente.

Bien, ¿y ahora qué? Es curioso porque visto con perspectiva primero los precios parecían hundirse aunque no lo hicieron, después parecía que se escapaban pero tampoco fue así y al final estamos donde estábamos más o menos, al menos en cuanto a cosechas nuevas se refiere.

En lo que a los inmediatos se refiere, la verdad es que las subidas han sido evidentes tanto en trigo como en maíz para abril/mayo/junio repuntando alrededor de 10 €/Tm. También es cierto que el mercado ha cubierto bastante antes de que la subida fuera tan acusada. He de reconocer también que por primera vez en mucho tiempo los compradores han tomado posiciones para 3 o 4 meses, o sea hasta el final de la campaña vieja, e incluso se han tomado posiciones para la nueva cosecha ya sea de trigo, sorgo o maíz, por lo menos hasta enero. Entiendo que los compradores se han motivado por las diferencias de precio entre ambas: alrededor de 20/30 €/Tm dependiendo del momento y más o menos 20€ más barato que la campaña anterior para las mismas posiciones.

Sobretodo se han tomado posiciones ante las malas perspectivas y peores noticias sobre la cosecha nacional. Se habla de un 40% menos en cebada, y de un porcentaje no determinado de trigo (pero igual de pesimista). A día de hoy me parece exagerado hablar de estos porcentajes pero como dice el dicho “cuando el río suena agua lleva”.

En general de cara al futuro me siento más optimista, por un lado hay más coberturas de las habituales, por otro lado el maíz seguirá siendo el producto estrella. Otra cosa será el trigo. En la Europa de los 27 todo el trigo que queda, en principio, es panificable y el forrajero de otros orígenes está grabado con 12 €/Tm de rigor. Lo que hace que esté muy por encima del precio del maíz. A todo esto, como ha empezado a llover, es posible que en un futuro no muy lejano toda la mercancía nacional, o al menos una parte, que no salió en febrero y marzo salga ahora, con lo que ayudaría a tener unos precios asumibles, teniendo en cuenta el precio de la carne y el precio de los huevos.

En cuanto a la proteína la situación está complicada, por lo menos los dos próximos meses. El precio de la soja ha escalado hasta los 360 €/Tm más o menos (me refiero a la harina de soja 44%) y hasta que no empiece la nueva cosecha sur-americana no veo posibilidades de cambios importantes, además la colza se ha situado alrededor de los 260 €/Tm y el girasol de 34/36% alrededor de los 205 €/Tm, con lo que en este momento no nos sirve de ninguna ayuda.

Jordi Beascoechea

Jordi Beascoechea

Comentario de materias primas

La primavera el mercado altera 14-may-2012 hace 4 años 6 meses 27 días
El veranillo de San José 16-mar-2012 hace 4 años 8 meses 25 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags