La primavera irrumpe en el mercado

El 31 de marzo el USDA nos obsequió con 3 informes (intención de siembra en EEUU, stocks trimestrales en EEUU, exportaciones semanales en EEUU), en ellos se resaltaba unas exportaciones semanales muy elevadas de maíz y habas de soja, y una reducción de los stocks trimestrales de maíz y habas.

La primavera ya ha llegado, y no sólo en el Corte Inglés. El 31 de marzo el USDA nos obsequió con 3 informes (intención de siembra en EEUU, stocks trimestrales en EEUU, exportaciones semanales en EEUU), en ellos se resaltaba unas exportaciones semanales muy elevadas de maíz y habas de soja, y una reducción de los stocks trimestrales de maíz y habas. Eso fue más que suficiente para que los fondos volviesen a entrar en el mercado logrando arrastrar con ello todos los productos: trigo, harina de soja, aceite y otros mercados (LIFFE, MATIFF,…). Se contagió el espíritu alcista, y todos salieron a comprar, hasta el punto que en un momento puntual, por ejemplo, había órdenes de compra de contratos de maíz por un valor equivalente de 18,8 millones de toneladas.

Una vez pasada la primera impresión (y el susto) y visto con perspectiva, los cereales están a precios parecidos a los de hace un mes, e incluso algo por debajo. La cebada, por ejemplo, se ofrece a 224 €/Tm sobre Lérida o 228 €/Tm en la zona de Vic. Bien, es cierto que durante este mes los importadores han tenido ganas de aligerar los “largos” (stocks no vendidos) que tenían en los puertos, y han ofrecido cebada, sorgo e incluso trigos a precios competitivos. También se han sumado a las ganas de vender el mercado francés, sobretodo maíz, y el mercado nacional, intentando liquidar sus largos de cebada y trigo forrajero, sobretodo Duero y Navarra.

Resumiendo, durante este mes se han ofrecido cebadas a 215-220 €/Tm sobre puerto y sobre destino, se ha ofrecido trigo nacional a 235 €/Tm sobre Lérida, y el maíz francés o nacional, el poco que queda, se ha ofrecido a 225-230 €/Tm sobre Lérida o Barcelona.

¿Y ahora qué? Estamos en primavera, y con ello los precios se comportan como la climatología: son variables y caprichosos. Intuyo que aprovechando la bajada de precios el mercado ha cubierto todo abril y parte o gran parte de mayo. En los puertos aparentemente sigue habiendo mercancía, sobre todo maíz, y se sigue ofreciendo sorgo y cebada para abril/mayo. En cambio, parece que de trigo queda más bien poco. Por otro lado, los precios que se ofrecen para nueva campaña siguen siendo más baratos que los actuales: la cebada unos 30 €/Tm menos y en el caso del trigo 40 €/Tm menos. Creo que los precios deberían tender a igualarse, siendo más fácil que sigan bajando los actuales, por lo tanto la tendencia debería seguir siendo bajista. Aunque hay dos factores determinantes que pueden hacer inclinar la balanza definitivamente a un lado o al otro:

- Los stocks que puede haber en los puertos.
- La perspectiva de una buena cosecha.

Si en los puertos no hay suficiente mercancía o las perspectivas de la nueva cosecha se estropean, podríamos asistir a un rebote importante de precios en el mejor momento posible, a las puertas de nueva cosecha.

Resumiendo, sigo pensando que lo mejor es aprovechar las oportunidades de compra, por lo menos cubrir hasta junio y rezar para que la cosecha, sobretodo en Europa, Rusia y Ucrania, sea buena. Hemos de tener en cuenta que si Rusia o Ucrania no rebajan los stocks estratégicos, hasta septiembre no podrá llegar mercancía abundante a los puertos. Por lo tanto tendremos que vivir con la cosecha nacional, la francesa y el maíz que pueda hacer en los puertos.
El complejo de la proteína en cambio ha mejorado sensiblemente vía primas y vía divisas. Después de muchos meses la harina de soja está alrededor de los 300 €/Tm. Además, por fin hemos vuelto a un clásico: estamos en plena guerra de bases. Actualmente se ofrecen bases a menos de -5 €/Tm para junio/diciembre 2011, niveles a los que no llegamos el año pasado. Resumiendo, entiendo que la proteína debería seguir bajando, independientemente de lo que quiera hacer o no el mercado de Chicago, por la presión de Brasil y Argentina, que están en plena cosecha. El precio del aceite, alrededor de 900-950 €/Tm también generará presión en la harina de soja (que no olvidemos, aunque a veces no lo parezca, que es un subproducto). La colza y el girasol, para más INRI, siguen los pasos de la soja, y ante las perspectivas de una buena cosecha en Europa siguen cediendo precios sobretodo a partir de agosto.

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

Escrito el 7 de abril de 2011

Artículos relacionados

Comentario de materias primas

Después de mucho andar, seguimos en el punto de partida12-may-2011 hace 5 años 6 meses 23 días
Indecisión10-mar-2011 hace 5 años 8 meses 25 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags