Lee este artículo en:

Esperando el maíz

El precio del maíz sigue tensionado para los inmediatos, sin embargo las posiciones a más largo plazo hace poco más de un mes que no padecen casi oscilaciones de precio.

El último informe de stocks del departamento de agricultura de Estados Unidos del día 30 de septiembre siguió haciendo hincapié en un aumento de stocks de maíz y de soja en Estados Unidos, y una disminución de los stocks de trigo. Por una vez, el mercado de Chicago se ha comportado siguiendo la lógica: los futuros, tanto el lunes 30 como el martes 1 de octubre, cotizaron en rojo en Chicago. Ahora bien, el problema aparece cuando intentamos trasladar esta bajada a nuestro mercado (el europeo en general y el mediterráneo en particular), aquí la lógica se detiene.

Para empezar nos centraremos en el maíz. El precio sigue tensionado para los inmediatos debido a que estamos empezando la cosecha y la oferta es escasa para el maíz nacional, por lo menos hasta mediados de octubre, e insuficiente para cubrir la demanda. Debemos tener en cuenta que las existencias en los puertos son muy escasas hasta la llegada de los barcos procedentes del mar Negro. Sin embargo las posiciones a más largo plazo, ya sea noviembre/enero o febrero/mayo, hace poco más de un mes que no padecen casi oscilaciones de precio (2 €/Tm arriba o abajo dependiendo del momento y de la divisa). Particularmente el maíz esta sujeto a 3 sentimientos:

  • Será el cereal estrella en los próximos meses
  • La posición noviembre/enero está muy cubierta en puerto. La posición febrero/mayo menos pero suficiente para dar tranquilidad, por lo menos aparentemente, al comprador.
  • El importador no se siente cómodo porque teme que en el mar Negro ocurra lo mismo que en Brasil con la cosecha de soja y se colapse, aumentando demoras, y por ende costes logísticos. Se comenta que a partir de octubre sólo Ucrania ha de exportar alrededor de 1.000.000 Tm cada semana de maíz, trigo, cebada, colza, girasol…etc. No olvidemos que a parte de Ucrania en el mar Negro también se opera mercancía de Rusia y de todo el este europeo.

En cuanto al trigo, la problemática es distinta. En el sur de Europa y norte de África la cosecha ha sido buena, pero la retención por parte del agricultor es muy alta, por varios motivos:

  • El agricultor parte de la premisa que todo el trigo es panificable y, como los harineros están cubiertos, se espera a vender primero a ellos y si el trigo no alcanza la calidad que exigen, pues ya se verá.
  • El trigo, al igual que la cebada, son cereales fáciles de almacenar y conservar, por lo que la prioridad es vender y sacar el maíz de los almacenes.
  • El trigo procedente de países como Ucrania está penalizado con 12 euros de levy.

Es probable que la bajada prevista para el trigo y la cebada no la veamos hasta el próximo año, sobre todo cuando tengamos datos de siembra y preveamos una futura cosecha más o menos buena, es decir entre enero y marzo. Además, y esto es de cosecha propia, hay bastantes agricultores en España, y me imagino que en el resto de países también, a quienes no les interesa vender hasta el próximo año por problemática fiscal, independientemente del precio. Esto también es válido para la cebada. Por lo tanto, todo me induce a pensar que poco a poco los precios irán cediendo a medida que avance la cosecha y se alineen con los precios del puerto más transporte. Todo ello con un ojo puesto en los franceses que hoy por hoy siguen sin respirar. Entre tanto asistiremos a fórmulas de pienso basadas básicamente en maíz y en cuatro kilos de trigo, de cebada, de centeno o del cereal que sea.

Pasemos ahora a hablar de la soja. Es un pez que se muerde la cola. El mercado comprador esperando la ansiada bajada no tiene coberturas (me canso... ¿llevamos dos años hablando de lo mismo?) y los importadores ante la falta de ventas a futuros y con un mercado de futuros inverso no traen barcos. A ellos debemos añadir las paradas por motivo de mantenimiento anual que harán las dos extractoras en Barcelona y ya tenemos un cóctel que mes a mes se repite y hace que independientemente del comportamiento del mercado de Chicago aquí el precio se mantenga alto. Esta situación se mantendrá así un mes o dos más, por lo menos. Lógicamente los productos proteínicos que pueden sustituir parte del consumo siguen la estela y mes a mes cotizan al alza (ya sea colza o girasol). En definitiva seguimos como siempre.

3 de octubre de 2013

Comentario de materias primas

¿Dónde está el trigo?15-nov-2013 hace 3 años 25 días
Cóctel de verano13-sep-2013 hace 3 años 2 meses 27 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags