Con la cosecha a la vuelta de la esquina

Estamos a las puertas de la cosecha, olé, y eso puede dar para mucho o para poco, depende de lo que nos convenga, pero no divaguemos y vayamos a lo que nos concierne: el mercado.

Estamos a las puertas de la cosecha, olé, y eso puede dar para mucho o para poco, depende de lo que nos convenga, pero no divaguemos y vayamos a lo que nos concierne: el mercado.

En principio digamos que la cosecha en España en general se prevé buena, dependiendo de las zonas. El Duero con menos hectáreas de siembra que el año pasado pero con mejores perspectivas de rendimientos. En el Ebro, tan buena por lo menos como la última campaña, que ya lo fue. En Andalucía estamos pendientes de las calidades pero con más Tm que la campaña anterior. Y las dudas surgen en Castilla la Mancha donde se habla de reducciones importantes de rendimientos, pero en conjunto se prevé una cosecha global mayor que la campaña anterior.

En la Europa comunitaria a grosso modo se prevé una cosecha parecida a la del año anterior, pese a la reducción de superficie. Y en la Europa del este se habla de ligeras bajadas de producción, pero de bajadas significativas en cereal (básicamente trigo) para la exportación. Por ejemplo, en Ucrania se prevén dos millones menos de Tm trigo para exportar.

Bien, ¿y todo esto que nos dice? Básicamente que el comprador se siente cómodo, porque prevé que va a tener oferta y además a precios competitivos. Y por lo tanto no tiene prisa por tomar posiciones y prefiere esperar a ver el nivel de precios que va a alcanzar el mercado.

Si hablamos de precios, situamos el trigo para junio/julio alrededor de los 152-150 €/Tm sobre puerto. La cebada de importación alrededor de los 134 €/Tm y el maíz sigue sin aparecer en los puertos. Eso hace que las coberturas inmediatas sigan haciéndose con mercancías nacionales o francesas, que siguen estando significativamente más baratas: el trigo sobre Lleida alrededor de 152 €/Tm y la cebada alrededor de los 132-130 €/Tm.

Para posiciones más lejanas, léase julio-diciembre 2010, el trigo se sitúa alrededor de los 147-146 €/Tm y la cebada a niveles de 136/134 €/Tm.

Hay dos cosas que quería comentar: la primera, debemos tener en cuenta el cambio de escenario de la divisa. El año pasado el Euro se cotizaba a 1,60-1,55 dólares y actualmente su cotización ha bajado hasta alcanzar los 1,19 dólares. Entiendo que el recorrido de bajada de los cereales, sobretodo el trigo, es limitado. En segundo lugar, el diferencial entre cebada y trigo actual es demasiado grande, alrededor de los 20 € o más, y por lo tanto, si el trigo no puede bajar mucho más, lo lógico es que el precio de la cebada en un momento dado rebote y se sitúe en un diferencial mucho mas lógico (alrededor de 12 €/Tm).

Resumiendo, como ya dijimos hace algunos meses, aparentemente los cereales este año no serán caros y, pese a las divisas, difícilmente llegarán a los niveles de precio del año pasado.

Bien, y ahora las proteínas, sobretodo la soja.

Seguimos donde estábamos, coberturas cortas, sobresaltos continuos y llegadas de barcos escasas (esta última situación está cambiando desde hace unos cuantos días) y precios anormalmente altos, a día de hoy alrededor de 310 €/Tm para la harina de soja 44%.

Una vez dicho esto, las perspectivas a el corto plazo son más halagüeñas. Anulación de embarques de soja por parte de China, llegadas más continuadas de barcos a los puertos españoles con el consiguiente aumento de oferta por parte de los importadores. Pero seguimos con coberturas anormalmente cortas, lo que no quita tensión al mercado.

Entiendo que el mercado comprador debería olvidarse un poco de los precios e intentar cubrir por lo menos hasta julio/2010, para poder tener unos precios más lógicos a partir de agosto/2010, teniendo muy en cuenta que, al igual que con los cereales, el factor divisa, es decir el encarecimiento del dólar, juega en contra de la bajada de precios.

Resumiendo, seguimos esperando la bajada significativa de precios que no llega, pero para ello el mercado comprador debería tomar posiciones de coberturas algo más a largo plazo. Esto dejaría sin argumentos alcistas a los fondos y se podría conseguir, por fin, que se noten los 47 millones de Tm más de esta cosecha.

A todo ello, por motivos que comenté en mi anterior informe la colza’00 y el girasol para más INRI siguen su propio camino con precios prohibitivos, por lo que no nos ayudan en nada a rebajar la tensión de la proteína en el mercado, más bien todo lo contrario.

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

Escrito el 9 de junio de 2010

Comentario de materias primas

El calor aprieta, los precios también21-jul-2010 hace 6 años 4 meses 20 días
La proteína y otros desencuentros20-may-2010 hace 6 años 6 meses 21 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags