Lee este artículo en:

Año nuevo y hablando de soja

Durante demasiado tiempo la soja se ha cotizado entre 450-520 €/Tm. ¿Qué razones tenemos para este cambio en la estructura de los precios?

Como dijo un espabilado: el pasado ya es inamovible, el futuro es incierto y por lo tanto sólo nos queda el presente…y se quedó más descansado que Dios. Aunque lo dicho es cierto, ¿qué hacemos cuando el presente está muerto? (en lo que al mercado se refiere… ¡no se asusten!) En el momento de escribir este texto aún no se han terminado las fiestas y es posible que los mercados no respiren hasta la semana que viene. Lo único de lo que se me ocurre hablar es de lo único que nadie acaba de entender: la soja.

Desde hace casi dos años el mercado está esperando una corrección más o menos importante, y espera que esperarás no sólo esta bajada tan importante no se ha producido sino que podemos decir que los precios de soja más baratos que hemos visto han sido alrededor de 420 €/Tm para posiciones cortas y 410 €/Tm para una posición enero-abril o 360 €/Tm para una posición mayo-septiembre. Durante demasiado tiempo la soja se ha cotizado entre 450-520 €/Tm. ¿Qué razones tenemos para este cambio en la estructura de los precios?

  • Aunque se ha repetido por activa y por pasiva, no debemos olvidar que cada año nacen 60/70 millones de personas en el mundo. El crecimiento económico de algunas superpotencias como China e India ha disparado la demanda de proteína (ya que cada vez más población tiene recursos suficientes para incorporarla al menú). Lo que sí ha contribuido a frenar este aumento de consumo de comida es posiblemente la crisis en los países desarrollados (Europa y USA principalmente), debido a la crisis se ha reducido alrededor de un 8% el consumo de uno de los principales consumidores de alimentos: el cubo de la basura.
  • El mercado de la soja está concentrado en el mercado de Chicago. Esto es así porque a diferencia de los cereales, la soja exportable se produce casi exclusivamente en países del continente americano. Esto hace que sea más fácil de manipular o controlar. Los fondos de inversión han encontrado la horma de su zapato en el complejo de la soja. Han entrado con fuerza, en momentos puntuales pueden llegar a representar un 40% del total, por lo que tienen una enorme incidencia, con las ventajas y desventajas que ello conlleva. A diferencia de los fundamentales que utilizan el mercado para minimizar riesgos de las oscilaciones del mismo, los fondos buscan conseguir un beneficio a corto o mejor a muy corto plazo. Para más inri muchos fondos van indexados a programas informáticos, por lo que cuando los mercados llegan a ciertos niveles compran, venden o cambian posiciones y en muchas ocasiones van también indexados a otros mercados y otras materias primas, añadiendo más leña al fuego para dificultar la toma de decisiones del personal. Lo único cierto es que a largo plazo la lógica se impone, pero como ya he comentado más de una vez es difícil preveer casi nada. Por último digamos que estos programas intentan minimizar pérdida, es por ello que las bajadas generalmente van por la escalera y las subidas siempre en ascensor.
  • Otro factor a tener en cuenta es el precio de la carne, los huevos y demás derivados. Si hay una fuerte demanda de esos productos, el precio de estos tiende a subir por lo que se intentará aumentar su producción para aumentar rentabilidades. El aumento de producción obviamente comporta un aumento de demanda de materias primas para la fabricación de pienso (hasta aquí el a-b-c de de la ley de la oferta y la demanda). Lo que intento decir es que a la larga, exceptuando momentos puntuales, a mayor precio de la carne a nivel internacional no se deben esperar precios excepcionalmente baratos. Esto es aplicable a todo el complejo de la proteína, ya que los cereales son más sustitutivos unos de otros.

Y para terminar, hablemos de lo que nos depara o nos puede deparar el futuro más inmediato. En marzo se supone que el agricultor de USA ha de decidir si siembra soja, maíz o trigo. A día de hoy está claro que es difícil que escoja maíz (si puede evitarlo), por lo que la decisión se decanta claramente por la soja y en menor medida el trigo. El comportamiento normal del mercado de Chicago sería corregir la correlación entre el precio del maíz y la soja haciendo que la diferencia de precios se reduzca para que la desviación sea menor. Esa corrección en este caso vendría por hacer subir el precio del maíz (harto difícil dado los stocks finales previstos) o haciendo bajar el precio de las habas de soja. Lo interesante sería saberlo hoy pero eso no es posible. En general me parecería lógico que se corrigieran ambos factores… pero ya veremos.

Además debemos tener en cuenta que esto también afectaría a los demás cereales. Con esta misma lógica ya sabríamos las hectáreas sembradas y el comportamiento de la floración. Por lo que si somos optimistas y vemos buenos datos de hectáreas, saldrían al mercado los stocks existentes tanto de trigo como de cebada, que no son pocos, saliendo con más o menos fuerza al mercado.

En resumen, nos esperan unos meses interesantes, por lo menos movidos…así que aprovecho para desear a todo el mundo un feliz año nuevo.

3 de enero de 2014

Comentario de materias primas

Maíz, revoluciones y subidas de precio14-feb-2014 hace 2 años 9 meses 21 días
Puertos llenos, coberturas hechas y el maíz subiendo16-dic-2013 hace 2 años 11 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags