Lee este artículo en:

Agosto movidito en los mercados

En agosto el mercado nos regaló una corrección importante a la baja que propició la oportunidad de cubrir sobretodo soja.

Aunque mucho de nosotros hemos aprovechado para disfrutar de unos días de vacaciones, este mes de agosto el mercado no ha descansado en absoluto. Resumiendo, el miércoles 12 de agosto, con la publicación del informe WASDE del departamento de Agricultura de Estados Unidos, el mercado nos regaló una corrección importante. La bajada del mercado propició la oportunidad de cubrir sobretodo soja, llegando a cotizar alrededor de 345 €/Tm la posición septiembre/diciembre 2015. Días después cogió el relevo el trigo. Empezamos a oír cotizaciones alrededor de 180 €/Tm para la posición de septiembre/diciembre 2015. Poco a poco la presión vendedora se fue instalando en los mercados, lo que llevó a los precios del trigo a descender hasta 176-175 €/Tm para la posición enero/mayo 2015. El panorama macroeconómico ha acabado de consolidar los precios a la baja. El miedo a la ralentización de la economía China generó la salida en estampida de los fondos del general de commodities (incluido un lunes negro en las bolsas por temor a un crash bursátil del gigante asiático a pesar de los esfuerzos del gobierno para frenar la sangría del mercado con devaluación del yuan incluida). No olvidemos que China es el gran consumidor de commodities a nivel mundial, y cualquier duda sobre la salud de su economía se traslada directamente a los precios de las materias primas. Con este panorama la soja nos dio otra oportunidad el lunes 24 pero eso sí, la oportunidad duró poco más de media hora (el dólar pasó de 1,15 a 1,17 para volver a 1,155). Esta vez ser cerraron operaciones de soja para todo el 2016 a 337-335 €/Tm, el mínimo que hemos visto de momento para el año que viene (un apunte, 24 horas más tarde esta misma posición estaba alrededor de 344 €/Tm, está claro que la volatilidad en este producto está garantizada). También se volvieron a repetir los niveles de 345 €/Tm para septiembre/diciembre 2016.

En mi empresa, con mi equipo, dedicamos muchas horas a discutir que va a hacer el mercado, es raro que nos pongamos todos de acuerdo, pero si algo tenemos claro es que las compras “al día” sólo conllevan precios caros y estar expuesto a los vaivenes del mercado. Los precios que han configurado durante varios años el rango bajo del precio de la campaña siempre son una oportunidad de compra, diga lo que digan los fundamentales, la divisa o los fondos. Por eso cerrar soja a largo plazo a estos niveles es tan interesante.

El maíz sigue sin ser realmente competitivo. No ha participado de esta presión vendedora que han tenido el trigo o la soja, o por lo menos no lo ha hecho en la misma medida. Se han oído precios alrededor de 168-169 €/Tm para posiciones noviembre/2015 – enero/2016, pero el “spread” con el precio del trigo (alrededor de 5-7 €/Tm) sigue sin hacerlo realmente interesante a los ojos de los compradores. Con los puertos llenos de maíz y estando a las puertas de la cosecha, los fabricantes esperan que en breve se empiecen a oír precios más competitivos, lo que está por ver es quien romperá primero la baraja, si la importación, el mercado vendedor francés (hasta ahora desaparecido o casi) o el nacional. Porque aunque mucho se ha hablado de la reducción de cosecha Europea, y sobretodo francesa, debido a las altas temperaturas del mes de julio, siempre hay presión de cosecha que espolea los precios a la baja. Por eso mi consejo es esperar un poco que empiece a aumentar la presión vendedora para poder cerrar posiciones tanto noviembre 2015/enero 2016 como para largo plazo (no olvidemos que se ha podido cerrar maíz para todo el año 2016 alrededor de 174-175 €/Tm). El maíz tendrá que buscar su hueco en el consumo, así que hasta este momento tocará esperar.

La cebada sigue desaparecida, sin ofertas interesantes pero con demanda casi nula. Aunque siguen habiendo ofertas de centeno sobre 162-161 €/Tm para posiciones de octubre a diciembre/2015 que deberían ejercer presión sobre la cebada, ésta baila otro compás este año, por lo menos de momento.

La colza y el girasol siguen estando fuera de mercado a precios no competitivos, aunque la colza ha sufrido una importante bajada de precio (posiciones disponibles se ha podido comprar a 253 €/Tm) los compradores se decantan más por el consumo de harina de soja. Aunque es cierto que la cosecha europea de colza ha sido bastante pobre y los molturadores han pagado la semilla bastante cara, la harina de colza de momento queda fuera de juego para los fabricantes de piensos, así que esperemos a ver qué pasa los próximos meses.

2 de septiembre de 2015

Comentario de materias primas

Se acaba el verano esperando la cosecha de maíz13-oct-2015 hace 1 años 1 meses 21 días
Weather market13-ago-2015 hace 1 años 3 meses 21 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags