Lee este artículo en:

2016, todo el año por delante

¿Qué nos depara el 2016 en materia de materias primas?: ralentización del consumo, commodities más baratas, precio del petróleo en mínimos, fletes más baratos, bajada de la soja, cambios en Argentina,…

Parece mentira, pero estamos a punto de terminar otro año. En estos días es frecuente hacer un resumen del año que acaba. Personalmente creo que todos lo tenemos presente, así que hoy he preferido hacer hincapié en el inicio del nuevo año, con las esperanzas e incertidumbres que conlleva. Vamos a ver dónde estamos e intentar predecir que nos puede deparar este 2016.

En primer lugar vamos a resumir los principales factores que nos seguirán acompañando este año que empieza:

  • Los stocks finales de campaña de todas las materias siguen siendo, por decirlo suavemente, más que generosos.
  • En segundo lugar, el consumo se ha ralentizado o por lo menos no tiene los aumentos tan optimistas de los últimos años, la causa principal es la desaceleración del gigante Chino (no olvidemos los sustos bursátiles que nos ha dado esta segunda mitad de año) y no parece que este 2016 se invierta esta tendencia.
  • Ligado al punto anterior, las commodities en general están baratas, la bajada de precios ha hecho que algunos gurús hablen del fin del superciclo de commodities. Lo que sí está claro es que la ralentización económica mundial ha pasado factura a los precios de las materias primas (así como a las economías de los países productores) y no parece que esta situación vaya a cambiar en el corto plazo.
  • En tercer lugar, el petróleo está en mínimos. Desentrañar las causas de la bajada del crudo merecería un artículo en sí mismo, así que no me voy a explayar pero la entrada en escena de Irán ofreciendo crudo barato, las guerras internas en la OPEP (parece que ha dejado de ser el cártel para garantizar el precio del petróleo y los intereses de los países productores, lo cual era el motivo de su creación), la guerra de los países petroleros contra la industria del fracking y todo adobado con diferencias religiosas nos da un escenario de precios a la baja que no parece que vaya a remitir en 2016.
  • También aparecen en escena los precios de los fletes, que están en niveles no vistos en muchos años. El BDI índex (principal indicador del precio de los fletes) ha bajado un 40% este último año (un 78% de caída en dos años), lo que favorece la aparición en escena de nuevos orígenes con mercancías competitivas.
  • Las coberturas para este 2016 también son elevadas, por lo menos para el primer semestre, lo que garantiza cierta tranquilidad a los compradores.
  • El precio de la soja se ha vuelto a situar en niveles de precios no vistos desde hace años. Por primera vez en mucho años los compradores se habían decidido a tener coberturas para el 2016 más elevadas de lo habitual (se habla de un 40-50% de coberturas) que ahora resultan a precios caros, ya que la soja se ha cotizado a 300 €/Tm (precio que aunque ahora nos parece natural, hacía años que no veíamos).
  • Argentina encara el año que empieza con nuevas políticas económicas debido al cambio de gobierno. Ya hemos visto como en diciembre el gobierno electo de Macri ha eliminado las tasas de exportación de trigo y maíz, ha bajado las de la soja y el peso se ha devaluado un 26% frente al dólar, lo que le ha hecho tener nuevas oportunidades en el mercado como la venta de trigo a Egipto a finales de diciembre, que se cerró a 6$/Tm por debajo de las ofertas de trigo francés (también los fletes tan baratos jugaron aquí un factor importante para hacer competitivo en Egipto el trigo argentino frente a orígenes mucho más cercanos como Francia o Rusia).
  • La bajada en el precio de la soja se ha llevado por delante los precios de la harina de colza y del girasol, reivindicando así su protagonismo para el consumo los próximos meses.
  • Un factor crucial para este año 2016 será el precio de la carne. Por lo menos en lo que a porcino se refiere. Este año no se vislumbra nada halagüeño para los productores de carne de cerdo y, quien más quien menos, ya está haciendo previsiones de cuanto se va a perder.
  • Los puertos continúan llenos de mercancía y no parece que la situación vaya a cambiar los próximos meses. Esta abundancia de mercancía junto a las elevadas coberturas nos garantiza cierta estabilidad en los precios y que se siga trabajando por debajo del precio de reposición.

Con todos estos factores encima de la mesa parece que la receta para los primeros meses del 2016 se va a seguir cocinando con precios estables y tensiones más bien bajistas presionados por los stocks existentes.

Aun teniendo en cuenta que los tam-tam alcistas han empezado a sonar intentando poner en el foco de la noticia la climatología ya sea en Sudamérica (exceso de lluvias en Argentina, tiempo seco en algunas zonas de Brasil o extremadamente húmedo en otras… lo que nos hace pensar que cualquier día se empezará a hablar de la roya) como las temperaturas anormalmente altas en el sur de Europa o las inundaciones en Inglaterra. Aunque de momento creo que estas malas noticias climatológicas pueden estar contrarrestadas con la presión vendedora que podemos ver en Argentina los próximos meses, veremos si esta situación climatológica adversa remite los próximos días, porque podría convertirse en el perfecto asidero para los alcistas.

En resumen, este año que ha pasado nos hemos acostumbrado a ver los precios fluctuar en rangos anormalmente pequeños, parece que los próximos meses vamos a seguir viendo los precios moverse en este rango de estabilidad. En cuanto al segundo semestre, hoy por hoy me parece muy difícil de predecir, ya que dependerá de las cosechas y evidentemente en el mes de enero éstas no están garantizadas en absoluto. Tendremos que esperar a marzo - abril a que el agricultor empiece a ver como se empiezan a definir las cosechas para que quiera vender o no los stocks almacenados. Pero para ser prudentes creo que se puede operar a precios que empiezan a ser interesantes para posiciones del segundo semestre, habrá que estar atentos a cómo evolucionan.

Por último despedirme de ustedes deseándoles un feliz y próspero año 2016.

Jordi Beascoechea

Jordi Beascoechea

29 de diciembre de 2015

Comentario de materias primas

Mercado apático en busca de oportunidades15-feb-2016 hace 9 meses 25 días
Larga apatía en los mercados15-dic-2015 hace 11 meses 25 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags